Samuel Zyman, José María Gallardo del Rey y John Axelrod en la presenación del concierto
Samuel Zyman, José María Gallardo del Rey y John Axelrod en la presenación del concierto - RAÚL DOBLADO
ROSS

La Sinfónica de Sevilla abre temporada con un estreno y un homenaje a Bernstein

Estrena una pieza del mexicano Samuel Zyman e interpretará por primera vez la sinfonía «Kaddish» del estadounidense

SevillaActualizado:

La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) inaugura este jueves y viernes su temporada de abono con un concierto marcado por la cultura judía y que tiene como principales reclamos el estreno absoluto de una obra del compositor mexicano Samuel Zyman, con el guitarrista José María Gallardo del Rey como solista, y la interpretación de la «Sinfonía nº3», «Kaddish», de Leonard Bernstein.

El concierto se presentó este miércoles en el Teatro de la Maestranza, en un acto que contó con el director artístico de la ROSS, John Axelrod; el compositor Samuel Zyman; el guitarrista José María Gallardo del Rey; Judith y Leah Pisar, narradoras en la sinfonía «Kaddish»; la soprano Kelley Nassief; y el director del coro de la A. de AA. del Teatro de la Maestranza, Íñigo Sampil.

La obra de Zyman que estrena la sinfónica se titula «Sefarad» y, tal como recogen las notasl del programa de mano, «es un concierto para guitarra y orquesta que debe su existencia a Sergio Bross, pues está inspirado en una suite homónima para guitarra de éste».

La suite de Bross está inspirada en la música de los judíos sefarditas, que habían vivido durante siglos en España hasta su expulsión en 1492 y se trata, en opinión del compositor, de una «musica extradordinariamente expresiva y evocativa, y contiene elementos tanto judíos como hispanos».

La segunda obra del programa, la sinfonía «Kaddish» de Leonard Bernstein, es la primera vez que la interpreta la Sinfónica de Sevilla y se enmarca dentro de la conmemoración del centenario del nacimiento del compositor estadounidense.

Se trata de una pieza religiosa, pues «kaddish» signfica literalmente «santificado» y se utiliza para denominar una de las oraciones más importantes del judaísmo, en la que se implora a Dios la venida del Mesías.

Bernstein utiliza la referencia al «kaddish» para componer una sinfonía en la que quiso rendir homenaje a su religión, pero también honrar a los muertos -esta oración está asociada particularmente a ese rito- y agradecerle a Dios la creación del mundo y la humanidad.

La obra, estrenada en 1963 en Tel Aviv con el propio Bernstein dirigiendo la Filarmónica de Israel, se divide en tres partes y cuenta con la participación de una soprano, Kelley Nassief, y dos coros, el de la A. de AA. del Teatro de la Maestranza y la Escolanía de Los Palacios.

La versión que podrá escucharse en el programa que ha preparado la ROSS para este jueves y viernes, cuenta con textos de Samuel Pisar, escritor superviviente del Holocausto y al que Bernstein llegó a pedir que colaborara con él en la composición de esta sinfonía.

La colaboración no pudo materializarse, pero tras los ataques del 11-S en Nueva York Pisar retomó la idea y elaboró el texto «Diálogo con Dios», que reflejaba sus inquietudes ante los acontecimientos actuales. Ese texto lo leerán en durante el concierto de la ROSS la viuda y la hija del escritor, Judith y Leah Pisar.