Los representantes de la cultura andaluza llenaron aforo del teatro Central para expresar su opinión sobre la guerra. J.M.SERRANO

Quinientos artistas andaluces constituyen una plataforma «permanente» contra la guerra

El pintor Paco Cuadrado, el cantante Fernando Madina, Salvador Távora, Cristina Hoyos y Benito Zambrano, entre otros, leyeron un manifiesto contra el Gobierno

ABC
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

SEVILLA. Unos 500 artistas representantes del arte y la cultura andaluzas se dieron ayer cita en el Teatro Central de Sevilla para firmar un manifiesto y constituir la Plataforma Cultura contra la Guerra que, aunque nace de forma espontánea, tiene un carácter permanente con el fin de luchar contra la intervención armada en Irak después de la manifestación del sábado, a la que confirmaron su asistencia.

Con una escrupulosa puntualidad, actores, escritores, dramaturgos, cineastas, diseñadores, músicos, bailarines, técnicos, artistas plásticos y demás agentes culturales fueron llegando al Centram y llenaron el aforo de una de las salas -unas 500 butacas-, sentándose un representante de la mayoría de los gremios en una mesa para leer el manifiesto.

De este modo, artistas como Paco Cuadrado (Artes Plásticas), Fernando Madina (del grupo musical Reincidentes), la actriz Mariana Cordero, el dramaturgo Salvador Távora, el cineasta Benito Zambrano y la bailaora Cristina Hoyos participaron en la lectura del manifiesto, expresando su intención de «no permanecer callados ante la inminente agresión a Irak por parte de los ejércitos estadounidenses y británicos, planificado con el apoyo expreso del Gobierno español».

Guerra injusta

La Plataforma rechazó «una guerra injusta que se lleva a cabo por motivos políticos y económicos en virtud de mas empresas armamentísticas y de mas multinacionales ansiosas por repartirse el botín del petroleo irakí».

En este contexto, los artistas denunciaron la actitud «sumisa» del Gobierno de José María Aznar, que «a pesar del generalizado rechazo de los españoles a la guerra, asume y jalea las acciones bélicas de Bush y nos convierte en objetivo preferente de cualquier reacción violenta por el uso de las bases de Morón (Sevilla) y Rota (Cádiz)».

El manifiesto de la Plataforma también expresa el rechazo a los «ataques contra la libertad de expresión y las descalificaciones, agresiones y vejaciones de las que están siendo objeto quienes se manifiestan por la paz y en contra la guerra» y concluye con mas frases «Por la paz, paremos la guerra contra Irak, no a la guerra, no más sangre por petróleo, no en nuestro nombre».

Una vez concluida la lectura del manifiesto se abrió un turno de intervenciones, El ctor Alejandro Peña dijo que todos los días lee un manifiesto propio de rechazo contra la guerra por el telefonillo de su casa «para impregnar la ciudad de un ambiente sonoro antibelicista».

Por su parte, la asociación de gestores culturales de Andalucía -148 empleados de la administración pública-- expresó su adhesión a la Plataforma, mientras que los alumnos de la Escuela de Arte Dramático de Sevilma firmaron el manifiesto y convocaron una concentración para el próximo jueves.

De este modo, el acto de hoy abre un calendario de actividades que la Plataforma organizará en defensa de la paz y con la intención de «impedir» una intervención armada en Irak y que tiene su cita más inmediata mañana en la manifestación convocada por el Foro Social de Sevilla.

El acto estuvo precedido por declaraciones de algunos de los asistentes, comoKiko Veneno, quien no se limitó a criticar la postura de Gobierno central ante una posible guerra, sino que extendió su denuncia al Gobierno andaluz y aseguró que «en Andalucía, con la RTVA, se vive como en el régimen de Franco».

Por su parte, Távora dijo que los andaluces «sentimos un doble dolor humano ante una intervención en Irak porque es desde nuestra tierra desde donde saldrán los aviones y los barcos que participarán en la guerra, por lo que además seremos objetivo de una respuesta violenta».

El actor Antonio Dechent deseó que «España, que está haciendo el ridículo, no acabe con armas al hombro», mientras Benito Zambrano acusó «a los líderes políticos de querer joder una vez más la reconciliación entre los pueblos cristiano, musulmán y judío».

También el flamenco

Por su parte, el mundo del flamenco ha expresado su rechazo a la guerra en un manifiesto elaborado desde la Bienal de Flamenco y al que e han adherido un total de 76 artistas.