Marisol Membrillo destaca especialmente en su papel de Lucía
Marisol Membrillo destaca especialmente en su papel de Lucía - ABC
Estreno cinematográfico

«No te supe perder», una historia sobre violencia de género abordada desde múltiples perspectivas

La película, basada en la novela homónima de Salvador Navarro -que acaba de reeditar Algaida-, se estrena este viernes en el Nervión Plaza

SevillaActualizado:

Este viernes se estrena en el cine Nervión Plaza la película «No te supe perder». Dirigida por Manuel Benito de Valle y basada en una novela homónima del escritor sevillano Salvador Navarro, el filme cuenta con un destacado plantel de actores entre los que sobresalen Marisol Membrillo, Aníbal Soto, Hieman Casado y Elena Larios, entre otros.

Paralelamente al estreno de esta película, la editorial Algaida acaba de reeditar la novela en la que se basa esta cinta que fue rodada en Sevilla en su gran mayoría. Según dice a ABC Salvador Navarro, en «No te supe perder» no hay violencia explícita, «pero sí se trata de frente la cuestión de la violencia de género desde todos los puntos de vista, incluido el del maltratador. Sin pretender pasar mensajes o moralejas, enfocamos la novela, y por ende la película, como una reflexión sobre las motivaciones que llevan a la violencia contra las mujeres, porque pensamos que no se puede renegar de la violencia de género como tal y circunscribirlo a problemas pasionales, sino que en realidad el maltratador no actúa sólo por odio a su pareja, sino que en todos ellos subyace un desprecio genérico a la mujer como tal, a su verdadera libertad, a la igualdad con el hombre y al rol principal que ocupa en la sociedad».

Para Manuel Benito de Valle «No te supe perder» es un thriller «que lidia con sentimientos retorcidos, difíciles, que nacen de un lado oscuro que creo que todos tenemos, con lo cual la película es animada pero incómoda de ver. Te hace pensar e instala una incertidumbre en tu cabeza que a mucha gente no le complacerá, pero es la incertidumbre que precede a la reflexión y la concienciación».

Reconoce Salvador Navarro que «engendrar esta película ha sido una de las mayores aventuras vitales a las que me he enfrentado, por lo que suponía de tocar tantos palos y trabajar con tanta gente, y tantas emociones, y tener al mismo tiempo la obligación íntima de ser el guardián de las esencias de una novela que me ha dado muchas alegrías. Conseguir adaptar al cine un libro de múltiples ramificaciones, personajes e hilos argumentales era un reto enorme, y no sé si nos hubiéramos lanzado de haber conocido toda la dificultad que entrañaba».

Para el realizador sevillano la película «está contada de una forma muy original, desde la perspectiva del maltratador que, como todos nosotros, no pensamos que somos malas personas. Él mismo piensa que está haciendo justicia y que, de algún modo, están todos contra él».

Homenaje a Sevilla

Por su parte, el autor de «El hombre que ya no soy» asegura que este drama «es un homenaje a la ciudad de Sevilla». Asimismo afirma que el filme pone de manifiesto que «se puede hacer ficción sin necesidad de acudir a ningún recurso facilón que explote los consabidos clichés con los que se nos ve desde fuera». «Se muestra una ciudad contemporánea, cosmopolita, compleja, llena de proyectos y hermosa como plató de cine. Uno de los puntos fuertes, y en eso coinciden los que ya han visto la película, es su fotografía».

Otro de los puntos fuertes es que todos los actores que aparecen son andaluces y «a ellos les debemos la generosidad con la que se pusieron en nuestras manos, la emoción con la que devoraron primero la novela y luego el guion. Es cierto que es una película fundamentalmente actoral y sobre ellos caía gran parte del peso del largometraje», apunta Navarro.

La importancia del crowdfunding

También fue fundamental el micromecenazgo para sacar esta cinta adelante. Manuel Benito de Valle dice que «el rodaje se financió a riesgo por todos los participantes de la película y, en parte, por crowdfunding. Fue la primera producción andaluza en financiarse por crowdfunding y la segunda en España».«Esta película no habría salido adelante sin los centenares de pequeños inversores que un día apostaron por ella. «Es emocionante recordarlo cuando hacíamos reuniones multitudinarias con los voluntarios y nos enfrentábamos a un desafío gigante que para la mayoría era desconocido. Nos llevó ocho años ver el fruto, y ese fruto ve la luz por fin este viernes», comenta Salvador Navarro.

«No te supe perder» pasó por los festivales de Kosovo (fue la premier), el de Madrid y anticipó el Festival de Cine europeo de Sevilla. Se estrena este viernes en el Nervión Plaza y en el Pequeño Cine Estudio de Madrid.