ABRE UNA SERIE DE JÓVENES

Una sevillana de 15 años novela una historia de amor en la Alemania nazi

ABC
SEVILLA Actualizado:

La vida de una adolescente de las juventudes hitlerianas que en la Alemania de 1935 se enamora de un chico de ascendencia judía es la trama de la novela «Cuando los hombres creyeron ser dioses» (Educando), escrita por la sevillana Irene Serrano unos pocos meses antes de cumplir 15 años.

El responsable de la editorial, Guillermo Cánovas, descubrió a Irene Serrano por Tuenti —«algo bueno tiene que tener», dijo ayer durante la presentación del libro—, después de que la joven enviara un relato sobre la naturaleza a un concurso literario. Los responsables de Educando propusieron entonces a la adolescente la publicación de una novela, la primera que abre una colección de obras escritas por jóvenes menores de 18 años. Después de que le sugirieran varios temas posibles para su libro, Serrano eligió escribir una historia ambientada en la Alemania de 1935, una época «muy chocante», manifestó la joven, quien estuvo cerca de un mes documentándose antes de empezar su novela.

Irene Serrano indicó que se documentó principalmente a través de internet, «que es donde se encuentra todo», y expresó su asombro al descubrir aspectos de la sociedad nazi como el trato que se daba a las mujeres. «A las chicas que no llevaban el pelo recogido las rapaban», señaló, indicando que tardó cerca de una semana en empezar a escribir la novela porque sentía «pavor» delante de la página en blanco.

«Cuando los hombres creyeron ser dioses» cuenta la historia de Amara, cuya vida transcurre sometida a la estricta educación nazi hasta que se enamora de un muchacho algo mayor que ella, de ascendencia judía. Tras experimentar un «conflicto interno» entre sus sentimientos por el chico y las imposiciones de la sociedad decide seguir adelante con su relación y abandonar las juventudes hitlerianas, lo que le acarrea el rechazo de las personas de su entorno. A pesar de haber tomado esta decisión, su novio acaba dejándola por otra chica judía, lo que provocará que la muchacha se debata entre el perdón y sus deseos de venganza. «A pesar de que sea un libro de amor hay muchos chicos a los que le ha gustado», aseguró la autora, quien ha considerado «increíble» tener en la estantería un libro con su nombre.