El Odeon Imperdible, que se alzará en tres cúpulas geodésicas, se instalará en una parcela en Torneo
El Odeon Imperdible, que se alzará en tres cúpulas geodésicas, se instalará en una parcela en Torneo - ABC
Nuevo espacio escénico

La comisión local de patrimonio da luz verde al Odeon Imperdible, el nuevo teatro de Torneo

Era el trámite principal que debía superar el proyecto, cuyos responsables confían en poder inaugurar antes del fin de 2019

SevillaActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la comisión municipal de patrimonio, dio luz verde el pasado martes al proyecto Odeon Imperdible, un nuevo teatro que se ubicará en tres cúpulas geodésicas situadas en la calle Torneo.

El nuevo espacio escénico supera así el trámite principal que le quedaba para su construcción, que podrá iniciarse una vez tenga aprobado la solicitud de reforma de la licencia de obra, que actualmente se tramita en la Gerencia de Urbanismo. La pretensión de los promotores es inaugurar el Odeon Imperdible antes del final de 2019.

Uno de los socios del proyecto y director de la Sala Imperdible, José María Roca, se mostraba ayer satisfecho en declaraciones a ABC, por cuanto la aprobación por parte de la comisión municipal de patrimonio era el «escollo principal» que le quedaba a este espacio escénico para poder arrancar su edificación, por cuanto este organismo vela «por aspectos como el paisajístico y que no se atente al patrimonio».

«Con esta decisión de la comisión municipal de patrimonio el Ayuntamiento de Sevilla está autorizando un complejo formado por tres domos geodésicos en esa parcela de la calle Torneo», explica el director de la Imperdible que está asociado para la creación de este nuevo espacio escénico al empresario Luis Millán, dueño de la cadena de exhibición sevillana Odeon.

A partir de ahora, añade Roca, los «peros» que se le pueden poner al proyecto serán de carácter técnico, en cuestiones como, por ejemplo, cumplir con la normativa de ruido o de adaptación a otras normas municipales, esto es, menores y solventables por los arquitectos.

Cesión municipal

El siguiente paso para poder comenzar las obras será la aprobación por parte de la Gerencia de Urbanismo del reformado de la licencia de obras, que se está tramitando actualmente. Una vez conseguida, la ejecución del proyecto se podría realizar en unos meses, que se emplearían, fundamentalmente, en la urbanización de la parcela en la que se instalarán las cúpulas geodésicas, donde se tendrán que realizar obras de saneamientos, cableado...

La parcela, de unos 2.800 metros cuadrados entre la pasarela de la Cartuja y las instalaciones de Lipasan, es de titularidad municipal y está cedida durante cincuenta años a Odeon Imperdible.

De hecho, explica Roca, las cúpulas geodésicas, realizadas a partir de elementos poligonales y construidas con material ligero que techan espacios amplios sin utilizar soportes, pueden fabricarse entre treinta o sesenta días desde su encargo e instalarse en pocos días. El objetivo, tal como señalaron sus responsables en su presentación el pasado febrero, es abrir antes de fin de año.

La apertura del nuevo espacio escénico supondrá, además, poner fin a una etapa de transición para la Sala La Imperdible que ha durado más de lo que esperaban sus responsables, por las complicaciones burocráticas que han afectado al proyecto, con cambios, incluso, de la parcela en la que iba a ubicarse, aunque finalmente se construirá en su emplazamiento original.

Hay que recordar, en ese sentido, que esta sala, pionera del teatro independiente en Sevilla, estuvo ubicada en una antigua herrería de la plaza de San Antonio de Padua desde 1989 hasta 2007, cuando el propietario de la finca la vendió para edificar pisos. Desde entonces, la sala ha estado instalada en el Teatro Duque, que cerró sus puertas la semana pasada, ya que el edificio se transformará en hotel.

Fin del peregrinaje

Con su ubicación, ya como Odeón Imperdible, no solo va a acabar el peregrinar de la sala sino que ampliará su auditorio y ambición artística en un nuevo espacio que contará con una inversión de unos 500.000 euros para instalar las tres cúpulas geodésicas y un edificio destinado a oficinas y taquillas. También tendrá oferta de restauración.

La pretensión es ofrecer una programación en artes escénicas ecléctica y amplia, del teatro a ciclos de cine inmersivo en 360 grados, y que establezca alianzas con otros festivales de la ciudad, como el feSt, el Mes de Danza o Circada.

Esta oferta cultural se distribuirá en las tres cúpulas geodésicas. La primera de ellas, denominada «El Teatro», será un espacio de treinta metros cuadrados con quince metros de altura, que dispondrá de una capacidad de hasta 600 localidades, dependiendo de la configuración escénica de la que se la quiera dotar.

La segunda, que tendrá el título de «La Sala», se dedicará preferentemente al público infantil, uso que compartirá con la programación de cine y un carácter de «laboratorio» audiovisual de las artes escénicas que pretenden imprimirle sus promotores.

La tercera será «El Ambigú», en el que se ofrecerán servicios de restauración, que irán desde comida rápida a cocina de autor, pero que incluirá también una programación propia.

Todos esos espacios contarán con estructuras modulares para adaptarlas a los diferentes usos que se le quieran dar y también a los espectáculos que se programen. Al ser el exterior de las cúpulas de color blanco, se podrán iluminar y proyectar imágenes.