Vetusta Morla reunió a miles de fans en el escenario Cruzcampo
Vetusta Morla reunió a miles de fans en el escenario Cruzcampo - Nerea Coll
CRÓNICA

Interestelar Sevilla echa el cierre a su cuarta edición con Vetusta Morla imponiendo su ley

Éxito total del festival más multitudinario de cuantos se celebran en la ciudad, además de los madrileños, destacaron Depedro, Toteking, Mikel Erentxun, Tu otra bonita y la DJ Innmir

Actualizado:

La cuarta edición del Interestelar Sevilla ya es historia. Historia de la buena. La cita que organiza The Music Republic se ha ganado el corazón del público y un puesto en el top ten de los mejores festivales urbanos nacionales. Así quedó sobradamente demostrado con la segunda y última jornada celebrada ayer.

Al igual que ocurrió el viernes, la climatología acompañó, y fue una gozada disfrutar de un evento de esta magnitud, en la que miles de personas (cerca de 20.000) experimentaron la extática felicidad que solo la música en directo es capaz de estimular. Las diferentes tribus urbanas, cada una con su estética (algunas realmente sorprendentes), pululaban en perfecta y alegre armonía por la pradera del CAAC en busca del escenario que, según el gusto de cada cual, ofreciera la mejor música en ese momento.

El día venía con unos claros protagonistas, Vetusta Morla. La banda madrileña atrajo hasta el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo a una enorme multitud de seguidores llegados de numerosos puntos de la geografía andaluza. Pero antes de que los reyes del «indie» español aparecieran a las once de la noche por el escenario Cruzcampo, había mucho que oír y ver, y casi todo bueno. En las primeras horas, de seis a nueve, con la gente todavía tomándole el pulso a la nueva jornada tras la fiesta del día anterior, Yorch, Carmen Boza y Shinova fueron un buen preludio para lo que se avecinaba.

Mikel Erentxun
Mikel Erentxun- F.R.M.

El punto de inflexión llegó a eso de las nueve. Mikel Erentxun subía al escenario Cruzcampo para presentar algunas de las canciones de «El último vuelo del hombre bala», su recién estrenado disco, y clásicos de su carrera en solitario («Mañana» o «A un minuto de ti») y de su etapa al frente de Duncan Dhu («En algún lugar»). Erentxun es un claro ejemplo de que los grupos y solistas con muchas décadas de vida tienen un peso específico al que no pueden aspirar artistas más recientes.

Mientras el donostiarra (aunque nacido en Venezuela) mostraba las cartas de su pop elegante, en el otro extremo del bello recinto cartujano, en el escenario Coolway, la rumba psicodélica de Tu otra bonita y su tono festivo atrajeron a gran cantidad de público, muchísimo más que en su actuación del año pasado en el mismo escenario. Llamó la atención una versión muy sui generis que hicieron de «La leyenda del tiempo» de Camarón y, por supuesto, «Se quemó», el tema más conocido de la banda, que hizo bailar y saltar a todo el mundo.

Depedro
Depedro- F.R.M.

Luego llegó el turno de Depedro, un artista inconmensurable que anoche derrochó energía y talento a raudales en su regreso al Interestelar tras su paso en 2017 (en esta ocasión como cabeza de cartel y con un horario más acorde a su prestigio): cuando Depedro ataca una canción en un concierto, entra con intensidad y sube el ritmo hasta exprimir la última gota de emoción. En tres minutos, incendia la canción y deja al oyente conmocionado. Muestra de ello es la versión mucho más cañera que la original de su«Nubes de papel». «Te sigo soñando», «Como el viento», «Un hombre bueno» o «Llorona» dieron buena cuenta de la sensibilidad y la categoría del madrileño.

El momento estelar de la edición de 2019

Pasadas las once de la noche —la hora H— tenía lugar el momento estelar de esta cuarta edición del festival. Era el turno de que los cabezas de cartel números uno mostraran sus credenciales a tan honroso honor. Vetusta Morla, considerada como la mejor banda española en la actualidad (y la de mayor proyección internacional), no defraudó. Con un sonido inmejorable, y con Pucho en sempiterno estado de gracia (con su voz inconfundible y su característico lenguaje corporal repleto de sinuosos bailes), los de Tres Cantos brindaron un concierto a la altura de su prestigio, sencillamente espectacular.

Pucho, de Vetusta Morla
Pucho, de Vetusta Morla- Studio Lof-it

Inmersos en la gira de su último trabajo, «Mismo sitio, distinto lugar», optaron por interpretar varias canciones de esta remesa, un disco con marchamo de clasicazo desde el mismo momento de su publicación. Así, sonaron excelsos himnos inmediatos como «23 de junio», «Consejo de sabios» o «Te lo digo a ti». No obstante, también hubo tiempo para recuperar temas importantes de su repertorio habitual como «Copenhage» y «Maldita dulzura». El sermón de la montaña del indie patrio.

La apoteosis final llegó con «La vieja escuela», entremezclada con guiños musicales a otros artistas participantes en el festival (Fangoria, Zahara, Depedro e Iván Ferreiro). Un bonito gesto de compañerismo con sus colegas que maravilló a los miles de fans que se dieron cita en el escenario Cruzcampo. Sin duda, la actuación de anoche fue uno de los eventos musicales más importantes que ha acogido y acogerá la capital hispalense este año. Todo un lujo.

Tras el subidón, cambio de registro con Toteking. El rapero sevillano, acompañado por su hermano Shotta (que actuó el día anterior), conectó rápidamente con el público gracias a sus letras ácidas repleta de crítica social. El broche final lo puso Innmir. De dos a tres de la mañana, la DJ valenciana convirtió la pradera del CAAC en una pista de baile gigante con miles de personas entregadísimas.

De este modo se daba por concluida la cuarta edición del Interestelar, la más exitosa en cuanto a afluencia de público. Tras la clausura, la organización anunció que la quinta edición, la de 2020, tendrá lugar los días 22 y 23 de mayo. Pero ésa será otra historia.