Isabel Ojeda, Rafael R. Villalobos, Antonio Muñoz, Rodrigo Molina y Javier Menéndez
Isabel Ojeda, Rafael R. Villalobos, Antonio Muñoz, Rodrigo Molina y Javier Menéndez - Juan Flores
Año Murillo

Más de tres millones de personas han disfrutado de las actividades del Año Murillo en Sevilla

El espectáculo multidisciplinar «Saltar el muro», creado por el sevillano Rafael R. Villalobos, clausurará la efeméride el 19 de marzo

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Satisfacción. Esa es la palabra que resume para el Ayuntamiento de Sevilla la celebración del Año Murillo, cuya clausura será el próximo 19 de marzo en el Teatro de la Maestranza, con «Saltar el muro», un espectáculo multidisciplinar creado por Rafael R. Villalobos, presentado este miércoles y que combina electrónica, flamenco, poesía, música barroca y composición contemporánea.

En total han disfrutado del Año Murillo más de tres millones de personas, según señaló el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, quien añadió que la cifra suma tanto los visitantes de las exposiciones como el público que ha asistido a los espectáculos de artes escénicas, como, por ejemplo, el ciclo «La Europa de Murillo».

Muñoz no entró a discriminar por espacios y exposiciones esta cifra, por cuanto aún está pendiente de que se clausure la última exposición que permanece abierta de la efeméride, «Murillo IV Centenario», que cierra sus puertas este domingo en el Museo de Bellas Artes, pero insistió en que ha sido la mayor conmemoración que ha realizado la ciudad desde la Expo 92.

«No me lo hubiera creído» dijo el delegado respecto a esta cifra si se la hubieran dicho antes de iniciar la conmemoración, por cuanto señaló que cuando llegó al Ayuntamiento de Sevilla no había nada hecho para el Año Murillo.

La intención del Ayuntamiento a partir de este momento, afirmó Muñoz, es establecer una suerte de «legado permanente de la efeméride» que se concrete en la creación de un centro dedicado al pintor en la Casa Murillo, actual sede del Instituto Andaluz del Flamenco, dependiente de la Consejería de Cultura.

En ese sentido, el delegado indicó que está en conversaciones con el nuevo equipo de la Consejería que preside Patricia del Pozo para que se traslade este organismo y se pueda dedicar el inmueble a la memoria y la obra del pintor.

«El Instituto Andaluz del Flamenco puede estar en cualquier otro lugar digno de la ciudad. Ese inmueble tiene que estar vinculado a Murillo. Confío en que en lo que queda de año podamos tener noticias positivas en ese sentido», añadió.

El delegado hizo estas declaraciones durante la presentación de «Saltar el muro», un espectáculo ideado, creado y dirigido por Rafael R. Villalobos, autor también de «Gratia Plena», una revisión contemporánea y crítica del Barroco, de la festividad del Corpus al auto sacramental.

Com aquel espectáculo, «Saltar el muro» comparte su carácter multidisplicinar y la voluntad de aunar en un mismo montaje la música barroca y la electrónica, la lírica y el flamenco, la poesía y el diseño de moda.

El elenco

Así, en este espectáculo, que cuenta con el patrocinio de la Fundación Banco Sabadell, participan la soprano María Bayo, la bailaora Leonor Leal, el cantaor Álvaro Romero, el guitarrista Jürgen Ruck, el productor electrónico Toni Martín, la performer Delapuríssima y el grupo Forma Antiqva, con dirección de Aarón Zapico.

Los textos los ha creado su propio director y se suman a los de Calderón de la Barca y el poeta sevillano contemporáneo Braulio Ortiz. Entre la música del espectáculo, desetaca el estreno de una obra de la compositora sevillana Elena Mendoza, titulada «Breviario» y que interpretará Ruck.

Además, se podrán escuchar piezas de compositores barrocos, como Pier Antonio Giramo y Tarchinio Merula, junto a piezas actuales de Toni Martín y Delapuríssima. El diseño de vestuario está a cargo del cordobés Palomo Spain.

El espectáculo, afirma Villalobos, es un «políptico» que aborda diversos conceptos del Barroco y que pretende «sintetizar», en el sentido de ir a la esencia, la actividad desarrollada en el Año Murillo, ofreciendo una mirada desde la contemporaneidad de la época que le tocó vivir al artista.

«Esta amalgama de artistas busca en el espectáculo un equilibrio de propuestas de diferentes artistas locales sin caer en el chauvinismo», explicó su creador, una idea que sintetizó muy bien Villalobos cuando se refirió al diseño de vestuario.

«Palomo Spain es uno de los creadores contemporáneos que mejor ha sabido llevar el Barroco andaluz al diseño de moda y exporatarlo al extranjero», mantuvo.