Dani Martín, en su concierto sevillano
Dani Martín, en su concierto sevillano - Raúl Doblado
Concierto

Dani Martín y sus grandes éxitos toman Sevilla

El madrileño actuó anoche en el auditorio Rocío Jurado para celebrar su mayoría de edad sobre los escenarios

Fernando Rodríguez Murube
SevillaActualizado:

El hecho de que una canción que vio la luz hace apenas un mes y medio, sin ni siquiera estar incluida dentro de un disco, sea coreada como si no hubiera un mañana por absolutamente todo un auditorio con más de siete mil fans, deja a las claras el tirón y la magnitud del artista que visitó anoche Sevilla. Hablo de Dani Martín y «Dieciocho», su nuevo y paradigmático tema que entró directamente al número 1 de ventas y radios desde el mismo día de su lanzamiento, y que ilustra a la perfección el concepto de su flamante gira, «Grandes éxitos y pequeños desastres».

A sus 41 años, el cantante madrileño acaba de cumplir la mayoría de edad en los escenarios. 18 años de carrera que el madrileño ha considerado una excusa perfecta para hacer balance de todo lo vivido a lo largo de estas casi dos décadas que le han hecho pertenecer por méritos propios a la aristocracia del pop español del siglo XXI.

Dentro de los fastos por este aniversario que suponen todos y cada uno de los conciertos de esta gira que arrancó en Madrid el pasado 30 de abril y que está siendo un auténtico bombazo, Dani Martín hizo parada anoche en el auditorio sevillano Rocío Jurado para desgranar sus grandes hits tanto al frente de El canto del loco como de su actual carrera en solitario.

Desde el minuto uno el cantante se encargó de caldear el ambiente y añadir los grados que le faltaban a una atípica, por fresca, noche sevillana de junio. El concierto fue un claro guiño a su etapa al frente de El Canto del loco, mitad agradecimiento y mitad reconciliación con el pasado. Y es que como el propio artista ha reconocido en los días previos a la cita sevillana, «casi todas estas canciones forman parte de mi vida, las he escrito, las he sentido y me han hecho llegar hasta hoy».

De hecho, sonaron 13 canciones de dicha banda por 10 de su aventura en solitario. Además, arrancó y terminó el concierto con dos temas de «El Canto»: «Volver a disfrutar» y «Zapatillas», respectivamente. Conforme Dani Martín fue desgranando su amplísimo repertorio, uno se iba percatando del gran impacto comercial que ha tenido y sigue teniendo este artista, sumando no menos de una veintena de temas que puede ser cantado por cualquier hijo de vecino, sea fan del grupo o no. No obstante, durante los casi veinte años de carrera que acumula, el madrileño ha vendido millones de discos y ha catapultado hasta lo más alto a la mayoría de sus singles, logrando el apoyo de público y crítica.

Dúo con El Canijo de Jerez

Así, temas como «Las ganas», «Peter Pan», «Contigo» (cantada a dúo con un fan), «Volverá» y un largo etcétera fueron coreadas prácticamente enteras en clara comunión entre artista y público. Destacaron «Que se mueran de envidia»; la rockera «Besos»; «Mi lamento», dedicada a su hermana fallecida hace unos años y que interpretó visiblemente emocionado; y «Tal como eres», cantada con el solo acompañamiento de su guitarra.

Ya en los bises, el polifacético artista invitó al escenario al Canijo de Jerez, con quien cantó «Nubes de pegatinas» y «A la luz del lorenzo», ambas de Los Delinqüentes. Antes, el gaditano tuvo el acierto de hacer un elegante guiño a la ciudad con fragmentos de «Yo me quedo en Sevilla» de Pata Negra, y «Todo es de color» de Triana.

En total fueron casi tres horas sumergidos en el universo popero de este canalla sentimental, o sensiblón malote —después de tantos años aún no se sabe si fue antes el huevo o la gallina—. De este modo, Dani Martín vuelve a pasar con nota otra de las decenas de pruebas que conforman esta ambiciosa gira, sacando músculo en forma de cascada de éxitos y demostrando que está en un gran momento.