Ildefonso Falcones retrata en un libro la Barcelona del siglo XIV

En «La catedral del mar» (Grijalbo) el escritor y abogado catalán pone como telón de fondo la construcción de Santa María del Mar

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El abogado barcelonés Ildefonso Falcones acaba de publicar «La catedral del mar» (Grijalbo), una obra en la que el autor retrata las costumbres y leyes de la Barcelona del siglo XIV tomando como punto de partida la construcción de la basílica de Santa María del Mar.

Falcones explicó a Ep que la novela, que narra las vivencias de un joven que llega a Barcelona junto a su padre huyendo de su señor feudal y acaba convirtiéndose en un noble, surge «por mi pasión por la basílica de Santa María del Mar, que refleja el espíritu de trabajo de un pueblo que fue capaz de construir el templo barcelonés en el inusual plazo de 54 años».

En esta línea, apuntó que «el pueblo no recibió ninguna ayuda de la Iglesia, que en ese momento estaba construyendo la Catedral de Barcelona», y añadió que «fueron jóvenes estibadores quienes, por fervor religioso, cargaron las piedras una a una desde la montaña de Montjuc». «Por esta razón, en Barcelona se le conoce con el nombre de Iglesia de los Pescadores», puntualizó.

Asimismo, Falcones aclaró que la construcción del templo «sirve de escenario para narrar las aventuras de Arnau», un personaje que, según dijo, «nace siervo de la tierra y semiesclavo, pero a lo largo de la historia va recorriendo todos los estratos sociales propios de esa época, desde estibador hasta noble, pasando por palafrenero o soldado».

«A través de las vivencias de Arnau -prosiguió- se ofrece una visión total de cómo era la forma de vida en el siglo XIV», un siglo en el que, según informó, «las mujeres representaban la encarnación del mal, y así constaba en los textos eclesiásticos de la época».

Además, la historia le sirve al autor para retratar a la Inquisición, «que, a diferencia de lo que piensan muchos, nació en Cataluña para someter y juzgar a los cátaros».

Igualmente, el abogado catalán, que precisó «entre cuatro y cinco años» para concluir ´La catedral del mar´, señaló que en la obra «también se habla del comercio marítimo» y aseguró que en aquella época Cataluña «dominaba el comercio del Mediterráneo».

Por otro lado, Ildefonso Falcones informó de que tuvo que recorrer todas las bibliotecas de Barcelona y leer crónicas medievales de Francesc Eiximenis o Bernat Desclot para escribir la novela.