José Luis Ábalos, el pasado mes en la plaza de toros de Burgos
José Luis Ábalos, el pasado mes en la plaza de toros de Burgos - Efe

Carta íntegra del ministro socialista Ábalos al torero Román

«Reencontré en Las Ventas algunas de las grandes cosas que los aficionados apreciamos de la Fiesta», escribe el titular en funciones de Fomento

ABC
MadridActualizado:

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha escrito una carta al torero valenciano Román, que le brindó una faena de oreja en San Isidro y tardes después sufrió una gravísima cornada por la vía de la sustitución con la corrida de Baltasar Ibán.

Esta es la carta íntegra, con fecha del 9 de julio:

«Estimado torero. Querido Román Collado:

El 30 de mayo, por San Isidro, volví a Las Ventas y tuviste la generosidad de brindarme un toro. Fue el quinto de la tarde, un adolfo cárdeno, grandón y noble, de nombre Mentiroso, al que cortaste una merecida oreja tras una faena lenta y hermosa que, por momentos, silenció la plaza.

Días después sufriste una cogida grave que te obligó a pasar por quirófano dos veces. Por esto, antes de nada, quiero subrayar la alegría que me produce saber que te recuperas bien.

¡No te imaginas, maestro, lo mucho que significó para mí aquel brindis tuyo!

Había llegado a Las Ventas con el ánimo en el estribo de una pequeña tribulación. Meses atrás, algunos malintencionados habían cuestionado injustamente mi respeto hacia la lidia y cuanto representa el mundo del toro. No sé si sabes que mi padre fue torero y que he cultivado siempre un aprecio sincero por la Fiesta. Por ello, aunque nunca he necesitado que nadie certifique el alcance de mis afectos, aquella falsa polémica me dolió.

Como no quería volver a convertirme en diana de nadie, hacía tiempo que no pisaba un tendido, pero mis amigos el ganadero Victorino Martín y el periodista Juanma Lamet me invitaron a la plaza con el reclamo de un cartel tan bueno que decantó mi querencia: Manuel Escribano –que nos dio el susto de la tarde–, el peruano Roca Rey y tú mismo, paisano.

Reencontré en Las Ventas algunas grandes cosas que los aficionados apreciamos de la Fiesta. El ambiente era estupendo y los toros, buenos. Además, recibí no pocas muestras de afecto y, para colmo de mi satisfacción, me brindaste un toro y bordaste una gran faena.

Román, siempre recordaré San Isidro 2019 por este gran gesto tuyo.

¡Muchas gracias y mucha suerte en tu carrera!»