Second fue uno de las bandas más aclamadas de la primera jornada del Interestelar
Second fue uno de las bandas más aclamadas de la primera jornada del Interestelar - Studio Lof-it
Crónica

Sevilla vibra con la primera jornada del Interestelar

Artistas como Rozalén, Fangoria, Second o Iván Ferreiro ofrecieron lo mejor de su repertorio ante las cerca de 20.000 personas reunidas en la pradera del CAAC

Actualizado:

Tiempo primaveral, ambiente asegurado (los abonos para ambos días se agotaron en febrero) y casi una veintena de conciertos programados y cinco sesiones de otros tantos Djs. Todo hacía indicar en las horas previas al inicio de la cuarta edición del Interestelar Sevilla que la primera jornada de este festival, el más multitudinario de cuantos se celebran en la capital hispalense a lo largo del año, iba a ser una auténtica fiesta de la música. Las expectativas no solo se cumplieron, sino que, incluso, se superaron.

Las guitarras de los valencianos Invaders y su enérgica propuesta en clave brit underground con pinceladas electrónicas fueron las encargadas de inaugurar el festival ante un escaso pero festivo público. Eran las seis de la tarde y el rigor del termómetro (el mercurio marcaba temperaturas prácticamente veraniegas) se hacía notar. Este mismo hándicap también lo padecieron Morgan y La M.O.D.A. (La Maravillosa Orquesta del Alcohol), dos bandas más consagradas que poco a poco fueron atrayendo gente a la pradera del CAAC (sobre todo la segunda).

A las ocho en punto aparecía Zahara sobre el escenario Cruzcampo, que de este modo se desquitaba de no haber podido tocar en aquella ya lejana primera edición del festival en 2016 debido a la suspensión por fuertes lluvias de la segunda jornada. La jiennense conectó con el numeroso público (que ya sí tomó la pradera del CAAC) gracias a su versión más comercial con temas como «Hoy la bestia cena en casa» y su pegadiza coreografía.

A esa misma hora, el recinto ya estaba a pleno rendimiento, con Muerdo (quienes por supuesto tocaron ese temazo titulado «Semillas») actuando en el escenario Coolway y el portuense Tali Carreto a los platos de la carpa Obbio poniendo a bailar a diestro y siniestro. Con la nueva (y acertada) distribución del recinto, no cabe duda de que ambos espacios han tomado mayor protagonismo, reuniendo a numerosísimo público en cada uno de los shows.

Iván Ferreiro- F.R.M.

Luego llegó el turno de Iván Ferreiro en el escenario J&B, uno de los dos principales. Había expectación por volver a disfrutar del sello personal e intransferible del que fuera líder de Los Piratas. El gallego es toda una institución indie, y encaja como un guante en este festival que apuesta mayoritariamente por dicho género. La legión de seguidores que Ferreiro arrastra allá donde va se hizo notar en las primeras filas de una explanada llena a rebosar. En este sentido, cabe destacar que los asistentes vibraron con la particular forma de entender la música del vigués, destacando temas como «El viaje de Chihiro», «El pensamiento circular» y la pirata «Años 80» (coreada por el público desde la primera nota).

Del estilo intimista del gallego, se pasó en apenas unos segundos a la alegría y el optimismo de Rozalén, una de las artistas más esperadas del día (por no decir la que más). Pasadas las diez, la noche, con un descenso considerable de temperatura, se prestaba a la diversión. Por tanto, era el momento ideal para oír a la cantautora manchega. Así lo entendieron las miles de personas que abarrotaban el CAAC y que se desplazaron en masa hacia el escenario Cruzcampo.

Rozalén
Rozalén- F.R.M.

Rozalén dio rienda suelta a toda la energía positiva que transmite con ese estilo que domina a la perfección y que mezcla la canción de autor con el folk, el pop y el rock. Desde las iniciales «Será mejor» y «El hijo de la abuela», pasando por la escalofriante versión de «La llorona», hasta éxitos como «Girasoles» y «Saltan chispas». Todo lo hizo bien. Además, el show de la manchega (sí, es de Albacete, por más que parezca andaluza) traía una sorpresa en forma de invitado: El Kanka. Para deleite de los presentes, ambos interpretaron «Me arrepiento».

Continuaba la fiesta con Second, un clásico interestelar (de cuatro ediciones, ha estado en tres). Este magnífico grupo es un claro ejemplo de que lo importante no es ir muy rápido, sino hacerlo en la dirección adecuada. Los murcianos son una de las bandas más veteranas del panorama indie español, y aunque siempre han tenido una trayectoria ascendente y han contado con el apoyo de crítica y público, no ha sido hasta ahora, con la publicación del magnífico «Anillos y raíces» (probablemente su mejor disco), cuando han dado el salto definitivo en su carrera. «Ahora es cuando más gente viene a vernos a los conciertos», me confesaba Sean Frutos hace poco. El vocalista y compositor ha firmado una cosecha de canciones preñada de buenos renglones con los que deja inequívoca constancia de su envidiable estado de gracia a la hora de escribir.

Desde sus inicios, Second ha tenido en los directos su punto fuerte, pero en ese sentido también han dado un salto de calidad, como demostraron anoche con una música muy pero que muy trabajada. Temas nuevos («¿Quién pensaba eso?» y «Mira la gente») y clásicos («Rincón exquisito») lucieron sencillamente perfectos frente a un público completamente entregado.

Alaska
Alaska- Studio Lof-it

Tras la elegancia indie de Second, cambio de escenario y de registro. Llegaba el momento del vendaval que supone un concierto de Fangoria. Alaska, la diva encumbrada en la movida madrileña hace más de tres décadas, derrochó la energía e ilusión que le caracterizan a la hora de recorrer su pináculo musical (no solo de Fangoria, también de Alaska y Dinarama).

«Espectacular», su carta de presentación, fue toda una declaración de intenciones: melena al viento, bailes y música de altos vuelos. El dúo también aprovechó la cita hispalense para mostrar temas de su último disco de versiones («Historias de amor», de OBK, y «Estoy llorando por ti», de Ku Minerva). En la recta final llegaron «Ni tú ni nadie» y la eterna «¿A quién le importa?», canciones que remiten al pasado, pero cuyos sonidos revisados no brindan tantas concesiones a la nostalgia. Sin duda, el de Fangoria es el concierto más festivo de todo el fin de semana.

El concierto de Fangoria fue seguido por miles de fans
El concierto de Fangoria fue seguido por miles de fans - Studio Lof-it

La despedida de Alaska y Nacho Canut, a eso de las dos de la mañana, supuso prácticamente el broche de la jornada, ya que el bajón de público en la última hora del festival fue más que evidente.

A partir de las seis de la tarde de hoy sábado dará comienzo el segundo y último día del Interestelar Sevilla con Vetusta Morla como máximo reclamo para un público que ya cuenta las horas para ver sobre el escenario a Pucho, Guille y compañía presentando su «Mismo sitio, distinto lugar».