Manuel Garrido junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas
Manuel Garrido junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas - ABC

Muere Manuel Garrido, autor de «Las Sevillanas del adiós» y de «Pasa la vida»

Autor de cientos de sevillanas y otras tantas coplas que han sido interpretadas por artistas como Macarena del Río, Lolita Sevilla, El Peregil...

SEVILLAActualizado:

Adiós al autor de las «Sevillanas del adiós». Manuel Garrido, probablemente el autor de sevillanas más trascendente del último medio siglo, falleció esta noche en Sevilla a los 94 años, dejando para la historia varias composiciones de gran repercusión popular, entre ellas las sevillanas que tarareó el Papa Juan Pablo II durante su primera visita a la capital andaluza.

Manuel Garrido López, nacido en Morón de la Frontera el 15 de noviembre de 1924, estudió en el Colegio Salesiano, donde brotó su afición por el teatro y la literatura. A los 27 años se trasladó a Sevilla como empleado del Banco Central. En la capital ingresa en la institución «Galas Juveniles» como actor y autor de comedias infantiles. Al poco es reclamado por Radio Sevilla como actor, ejerciendo asimismo como autor de guiones y presentador de programas. En los años sesenta asumió el reto de revitalizar las sevillanas, que pasaban entonces por una crisis creativa, ya que en las casetas de la feria de abril apenas se escuchaba más que sevillanas corraleras. Formó el dúo «Los Giraldillos» y comenzó a componer. Autor de cientos de sevillanas y otras tantas coplas que han sido interpretadas por artistas como Macarena del Río, Lolita Sevilla, El Peregil...

De su repertorio de letras han alcanzado fama mundial las del Adiós, Pasa la vida, Sevilla se nos va, En Libertad... Las más emblemáticas son las Sevillanas del adiós, compuesta en colaboración con Manuel García y granadas por los Amigos de Gines en 1975. El éxito de esta sevillana fue instantáneo, convirtiéndose en un clásico del género. Con todo, su obra musical más conocida es «La Misa del Alba», cuya salve final se ha convertido en un clásico en el Rocío. Fue autor asimismo de libros y numerosos pregones. Hermano de la Esperanza de Triana, también compuso la salve marinera de esta Hermandad.