Jorge Isiegas pasea la oreja que cortó al cuarto novillo
Jorge Isiegas pasea la oreja que cortó al cuarto novillo - Fabián Simón

La Misericordia vota por el toreo clásico de Jorge Isiegas

El novillero corta la única oreja en la Feria de San Jorge de Zaragoza

Zaragoza Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En el coso zaragozano las elecciones fueron a golpe de pañuelo blanco. A más blancura por los tendidos, mayoría absoluta, y el usía, cual junta electoral, dando fe de los comicios. No hubo dudas para el público a la hora de elegir la opción del mejor toreo. Así, los aires de clasicismo de Jorge Isiegas recibieron el voto de una afición que paladeó su faena al cuarto de la tarde.

Bien con la izquierda y excelente en unos muletazos a derechas, muy reunidos, sentidos y templados, sin la menor concesión a la galería. Quedaba el sabor añejo de unos ayudados por bajo antes de una estocada desprendida que le valió la oreja; y antes, la ovación tras despachar al complicado primero con solvencia.

La novillada de María Cascón, bien presentada, manseó toda, y tuvo ejemplares más que potables, lo que hizo que se ganara el favor de los aficionados. El francés Adrien Salenc anduvo toda la tarde muy fácil, con un toreo fresco que tuvo eco en los tendidos. Aprovechó los viajes del huidizo primero y jugó a ganar con el buen quinto –que le dio una tremenda paliza a Manuel de los Reyes en banderillas–, en una faena plena de repertorio; de pie y de rodillas, por alto y por bajo, pero la estocada hizo guardia y disipó el posible trofeo (ovación tras aviso y vuelta tras aviso).

Francisco de Manuel pasó sus apuros con el tercero, que embestía con raza, y estuvo entusiasta y a ráfagas con el sexto, que le ofreció el triunfo y acabó rajado. Con muchas ganas, aunque un tanto apresurado el chaval, que remató, como a su primero, de una estocada contraria (ovación y vuelta al ruedo tras petición).