Una figura de Tintín con el cohete al fondo que lo llevó a la Luna presente en la exposición - J. M. Serrano
Exposición

El CaixaForum Sevilla viaja a la Luna de la mano de Tintín

La exposición «Tintín y la Luna» conmemora el medio siglo de la primera misión tripulada que alcanzó el satélite

Jesús Morillo
SevillaActualizado:

El hombre llegó a la Luna el 20 de julio de 1969, fecha en la que el astronauta estadounidense Neil Armstrong dijo pisando el satélite aquello de «es un pequeño paso para el hombre, pero un salto para la humanidad».

Dieciséis años antes, sin embargo, un héroe del cómic como Tintín se adelantó a la primera expedición tripulada y pisó por primera vez la Luna en 1953, fecha en la que se publicó «Aterrizaje en la Luna», segundo volumen de la serie iniciada por Hergé tres años antes con «Objetivo la Luna».

Lo curioso es que Tintín dijo algo parecido a Armstrong cuando se bajó del cohete. «¡Ya estoy aquí! ¡He dado unos cuantos pasos! Seguramente por primera vez en la historia de la humanidad, se ha caminado sobre la Luna», dijo el periodista.

Quizás por las similitudes de las frases y, sobre todo, por el realismo que el belga Georges Remi, mundialmente conocido como Hergé, imprimía a sus documentadas historias, la Fundación Bancaria «La Caixa» ha elegido a Tintín para celebrar el medio siglo de la llegada del hombre al satélite.

El resultado es la exposición «Tintín y la Luna. 50 años de la primera misión tripulada», que se puede ver desde este jueves al próximo 27 de octubre en el CaixaForum Sevilla y que presenta de la mano de este personaje del cómic el camino que llevó al hombre a este satélite, desde los descubrimientos de Galileo Galilei al proyecto espacial de la Nasa que culminó ese 20 de julio de 1969 con el alunizaje del Apolo XI.

La exposición fue diseñada por los responsables de la Fundación Bancaria «La Caixa» para su espacio CosmoCaixa, su museo de la ciencia, por lo que tiene un importante función divulgativa con el objetivo de acercar la ciencia a toda la familia.

De hecho, el apartado dedicado a Tintín ocupa solo una de las salas, en la que se reproducen originales con los bocetos de las páginas a lápiz, a tinta y posterior coloreado, mostrando todo el proceso de creación del cómic.

Originales y maquetas

Estos originales se acompañan de figuras a escala de Tintín, el capitán Haddock, el profesor Tornasol, el perro Milú... junto maquetas del cohete, una recreación casi en clave pop del V2 alemán, y la oruga lunar, así como un ejemplar de «L'Astronautique», un libro que Hergé consultó para documentarse.

«La representación de la Luna que hizo Hergé se consideró la más fidedigna de la superficie lunar antes de la llegada del hombre», señaló el asesor científico de la exposición Rafael Clemente, quien explicó el reducido espacio que ocupa Tintín dentro de la muestra en las reticencias que pone la Fundación Hergé para que su personaje comparta protagonismo en una muestra.

Maqueta del Saturno 5
Maqueta del Saturno 5 - J. M. Serrano

Por ese motivo, el director del Área de Cultura y Divulgación Científica de la Fundación Bancaria «La Caixa», Ignasi Miró, quiso agradecer la «complicidad» de la fundación belga por prestar unos materiales que «cede en muy pocas ocasiones».

En consecuencia, el grueso de la exposición está formada por materiales de divulgación científica que muestran la epopeya de viajar al espacio, a través de fotografías de gran definición que tomaron Armstrong y Buzz Aldrin en la Luna, maquetas y reproducciones de objetos históricos, como una del telescopio con el que Galileo descubrió que la luna no era una esfera lisa, sino que tenía cráteres, montañas y llanuras. Toda una revolución para la Astronomía.

Así, el visitante puede ver maquetas del Saturno 5, el primer cohete estadounidense que logró salir al espacio exterior, una reproducción de la Luna que se encuentra a la entrada de la exposición que la reproduce al milímetro, incluida su cara oculta, y a pocos pasos de un traje de astronauta que permite hacerse una foto como si el visitante fuera un miembro del Apolo XI.

Además, numerosas pantallas interactivas permiten seguir detalladamente las diversas fases del viaje, como el aterrizaje del módulo lunar, o ver dónde han alunizado las diferentes misiones tripuladas y no tripuladas.

La exposición presenta también una reproducción del ordenador de a bordo, menos potente que un «smartphone» actual, así como alimentos liofilizados, de menor peso, que los astronautas debían consumir agregándoles agua con un pistola.

Aunque lo más llamativo de la exposición son dos reproducciones y una especie de grúa con poleas y contrapesos que permite reproducir para el visitante la sensación de caminar por la superficie lunar.

Reproducción de la cápsula del Apolo XI que regresó a la Tierra
Reproducción de la cápsula del Apolo XI que regresó a la Tierra - J. M. Serrano

Las dos reproducciones, a escala real, son de la cápsula del Apollo XI en la que los astronautas regresaron a la Tierra y del puente de mando del módulo lunar, en el que se pueden apreciar los controles que debían accionar los dos miembros de la misión que bajaron al satélite.

Pero lo que, a buen seguro, más disfrutarán los niños será el arnés conectado a la grúa, desarrollado por el personal de CosmoCaixa, que permite caminar como si se estuviese en la luna y al que se podrá acceder en unas horas concretas durante el fin de semana.

Actividades paralelas

Por la dimensión científica que presenta esta muestra, es recomendable la visita comentada que ofrece el CaixaForum, cuyos horarios pueden consultarse en su web. Además, tal como indicó el director del CaixaForum Sevilla, Moisés Roiz, la exposición está acompañada de numerosas actividades paralelas.

Entre ellas destaca, para este viernes 12 de julio, una observación astronómica en el exterior del CaixaForum en colaboración con la asociación Astronomía Sevilla y la celebración de la Semana de la Luna.

Esta última presenta, entre otras actividades, «Los chicos y las chicas de la Luna», en la que todos los que cumplen cincuenta años en 2019 pueden disfrutar de visitas comentada gratuitas junto a sus familiares del 15 al 21 de julio.

Además, el sábado 20 de julio el Caixa Forum celebrará el 50 aniversario del alunizaje con el taller familiar «Astronaut Academy», visitas cara a cara a la exposición, microconciertos y la proyección de los episodios uno y dos de «Objetivo la Luna», de Tintín.