Momento de la caída de Enrique Ponce tras ser corneado: la rodilla se dobla totalmente y sufre una grave lesión
Momento de la caída de Enrique Ponce tras ser corneado: la rodilla se dobla totalmente y sufre una grave lesión - Efe

Cornada y grave lesión a Enrique Ponce en la Feria de Fallas

Además de la herida en el muslo, preocupan las consecuencias de la fuerte caída

ValenciaActualizado:

Para rebajar su categoría, dicen algunos que a Ponce no le cogen los toros. No es cierto: ha sufrido ya graves cornadas. Así es la Fiesta. En el segundo toro, Enrique corta una oreja. Se espera que redondee su triunfo, en el quinto. Lleva camino de lograrlo cuando el toro lo empitona y lo lanza a buena altura; la caída parece muy mala. Sufre una cornada en el glúteo y una rotura de ligamento lateral, que preocupa tanto o más porque la recuperación va a interrumpir su temporada.

Todo hacía pensar en un festejo grato, con dos conmemoraciones. Tal día como hoy, hace 60 años, tomó la alternativa, en la corrida de Fallas, Curro Romero. Tal día como hoy, hace 100 años, nació el Valencia Club de Fútbol. Desde entonces, ¡cuántas ilusiones, cuántas tardes de gloria! En la víspera de San José, debe haber un gran cartel taurino. Por muy bueno que sea Diego Ventura, que lo es, no me gustan estos festejos «mixtos» de un rejoneador y dos toreros, a pie. Defiendo que los jóvenes entren en carteles de figuras pero no tiene sentido que alternen, como en un mano a mano, dos diestros tan dispares como Enrique Ponce y Toñete.

Ponce, con gesto de dolor, es trasladado en volandas a la enfermería
Ponce, con gesto de dolor, es trasladado en volandas a la enfermería - Mikel Ponce

Diego Ventura, en el primero, realiza una faena madura, medida, pero falla con el rejón de muerte. En el cuarto, calienta el frío ambiente el precioso «Sueño», galopando a dos pistas. Yendo hacia atrás y quebrando, muy en corto, «Nazarí» juguetea con el toro, que se ha parado pronto. Levanta un clamor al clavar a dos manos con «Dólar», sin riendas ni cabezal. Mata a la segunda: oreja.

Un reciente percance no ha impedido que acuda a Fallas el muy novel Toñete: un gesto torero. Remata las verónicas de recibo mirando al tendido (mala costumbre actual) y casi lo paga. El toro es manejable, tiene las fuerzas justas. El joven diestro pone voluntad pero los enganchones deslucen la faena, rematada con un arrimón, desplante y estocada caída. Mata el toro que ha herido a Ponce. El último, muy suelto, recorre el ruedo hasta que cae. Otra labor empeñosa de Toñete, que, al final, consigue alguna serie más lucida pero dice poco y tarda en matar.

Enrique Ponce cortó una oreja al segundo toro
Enrique Ponce cortó una oreja al segundo toro - Mikel Ponce

En honor al Valencia, Ponce estrena un vestido blanco y azabache, los colores del equipo. Recibe con verónicas cargando la suerte al segundo. El toro se mueve pero flaquea, protesta, se queda cortito. Ponce lo va metiendo, traza muletazos con facilidad y elegancia, le saca todo lo que tiene pero es poco toro para un éxito grande. Estocada rinconera de efecto rápido: oreja. El quinto, apenas picado, se mueve y humilla. Ponce brinda «a todos los valencianistas»: liga muletazos mandones en una faena que va a más, se huele ya el triunfo pero, en un pase de pecho, el toro se queda corto, lo empitona por la pierna, lo voltea alto y, en la caída, queda inmóvil. Lo llevan a la enfermería, con gestos de dolor. Arrastraba ya una lesión de ligamento cruzado: quizá eso le ha influido para no librarse del percance. Con ella parece imposible haber seguido toreando. La operación quirúrgica, que dilató, es ahora inevitable.

Ésta es la corrida número 60 de Ponce, en la Feria de Fallas: la oreja de hoy ha sido la número 63; de no ser por la cogida, hubiera logrado su salida en hombros número 40. A Alberto García Reyes , en ABC, le ha contado el maestro Curro Romero su concepto del toreo: «Uno no quiere que el tiempo pase. Es la misma vida. Es punto y aparte». También es punto y aparte Enrique Ponce, torero de Valencia.

ValenciaActualizado:Actualizar

Sexto toroCarcelero, número 58, negro, de 536 kilos, de Olga Jiménez. Toñete brinda su faena a Borja Domecq, ganadero de Jandilla. El novel matador comienza doblándose con acierto con otro buen toro de Matilla, con movilidad sin estar sobrado de clase, como sus hermanos. Toñete tira de deseos para intentar agradar. Pinchazo hondo. Falla con el descabello. Palmas de despedida.

Momento de la cogida a Enrique Ponce
Momento de la cogida a Enrique Ponce - Mikel Ponce

Quinto toroDeclamador, número 56, negro, de 532 kilos, de Olga Jiménez. Ponce brinda el toro «a todos los valencianistas». Bueno este de Olga Jiménez, pese a veces cabecear. El torero de Chiva hace una pausada y elegante faena, camino del triunfo. Ya en el epílogo, en un pase de pecho, lo prende en la cara posterior del muslo izquierdo. Horrible la caída, sobre la rodilla lesionada. Hay un capote milagroso de Jocho cuando va a lanzarle un pitonazo a la cabeza. Se lo llevan en volandas a la enfermería, donde va a ser intervenido de una cornada en el muslo izquierdo, casi a la altura del glúteo; además, sufre una lesión de rodilla, en la que arrastraba ya una lesión. Lo mata Toñete.

Ventura, con el cuarto
Ventura, con el cuarto - M. Ponce

Cuarto toroVolvemos al toreo a caballo en esta corrida mixta. Sale el de Los Espartales, Cantaor, número 24, negro mulato, de 555 kilos. Las cotas más altas llegan con Sueño, un prodigio de corcel, con el que se ajusta muchísimo a dos pistas. Con el toro ya más apagado y aculado en las tablas, Ventura da todo a lomos de Nazarí. Luego quita la cabezada y el bocado y deja un par a dos manos que revoluciona a los tendidos. Las rosas de adorno y a por el rejón de muerte. Pinchazo y rejón en dos tiempos. Oreja.

Toñete, en el tercero
Toñete, en el tercero - Mikel Ponce

Tercer toroMalhechor, número 43, negro mulato, de 532 kilos, de Parladé. Tiene castita el toro, que pide mando y mano baja. Toñete lo intenta con disposición, aunque la faena no resulta limpia, con muchos enganchones. Valeroso, acaba entre los pitones, con un desplante a cuerpo limpio. Al entrar a matar, el toro no ayuda lo más mínimo, y recibe un pitonazo a del que se duele, a la altura del pecho. Estocada caída algo atravesada.

Enrique Ponce pasea la oreja del segundo toro
Enrique Ponce pasea la oreja del segundo toro - M. Ponce

Segundo toroAdulador, número 49, castaño bociclaro, de 534 kilos, de Olga Jiménez, estrecho de sientes y con los pitones apuntando al cielo. Se luce Ponce en el saludo. Toñete quita desigual por chicuelinas. El maestro de Chiva brinda al público. Se dobla con él. Pierde las manos en el inicio, pero Ponce lo sostiene con sobrada técnica, aprovechando la obediencia del animal. Máximo temple en la última tanda. Estocada desprendida con derrame. Oreja, la 115 de su trayectoria en Valencia.

Ventura, al violín con las cortas en el primer toro
Ventura, al violín con las cortas en el primer toro - Míkel Ponce

Primer toroRompe plaza Botinero, número 19, negro, de 540 kilos, de Los Espartales. Sale huido hasta que Ventura lo encela a la cola del caballo Lambrusco. Saca a una estrella, Nazarí, para calentar el ambiente. Algún fallo al clavar, aunque buen toreo a caballo con un toro con movilidad. Acaba con las cortas al violín sobre Remate. Pincha y necesitada descabellar. Silencio.

PaseílloHacen el paseíllo Diego Ventura, Enrique Ponce, de blanco y azabache en honor del club valenciano, y Toñete, de lila y oro. De sobresaliente, Víctor Manuel Blázquez, de azul marino y oro.

Orden de lidia
Orden de lidia - SCP

SorteoSe lidian dos toros para rejones de Los Espartales, tres toros de Olga Jiménez y un remiendo de Parladé. Hubo también hoy lío en los corrales.

Cartel¡Buenas tardes! Bienvenidos a la novena corrida de la Feria de Fallas. Actúan Diego Ventura, Enrique Ponce y Toñete.

ValenciaActualizado:

El rejoneador Diego Ventura, Enrique Ponce -que homenajea al Valencia Club de Fútbol en su centenario- y Toñete -que reaparece tras la cornada en Olivenza- componen el cartel de esta tarde en la Feria de Fallas. Para la ocasión, se lidiarán toros de Los Espartales para el toreo a caballo. Para la lidia a pie, el conjunto de Olga Jiménez será remendado con uno de Parladé:

Este es el orden de lidia:

1. Botinero, número 19, negro, de 540 kilos (Los Espartales).

2. Adulador, número 49, castaño bociclaro, de 534 kilos (Olga Jiménez).

3. Malhechor, número 43, negro mulato, de 532 kilos (Parladé).

4. Cantaor, número 24, negro mulato, de 555 kilos (Los Espartales).

5. Declamador, número 56, negro, de 532 kilos (Olga Jiménez).

6. Carcelero, número 58, negro, de 536 kilos (Olga Jiménez).

Los sobreros de a pie son de Parladé y Las Ramblas. Los de rejones, de Los Espartales y Luis Terrón.