Escultura heroica colosal de Trajano en Itálica, que aspira a ser patromonio de la humanidad
Escultura heroica colosal de Trajano en Itálica, que aspira a ser patromonio de la humanidad - Vanessa Gómez
Conjunto arqueológico de Itálica

Itálica, tesoros por descubrir

Las últimas excavaciones arqueológicas ofrecerán nuevos datos sobre el edificio de las termas o la muralla

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El conjunto arqueológico de Itálica presenta numerosos tesoros a la vista de cualquier visitante ocasional. Cuenta con importantes hitos arquitectónicos, como el anfiteatro, cuyo sector oeste acaba de ser rehabilitado y reabierto al público; impresionantes mosaicos, como los de la Casa de los Pájaros; y esculturas imponentes como la colosal de Trajano divinizado.

Otros tesoros que guarda esta ciudad romana, fundada en el 206 antes de Cristo por Publio Cornelio Escipión y en la que nacieron los emperadores Trajano y Adriano, esperan bajo tierra a que los saquen a la luz los trabajos de los arqueólogos.

De hecho, más del 50% de la superficie de la ciudad de Itálica está por excavar y, entre ellas, la zona en la que se encuentra el llamado barrio adrianeo, donde tenía sus casas la más alta aristocracia bética y que está en su mayor parte por desenterrar.

A pesar de lo mucho que queda por hacer en Itálica, las excavaciones arqueológicas en la ciudad bética pasan por un momento dulce, desconocido tan solo unos años atrás, con proyectos activos por parte de la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide.

A la primera de ellas pertenece el proyecto conocido como «Nova Urbs Hadriani», dirigido por el profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología Sebastián Vargas. Los trabajos de este equipo se centran en la denominada palestra de las termas mayores, una zona no excavada hasta la fecha y que conserva uno de los enigmas que más interesan a los arqueólogos: cómo era el enorme edificio que albergaba esas termas.

Trabajos anteriores desvelaron la existencia de una gran edificación de planta cuadrangular y dotada de pórticos con grandes exedras —construcción descubriera de planta semicircular con asientos—, similares a las del cercano «Traineum», el templo dedicado al emperador Trajano por su sucesor Adriano.

Esta excavación se suma a las realizadas desde junio de 2017 por el Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en la Casa de Cañada Honda y la muralla tardoantigua de las ruinas de Itálica. Su director es el profesor de Arqueología de la UPO Rafael Hidalgo.

Patrimonio mundial

Respecto de la muralla, las excavaciones han mostrado los niveles de destrucción y saqueo de su entorno, así como la localización de una zona utilizada como cementerio, donde se han encontrado tumbas infantiles.

La muralla defensiva, se pensaba que se levantó a finales del siglo III o inicios del IV, aunque datos recientes hacen pensar que se edificó en tiempos del monarca visigodo Leovigildo.

Más interesante, según la memoria de esta investigación, es la Casa de la Cañada Honda, que cuenta en su patio con un lecho de banquetes denominado «stibadium», que constituye uno de los ejemplares de este tipo de estructuras mejor conservado en la Península Ibérica.

Estas excavaciones y las conclusiones a las que llegan los especialistas permiten ir conociendo mejor la ciudad bética de Itálica, que aspira, de la mano de Civisur, a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.