Javier Núñez, Ventura Rico, Juan Sancho y Fahmi Alqhai, músicos barrocos sevillanos
Javier Núñez, Ventura Rico, Juan Sancho y Fahmi Alqhai, músicos barrocos sevillanos - ABC
Música antigua

El nuevo Barroco español se escribe en Sevilla

La Orquesta Barroca, Juan Sancho, la Accademia del Piacere y Javier Núñez muestran la vitalidad de la escena tanto en disco como en recitales

Jesús Morillo
SevillaActualizado:

Del término Barroco se ha abusado tantas veces en Sevilla que invocarlo puede sonar hasta tópico. Pero cuando a Barroco y Sevilla se le unen palabras como música e históricamente informada, la combinación no solo esquiva lo trillado sino que define una escena, la de este tipo de música hecha en esta ciudad, de una vitalidad que está dejando huella no solo en España sino más allá de sus fronteras.

«Ningún sitio en España se puede comparar con esta ciudad ni por la cantidad ni por la calidad», explica el coordinador de la Orquesta Barroca de Sevilla, Ventura Rico, que ofrece otro dato muy ilustrativo.

«Si quisiéramos, podríamos tener una plantilla cien por cien local en la orquesta. Eso hace quince o diez años era imposible», señala este músico sobre una formación que fue Premio Nacional de Música en 2011 y que es la única orquesta independiente de música antigua que hay en España con temporada de abono y una asociación de amigos con más de mil socios.

De la excelencia de los intérpretes sevillanos es también otra prueba la publicación de discos en los últimos meses, algunos de ellos en sellos prestigiosos y con distribución internacional.

Así, la Barroca ha editado los «Conciertos para violonchelo», de C. P. E. Bach; y «Trauer Musik. Haydn en Sevilla», con obras, este último, además del austríaco, de compositores españoles. En ambos, han contado con músicos europeos de primer nivel, como el violonchelista Cristophe Coin y el violinista y director Enrico Onofri.

En otoño, publicarán otro CD de conciertos de chelo junto a Asier Polo, grabado en la que fue una de las grandes citas del pasado Festival de Música Antigua (FeMÀS).

La Orquesta, que cumple veinticinco años en 2020, prepara no solo una temporada con la que quieren abrir una «nueva etapa» tras los duros años de la crisis, con hitos como estar en el foso del Maestranza con la ópera «Agrippina» y regresar al Teatro Real con «Achille in Sciro».

En esta ópera de Francesco Corselli intervendrá otro intérprete sevillano, el tenor Juan Sancho, que ha publicado recientemente, junto a la Capella Cracoviensis, «Haendel: The Seven Deadly Sins», con arias del compositor.

«Me siento muy cercano a Handel y cada vez canto más títulos. La próxima temporada también hago “Ariodante” en Valencia, con una puesta en escena maravillosa de Richard Jones», afirma.

De hecho, su próximo disco, tras haber participado en numerosas grabaciones de óperas de este compositor para el sello Decca, lo grabará junto a Nuria Rial, una de las sopranos españolas con mayor proyección internacional, y también tendrá paradas en Haendel.

Habitual del Teatro Real

Porque sevillano se ha convertido en uno de los grandes tenores barrocos españoles. «En el Real cuentan conmigo para todo lo que hay de Barroco, pero trabajo sobre todo fuera», explica Juan Sancho de camino a tomar un avión a Moscú para actuar en el Teatro Stanislavski.

La Orquesta Barroca volverá a actuar en el Teatro Real, al igual que el tenor Juan Sancho, que también estará en Valencia en 2020

Al igual que Juan Sancho, la AcCademia del Piacere es una formación sevillana que se prodiga más fuera que dentro de España y que sabe lo que es actuar en Japón, Alemania, Italia Francia, Inglaterra...

«Este año tenemos sesenta conciertos y cuarenta son fuera de España. En música antigua, Jordi Savall es el músico español con mayor presencia internacional y los siguientes en salir más al extranjero somos nosotros», señala su director y máximo responsable también del FeMÀS, Fahmi Alqhai.

«Muera Cupido», el álbum con piezas de José de Nebra y Sebastián Durón, entre otros, es su último trabajo que han publicado junto a Nuria Rial en Deutsche Harmonia Mundi.

El clavecinista de la Accademia Javier Núñez también ha publicado «Stravaganza», un CD de música italiana junto a la arpista Sara Águeda. «Básicamente trabajo con la Accademia, pero intento hacer también una carrera solista de clave.

El repertorio italiano ofrece posibilidades de improvisación y me gusta mucho, por eso me dedico desde hace tiempo a él», explica este clavecinista, profesor de conservatorio en excedencia con el objetivo de centrarse en su carrera musical. «Stravaganza» es el tercero de los discos en solitario de este músico, que ha colaborado también con la violagambista de la Accademia Joanna Rose.

«Como clavecinista intentas ampliar tu oferta lo máximo posible», explica Núñez, quien coincide con sus compañeros en la dificultad de trabajar en España, donde se programan pocos conciertos de música antigua, por la falta de una apuesta de las administraciones por la cultura. «En Andalucía faltan festivales y programaciones de calidad dedicadas al Barroco por falta de dinero», señala Alqhai.

Pero estos son solo los que han grabado recientemente en una escena en la que se cuentan grupos vocales como Vandalia el organista Andrés Cea, el guitarrista Juan Carlos Rivera, los flautistas Guillermo Peñalver y Rafael Ruibérriz, el contratenor Gabriel Díaz, la soprano Mariví Blasco, el tenor Francisco Fernández- Rueda, la clavecinista Irene González Roldán...

El conservatorio

«En Sevilla se puede hablar de una escena desde la generación de Juan Carlos Rivera, Guillermo Peñalver, Alonso Salas, Ventura Rico... todos se internacionalizaron y daban clase en el conservatorio superior. Fue una conjunción estelar de grandes profesionales con ganas de hacer cosas y una generación, en la que estaban Vicente Parrilla (flauta), Jesús Fernández (tiorba), Javier Núñez, mi hermano Rami y yo... con muchas ganas de aprender y dedicarnos a esta música», explica Alqhai.

«El conservatorio de Sevilla tuvo el primer departamento de música antigua, antes que en Barcelona y el País Vasco, y tenía un potencial de alumnos que nos hizo partir con mucha ventaja. Después se abrió la Escuela Superior de Música de Cataluña, muy bien dotado y con profesores internacionales, y se hizo imposible competir. Teníamos mucho prestigio», señala Rico.

La gran mayoría de los conciertos que ofrece la Accademia del Piacere son en el extranjero

Este músico que abandonó la docencia para centrarse en la Orquesta Barroca y que aboga por que las instituciones se replanteen la educación musical en España, con el objetivo de que haya una mayor conexión entre los concertistas y el mundo académico.

«El conservatorio está en una situación bastante penosa por culpa del sistema de enseñanza superior de las artes», añade Alqhai.

Junto al conservatorio, el FeMÀs también ha sido clave en el despegue de la escena. «Lleva mas de treinta ediciones y han pasado todos los grandes, como Fabio Biondi, William Christie, Gustav Leonhardt...También ha sido capital la Orquesta Barroca, que ha traído a muchos directores y solistas. La ciudad y los músicos les debemos mucho», explica Juan Sancho.