La actriz sevillana Paz Vega, este miércoles en Sevilla
La actriz sevillana Paz Vega, este miércoles en Sevilla - RAÚL DOBLADO

Festival de cine europeo de Sevilla 2018Paz Vega: «A los hombres nunca les preguntan por la conciliación»

La actriz sevillana, que retoma mañana el rodaje de «Rambo 5», recibió el premio RTVA a su trayectoria profesional

SevillaActualizado:

La actriz sevillana Paz Vega es uno de los rostros más populares y esperados de esta XV edición del Festival de Sevilla de cine europeo, en el que ha recibido el premio RTVA a una trayectoria profesional que comenzó a despuntar a principios de siglo con títulos como «Nadie conoce a nadie» y, sobre todo, «Lucía y el sexo», que la situó definitivamente. Con «Spanglish» (2005) dio el salto a Hollywood, inaugurando una carrera en el cine americano, que continúa ahora con el rodaje de «Rambo 5», que la han convertido en una las más internacionales.

¿Cómo le sienta este premio? ¿Se siente profeta en su tierra?

Me sienta fenomenal, precisamente, porque nadie es profeta en su tierra. Que tu gente te reconozca lo que llevas hecho me hace mucha ilusión.

¿Se imaginaba que estaría donde está cuando hacía teatro en los Padres Blancos?

No, jamás. No soy una persona que me haya imaginado cosas, sino que las cosas han ido pasando y las he ido aprovechando y viviendo. Cuando hacía teatro solo pensaba lo que me gustaba hacer teatro.

¿De qué se siente más orgullosa de todos estos años?

Me siento orgullosa de tener 42 años y seguir trabajando, de que el teléfono no pare y que en este tiempo, sin haber parado de trabajar, haber creado una familia maravillosa… de eso es de lo que me siento más orgullosa y de que he podido hacer ambas cosas y llevar a cabo mi trabajo, aceptando papeles y tener tres hijos maravillosos.

¿Ha dicho 42 años, sigue siendo un handicap la edad para una actriz?

No lo digo por eso, sino porque en ese tiempo he tenido la suerte de hacer una carrera prolífica, porque no he parado, y también he podido crear una familia y eso es una suerte. No he tenido que sacrificar una cosa por la otra. Hay muchas mujeres que, desgraciadamente, tienen que sacrificar una cosa por la otra y eso es duro y eso lo deberíamos sentir como algo inaceptable, porque el hombre no sacrifica.

Por eso le comentaba lo de la edad, algo que nunca le preguntan a los hombres.

Sí, yo lo he dicho ahí ahora mismo, ¿cómo concilias?, me preguntaban. Mira esa es una pregunta que no se le hace nunca a los hombres. A Mariano Rajoy, que tiene hijos, no se le preguntaba cómo concilia su familia con gobernar un país. A las mujeres, en cambio, a todas las mujeres, directoras, científicas… se les pregunta por ello. Por qué. Eso es porque hay algo que hay que trabajar.

Usted que conoce Hollywood, ¿el caso Harvey Weinstein ha cambiado algo la forma de trabajar allí?

Es muy pronto decirlo. Lo bueno que ha pasado es que, de repente, se ha destapado a una serie de señores que llevaban a cabo una mala praxis, por llamarlo de alguna manera, y que usaban su poder para conseguir favores sexuales a cambio de trabajo. Eso no pasa solo en Hollywood, eso pasa en cualquier ámbito, una redacción, un hospital, una notaría... Es un mal muy endémico, muy machista, que está muy arraigado… Que haya salido en Hollywood, me parece maravilloso porque ha tenido visibilidad a nivel mundial, pero queda mucho por hacer. Esto es solo la punta del iceberg.

En el cine español, ¿no se han destapado casos similares porque no los hay o porque nadie se ha atrevido?

No lo sé, habrá que dar el voto de confianza. Si nadie ha tenido el valor de decirlo o simplemente no existe o no ha sido tan obvio como ha sido allí.

Ahora tiene un proyecto importante con Sylvester Stallone.

Ahora me viene «Rambo 5». El viernes me voy a Tenerife a rodar. El rodaje comenzó en Sofía (Bulgaria) y me hace mucha ilusión, porque yo he crecido con la saga de Rambo, con sus películas, con este personaje.

¿Qué proyectos tiene en España?

Tengo para principios de año dos películas. Una es una coproducción europea, de la que no puedo decir el nombre, pero que empiezo a rodar el 15 de enero. Y hay un proyecto español, una película española muy independiente de un director novel para noviembre.

¿Qué le aporta a una actriz de su experiencia trabajar con un director novel?

Es lo que más me puede poner. Lo que más me puede motivar y emocionar, porque creo que hay confiar en la mirada de la gente que viene, que está muy preparada y puede aportar cosas a la industria y por qué no darles esa oportunidad. Siempre estoy muy abierta a nuevos realizadores.