Foto de familia del elenco que representará la obra «Tito Andrónico», de William Shakespeare
Foto de familia del elenco que representará la obra «Tito Andrónico», de William Shakespeare - EFE

«Tito Andrónico», un final sangriento para el Festival de Mérida

Antonio C. Guijosa estrena hoy una versión de la obra más violenta de Shakespeare, que será el «broche de oro» del certamen

MéridaActualizado:

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida se cerrará con un festín de sangre, violencia y venganza o, lo que es lo mismo, con una versión de «Tito Andrónico», de Shakespeare. Los adjetivos no son gratuitos: este menú teatral consta de 14 asesinatos, 6 miembros amputados, un caso de locura y otro de canibalismo. El investigador Clark Hulse echó la cuenta y sacó un promedio de 5,2 atrocidades por acto. No debe extrañarnos, por tanto, que en tiempos victorianos la tacharan de excesiva. Hoy, por suerte, somos más de Tarantino...

Antonio Castro Guijosa, que dirige este brutal clásico, explicó durante la presentación del montaje que su propuesta ahonda en la belleza de la violencia, esa que nos fascina (visceralmente) y nos repele (intelectualmente)al mismo tiempo. «Me gusta poner en escena esa contradicción», aseveró, tal y como recogió Efe.

Esta versión, por cierto, la firma Nando López, que dejó claro en la misma comparecencia que su propuesta escapa del «moralismo» e intenta no caer en la tentación de «releer los clásicos desde lo que nos gustaría que nos dijese». Quizás por eso considera «necesaria» la recuperación de este clásico incómodo y, a la vez, certero: «Tenemos muy claro lo que no hay que hacer pero caemos en ello una y otra vez». No está de más recordarlo y ponernos ante el espejo del teatro. Eso sí: López opina que este montaje plantea una reivindicación de la civilización como medida de contención de la violencia. También hay luz entre tanta sangre.

«Tito Andrónico» se representará entre el 21 y el 25 de agosto, día final del certamen. «Es un broche de oro», afirmó Jesús Cimarro, director del Festival de Mérida, que coproduce la obra con la compañía extremeña Teatro del Noctámbulo, que ha presentado en el Teatro Romano de Mérida otras tragedias como «Ayax» (2012) y «Edipo Rey» (2014).