Javier Menéndez junto a políticos y patrocinadores este viernes en el Maestranza
Javier Menéndez junto a políticos y patrocinadores este viernes en el Maestranza - Juan Flores
Presentación de la temporada 2019/2020

El Maestranza duplica el número de espectáculos en una temporada que busca recuperar su «época dorada»

Recupera óperas que fueron éxito en el pasado con nuevos y atractivos montajes, y ofrecerá entradas de última hora para jóvenes con un 80% de descuento

SevillaActualizado:

Todo parecía indicar que la próxima temporada del Teatro de la Maestranza iba a ser de transición, algo lógico por cuanto su nuevo director general, Javier Menéndez, tomó posesión del cargo en febrero y ha tenido apenas cuatro meses para armar la programación para 2019/2020.

«De lo que quería hacer a lo que he hecho» va mucho, como reconocía el propio director general durante la presentación este viernes, aunque no menos cierto es que ha logrado plantear, como también dijo, «una propuesta estimulante y atractiva».

Esa propuesta pasa, en primer lugar, por aumentar en un 60% el número de espectáculos programados respecto a la actual temporada, que pasan de 45 a 73, lo que supone poner a la venta 48.000 entradas más. Todo ello, con un aumento del gasto de la programación mínimo, de 2,1 millones a 2,3, y aumentando los ingresos por taquilla, lo que en el caso del Maestranza es un riesgo controlado, pues el teatro tiene un 85% de ocupación media.

«Don Pasquale», «Sansón y Dalila», «Agrippina» y «La Traviata» son las cuatro óperas de la próxima temporada en el Maestranza

Además, Menéndez ha planteado una programación lírica, el corazón de la temporada del Maestranza, en la que apuesta sobre seguro, «haciendo un guiño a la época dorada» del teatro, recuperando títulos clásicos que fueron un éxito cuando se estrenaron en Sevilla, como «Don Pasquale», de Donizetti, o «La Traviata», de Verdi, aunque en montajes renovados y atractivos, a cargo de grandes escenógrafos de la escena internacional.

«Tenemos que inspirarnos en la tradición, pero mirando al futuro», señaló el director general, en referencia que estarán en Sevilla directores de escena de la talla de Laurent Pelly («Don Pasquale»), del que muchos recordarán la divertida «La novia del regimiento»; y David McVicar («Traviata»).

Junto a puestas en escenas actuales, Menéndez ha elegido los títulos teniendo en cuenta que hablen de temas de ahora, como la «xenofobia, las diferencias de clase, las intrigas políticas, el envejecimiento, el racismo...».

Otras claves de la temporada lírica son, como principal novedad, la alternancia de batutas en el podio, una para cada ópera, y la presencia de jóvenes y prometedores cantantes españoles, en equilibrio con grandes intérpretes nacionales e internacionales. Domina el repertorio italiano, pero habrá incursiones en el francés.

Ópera barroca con «Agrippina»

Otro de los grandes atractivos de la programación es la recuperación de ópera barroca escenificada, ausente de estas tablas desde 2008, cuando se representó «Julio César en Egipto».

Ahora se recupera con otro título de Händel, como es «Agrippina» (11, 13 y 15 de febrero), con una atractiva puesta en escena de Mariame Clément que lleva las intrigas de la antigua Roma al mundo de telenovelas como «Dinastía» y «Dallas», un estilo que encaja perfectamente con la línea que quiere imprimir Menéndez al Maestranza, quien produjo este título en su etapa en Oviedo.

Y al igual que entonces, en el foso estará la Orquesta Barroca de Sevilla, dirigida por Enrico Onofri, todo un especialista en este periodo y colaborador habitual de la formación sevillana. En el reparto destacan las presencias de la soprano Anne Hallenberg y el contratenor Xavier Sabata.

El arranque de la temporada lírica será con «Don Pasquale» (12, 15, 17 y 19 de octubre), con dirección musical de Conrado Rovaris y escénica de Pelly, que tendrá como principales cantantes a Carlos Chausson y los jóvenes Joan Martín-Royo, Anicio Zorzi y Sara Blanch.

Le seguirá «Sansón y Dalila» (14, 16 y 18 de noviembre), de Camille Saint-Saëns, con dirección musical de Jacques Lacombe y escénica de Paco Azorín, y que tiene como principales intérpretes a Gregory Kunde, un gran especialista en este papel, y Nancy Fabiola Herrera. Se trata de una coproducción entre el Teatro de la Maestranza y el Teatro Clásico de Mérida, que se estrenará a finales de este mes en el festival.

Cerrará el ciclo de ópera «La Traviata», con dirección musical de Pedro Halffter (28 y 30 de mayo; y 3 y 6 de junio), al que Menéndez quiso reconocer su trayectoria de catorce años como «director artístico», con el que tiene una «excelente relación» y que «es lógico y normal que esté en esta temporada».

Ampliar público joven

En el reparto estarán como principales intérpretes Nino Machaidze, Dalibor Jenis y Arturo Chacón-Cruz. Esta producción incluye una quinta fecha (el día 5) que tendrá en los papeles protagonistas a jóvenes cantantes españoles y dirigida por Juan Manuel del Busto, un joven director colaborador habitual del Maestranza.

Con esta iniciativa, el teatro quiere dar «apoyo a los jóvenes valores» de la lírica española, en una función también asequible para el público joven con precios reducidos a la mitad.

De hecho, llegar al público joven es otra de las claves de esta temporada, lo que se deja ver también en la creación de una entrada de última hora para facilitar el acceso de estos a espectáculos de ópera, zarzuela, danza, recitales líricos y de piano.

Se trata de entradas que se pondrán a la venta, según disponibilidad, dos días antes del espectáculo y que tendrán un descuento del 80% para los menores de treinta años, una modalidad que tienen multitud de teatros en todo el mundo y que era una demanda histórica en Sevilla.

Zarzuela y musicales

La oferta de «Teatro musical», bajo la que se engloban a partir de ahora ópera, zarzuela y musical, incluye también dos clásicos incontestables de estos dos últimos géneros.

Para empezar, «West Side Story», de Leonard Bernstein, con funciones del 5 al 9 y del 11 al 14 de diciembre, un espectáculo de SOM Produce que ha sido un éxito en la cartelera madrileña.

A este se suma otro título emblemático de la zarzuela, «El barberillo de Lavapies», de Barbieri, en la reciente y renovada versión que ha realizado el Premio Nacional de Teatro Alfredo Sanzol para el Teatro de la Zarzuela. La dirección musical corre a cargo de José Miguel Pérez Sierra.