La consejera Patricia del Pozo durante una visita al Museo de Bellas Artes
La consejera Patricia del Pozo durante una visita al Museo de Bellas Artes - ABC
Museos andaluces

La Consejería de Cultura activa un plan de inversiones extraordinarias para los museos andaluces

Destinará 681.400 euros extra en los presupuestos de 2019 para inversiones concretas en conservación y mantenimiento

SevillaActualizado:

El Día Internacional de los Museos es una fecha de celebración en todo el mundo de estos contenedores de arte y conocimiento, aunque en Andalucía ha sido también históricamente una jornada de lamentaciones por la situación de estos centros y de reivindicación de las necesarias inversiones para su mejora.

Aquí hay demandas históricas, como la ampliación del Museo de Bellas Artes de Sevilla que se remonta a los años 80 del pasado siglo, o la reforma del Arqueológico, con un proyecto aprobado de Guillermo Vázquez Consuegra cuyo coste inicial ha rebajado el Gobierno hasta los 23 millones con el objetivo de acometerlo en los próximos años.

Estas grandes obras, que dependen del presupuesto del Ministerio de Cultura, han actuado en muchas ocasiones como los árboles que no dejan ver el bosque de la gestión del día a día de los museos, en manos de la Junta, que presenta carencias, en algunos casos, tan graves como el hecho de que el proyecto expositivo del Museo de Jaén no se haya renovado desde 1973.

El dato lo ofreció en sede parlamentaria la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, y es ilustrativo de la situación en la que su nuevo equipo ha encontrado la red de quince museos de titularidad estatal que gestiona, más el Museo Íbero, de titularidad autonómica.

Desde la consejería señalan que la situación general que se han encontrado no era buena, ya que, entienden, los ejecutivos anteriores habían descuidado el mantenimiento de estos centros, algunos de ellos con dependencias cerradas, como el Arqueológico de Granada, o con redes en la fachada a la espera de obras de consolidación, como el de Artes y Costumbres de Sevilla.

Plan de choque

Ante esta realidad, la consejera de Cultura ha decidido poner en marcha una estrategia con medidas a corto y a largo plazo, a las que ha tenido acceso ABC. Entre las primeras, está la activación de un plan de choque para los museos gestionados por la Consejería con cargo a los presupuestos andaluces para 2019, que se están elaborando actualmente.

La medida plantea una inversión extraordinaria al capítulo de inversiones para estos museos por valor de 681.400 euros, destinados a mejorar la calidad de estas instituciones, incidiendo en cuestiones de conservación y de funcionamiento, que abarcan desde la mejora de los sistemas de climatización de las salas a la renovación de sistemas de iluminación, pero también mobiliario para las zonas de almacenaje y cámaras de seguridad.

La ejecución de estas actuaciones se realizará por dos vías: de un lado, a través de contratos de suministros y obras que realicen las propias instituciones; y, de otro, a través de suministros centralizados, en cuestiones como la maquinaria o almacenaje de bienes culturales, con los que la Consejería pretende lograr un «considerable ahorro tanto en materia económica como de recursos humanos».

Museos Sevillanos

La institución a la que la Consejería va a destinar una inversión extraordinaria mayor, con 138.000 euros, es el Museo de Bellas Artes de Sevilla. De hecho, esta es la mayor inyección de recursos en mantenimiento, y dejando aparte las inversiones para grandes exposiciones como las del Año Murillo, que recibirá la pinacoteca sevillana en muchos años.

En concreto, la inversión de la Dirección General de Innovación Cultural y Museos contempla la sustitución de parte del equipo de climatización (unos 72.500 euros), además de la adecuación y ampliación del sistema de videovigilancia, dotación de luminarias, iluminación del claustro mayor con LED y plataforma de discapacitados, entre otras acciones.

Le sigue en volumen de inversión el Museo de Almería, que recibirá 110.000 euros para, entre otros, la compra de 150 contenedores apilables para el sistema de almacenaje, una máquina auxiliar de elevación, mobiliario de sala y de almacenaje.

Para los museos sevillanos también se contemplan 36.500 euros para el de Artes y Costumbres Populares para nuevos armarios y para la climatización del llamado Salón de Orleans, el único sitio en el que se pueden organizar actos públicos.

Todas estas inversiones persiguen, señalan desde la Consejería, ir reparando, de entrada, las patologías detectadas en los edificios históricos que albergan los museos, necesarias para su correcta conservación.

Estas obras son necesarias no solo por el «decoro» que debe mantener la institución, sino porque la falta de mantenimiento «revierte generalmente en un colapso de infraestructuras», que debería reparar el Ministerio como titular y que supondrían un gasto mayor.

Barreras arquitectónicas

Además, estos fondos van destinadas a la eliminación de barreras arquitectónicas pendientes, para garantizar la accesibilidad, así como la mejora de las áreas de acogida del público para hacerlas más confortables. Esto pasa también por introducir medidas de ahorro energético en la iluminación, pero también en la renovación de los sistemas de seguridad.

En paralelo, la Consejería de Cultura y Patrimonio pretende mejorar los equipamientos de las áreas de almacenaje y conservación de las obras, posibilitando un «uso más eficaz y eficiente de los espacios, contribuyendo a paliar en la medida de los posible la endémica saturación de los depósitos». A ello se suma la necesidad de modernizar los equipos de los talleres de restauración.

Hasta aquí esta primera batería de medidas urgentes que generarán una inversión extraordinaria de 681.400 euros el próximo año. Pero este es solo el primer paso que quiere dar Patricia del Pozo en relación con los museos andaluces, explican desde Cultura.

De entrada, estas carencias en materia de conservación y mantenimiento de estas instituciones denotan la necesidad de una mayor inversión, que deberá concretarse en sucesivos ejercicios presupuestarios, con el objetivo de ir modernizándolas y evitar episodios de obsolescencia como el mencionado del Museo de Almería.

A la espera del Ministerio

Por otra parte, la Consejería de Cultura está a la espera de que se nombre un nuevo Ejecutivo en el Gobierno de la nación, para conocer qué interlocutor tendrá en el Ministerio de Cultura con el que negociar las grandes obras pendientes como la ampliación del Bellas Artes y la reforma del Museo Arqueológico, del que se está esperando el modificado del proyecto que se le encargó al arquitecto.

Hay que recordar que el pasado verano el actual ministro de Cultura en funciones, José Guirao, llegó a un acuerdo con el entonces consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, para desatascar las reformas de ambos museos, hasta el punto que este último habló de un calendario con fechas y actuaciones prefijadas, a la que el cambio de color político en el Gobierno andaluz no tendría que afectar.

Desde la Consejería confían, además, que el Ministerio integre dentro de su red estatal al Museo Íbero de Jaén, inaugurado en diciembre del pasado año, lo que redundaría en una mayor dotación de contenidos.

El entendimiento entre el Gobierno y la Junta es clave para dejar atrás la estéril confrontación, ya que esta gestiona quince museos estatales en las ocho provincias andaluzas.