El Rey Felipe VI y la Reina Letizia en la inauguración de la gran muestra en el Archivo de Indias - Raúl Doblado
Centenario de la primera vuelta al mundo

Los Reyes inauguran en Sevilla la gran muestra conmemorativa de la primera vuelta al mundo

El Archivo de Indias muestra los documentos originales del viaje en una exposición que da voz a sus protagonistas

SevillaActualizado:

Los Reyes han inaugurado este jueves en el Archivo General de Indias de Sevilla la exposición central de la conmemoración del V Centenario de la primera vuelta al mundo que inició Fernando de Magallanes y culminó Juan Sebastián Elcano en la que fue la mayor epopeya marítima de la historia.

De esta forma, «El viaje más largo: la primera vuelta al mundo», que Don Felipe y Doña Letizia recorrieron tras la inauguración, presenta, a través de un itinerario cronológico y mediante 106 piezas y documentos originales, algunos tan significativos como el Tratado de Tordesillas o el testamento de Elcano, las diferentes etapas de una travesía de tres años y llena de peligros, una gesta que nadie repetiría hasta sesenta años después, cuando Francis Drake completó en 1580 su vuelta al mundo.

La muestra, que está organizada por Acción Cultural Española y el Ministerio de Cultura y Deporte y que cuenta con el patrocinio de la Fundación Unicaja, permanecerá abierta al público en el Archivo de Indias hasta el próximo 23 de febrero todos los días de la semana, salvo los lunes, para después exponerse en el Museo San Telmo de San Sebastián entre julio y septiembre de 2020.

La inauguración de la muestra coincide con la celebración en Sevilla de la reunión del pleno de la Comisión Nacional V Centenario Magallanes-Elcano, cuya presidencia de honor ocupan los Reyes.

Una idea de la magnitud de esta expedición puede hacérsela el espectador recorriendo las seis secciones en que se estructura la muestra y, sobre todo, cuando al final del itinerario se ofrecen las cifras: más de un millar de días de viaje del que regresaron 33 de los 239 tripulantes de diversas nacionalidades embarcados tras recorrer 32.000 millas marítimas y transportar 27 toneladas de clavo.

La gesta de Magallanes y Elcano se inscribe dentro del pulso que mantenían en el siglo XVI las dos grandes potencias marinas: España y Portugal

Porque la pretensión de la Corona de España de lograr una ruta hacia las Molucas, las islas de las preciadas especias, alternativa a la de Portugal fue el fin último de un viaje que también es el reflejo del pulso que mantenían las dos grandes potencias marítimas de la época, como señalaron los comisarios de la muestra, el director del proyecto Antonio Fernández Torres y los archiveros facultativos de la institución sevillana Guillermo Morán Dauchez y Braulio Vázquez Campos.

La Luna y la Guerra Fría

Vázquez Campos, de hecho, comparó la gran aventura de Magallanes y Elcano con el primer viaje a la Luna, del que se han cumplido cincuenta años este 2019, no solo por la magnitud que supusieron ambas exploraciones para el hombre, sino porque ambas expediciones respondían a la competencia entre grandes potencias, España-Portugal y EEUU-URSS, que captaban talentos para sus intereses en un clima similar a la Guerra Fría.

Por ese motivo, la muestra pretende conmemorar la primera vuelta al mundo a través de dos conceptos: como un acontecimiento clave en la historia universal y como un homenaje al espíritu explorador del hombre frente a lo desconocido.

Para ello, han propuesto un recorrido cronológico por el viaje desde que era un proyecto hasta el regreso de los supervivientes y el cambio en las mentalidades que supuso circunnavegar el mundo, sucediéndose seis secciones en la muestra: Sueño, Partida, Exploración, Destino, Regreso y Transformacion.

La exposición pretende llegar a todos los públicos y presenta varios niveles de lectura a partir de audiovisuales, maquetas, documentos originales...

Con estas claves los comisarios han armado una muestra que pretende llegar a todos los públicos, del especialista al escolar, con un recorrido que ofrece varios niveles de lectura, a través de documentos originales, maquetas de las cinco naves que componían la flota y de la que solo regresó la Nao Victoria, audiovisuales, escenografía a base de esculturas, aparejos de los barcos, muestras de las viandas de la expedición...

Busto de Carlos I joven, préstamo del Museo Nacional de Escultura de Valladolid
Busto de Carlos I joven, préstamo del Museo Nacional de Escultura de Valladolid - J. M. Serrano

En el terreno escultórico hay se reseñar dos préstamos, como la Virgen de la Victoria, por parte de la Archidiócesis de Sevilla, ubicada en la Parroquia de Santa Ana y que se ha restaurado para la exposición; y un busto de Carlos I joven del Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

Además, para tratar de mostrar las emociones de los tripulantes, se recogen audiovisuales con testimonios de exploradores sobre aspectos como el vértigo ante lo desconocido. Pero el núcleo principal de la muestra son los documentos originales, que se muestran por primera vez en su conjunto.

Préstamos de diversos archivos

Estos documentos, que se exponen y del que han sido extraídas las citas que van guiando a los visitantes por la exposición, provienen en su mayoría del Archivo de Indias, pero también de otras instituciones como el Archivo Nacional Torre do Tombo (Portugal), la Biblioteca Nacional de Francia, la Biblioteca Nacional, la Real Academia de la Historia...

Entre los documentos originales destacan el Tratado de Tordesillas, las capitulaciones de Carlos I con Magallanes o el testamento de Juan Sebastián Elcano

Entre los que se exponen, hay algunos de la significación del Tratado de Tordesillas, que dividió el mundo entre España y Portugal, las capitulaciones de Carlos I con Magallanes para dirigir la expedición, la «Historia general de las Indias» de Bartolomé de las Casas, una copia manuscrita de un planisferio portugués de 1519, la relación de tripulantes...

Capítulo aparte merecen las crónicas y testimonios de los supervivientes de la circunnavegación, como el marinero jerezano Ginés de Mafra y el propio Elcano en su carta a Carlos V, y entre las que se cuentan también el diario de un piloto genovés y la más famosa de todas, la que escribió el italiano Antonio Pigafetta.

Tratado de Tordesillas
Tratado de Tordesillas - J. M. Serrano

En este apartado resalta también la carta de Maximiliano Transilvano, secretario del emperador Carlos V, al arzobispo de Salzburgo que, como destacaron los comisarios, dio a conocer la epopeya de Magallanes y Elcano en toda Europa, mucho antes que la crónica de Pigafetta.

La cara menos conocida del viaje

Otros documentos que destacaron especialmente los comisarios por su significación son el libro de las paces del Maluco, el único documento redactado a bordo de la expedición que ha sobrevivido y que muestran las negociaciones diplomáticas y económicas en esos territorios; y el derrotero atribuido a Francisco Albo, piloto de la Nao Victoria.

También la carta de Gonzalo Gómez de Espinosa, que capitaneaba la Nao Trinidad y que la envió a Carlos I de contrabando mientras estaba preso en la India, ya que no logró regresar junto a la Victoria, y terminó apresado por los portugueses junto a su tripulación.

Maquetas de las cinco naos que participaron en la expedición
Maquetas de las cinco naos que participaron en la expedición - J. M. Serrano

Un total de cincuenta hombres de los que, cuentan los comisarios, murieron unos 30 y 20 estuvieron en prisiones portuguesas y de los que solo volverían años después cuatro a Sevilla. La cara menos conocida, esta quizás, de una expedición que cambiaría el mundo en el siglo XVI.

La exposición «El viaje más largo» puede visitarse hasta el próximo 23 de febrero en el Archivo de Indias, de martes a sábado, de 9.30 a 16.45 horas; y domingos y festivos, de 10 a 13.45 horas. Lunes cerrado. Hay posibilidad de visitas de grupos y guiadas.