Álvaro Lorenzo, en un derechazo de temple y mano baja
Álvaro Lorenzo, en un derechazo de temple y mano baja - Paloma Aguilar

Más solvencia que brillo de tres jóvenes promesas en San Isidro

Solo Álvaro Lorenzo roza la oreja con deslucidos novillos del Parralejo

Enviar noticia por correo electrónico

MADRID Actualizado: Guardar

Los chaparrones no impiden la gran entrada (¡bravo por los aficionados), en un cartel de mucho interés. Se presentan en Madrid los tres novilleros que ahora mismo suscitan más ilusiones, dentro de estilos taurinos muy distintos. Los tres tomarán la alternativa en Nimes, los días 14 y 15. Las reses del Parralejo, bien presentadas, no dan el juego esperado, el de tantas tardes. Solo Álvaro Lorenzo está a punto de cortar la oreja pero ninguno de los tres decepciona.

Este toledano se ha formado poco a poco y con solidez en la casa Lozano. Su estilo responde a la llamada escuela castellana, que parte de Domingo Ortega y se continúa en Pablo Lozano y Gregorio Sánchez: clasicismo, mando, temple y sobriedad. El primer novillo es noble pero flaquea, embiste con poco celo. Álvaro se muestra poderoso y solvente pero no cabe mayor brillo. Mata a la tercera. El cuarto es incierto, protesta, vuelve al revés. El diestro se dobla muy bien y el novillo mejora un poco. Lo engancha, alarga la embestida, traza buenos naturales: una labor muy sólida, tragando mucho. Al final, en las cercanías, le pega un fuerte revolcón. Mata trasero y el presidente le niega la oreja, pedida por muchos, pero deja buena impresión.

Álvaro Lorenzo
Álvaro Lorenzo - P. Aguilar

Desde que lo vi debutar con caballos en Olivenza, su tierra (aunque haya nacido en Jerez), Ginés Marín me pareció un superdotado: lo ve muy claro, tiene valor, repertorio y estética. No es fácil que un joven reúna tantas cualidades. Más de una vez me he arriesgado a proclamar que ya es figura del toreo. Esta tarde, sin embargo, se estrella con dos novillos deslucidos. En el segundo, rebrincado, cierra las verónicas a pies juntos con un precioso remate improvisado. (Se ovacionan los buenos capotazos de Ambel). Muestra su gran facilidad, aunque el novillo protesta: liga los derechazos con un natural de frente, se sale de la cara con un molinete. Único lunar: prolonga con bernadinas innecesarias. Parte del público le ha tratado con la dureza que suele reservar para las figuras. El quinto mansea, pega arreones y tornillazos. Ginés, muy sereno, vuelve a demostrar que sabe perfectamente lo que se hace y logra algunos muletazos por bajo, mandando mucho. No ha habido opción para más.

Ginés Marín
Ginés Marín - Paloma Aguilar

Varea, de Castellón, es una personalidad taurina singular: es más irregular que sus compañeros pero, cuando acierta, conecta mucho con el público y maneja el capote con gusto. Devuelto por flojo el tercero, el sobrero de Vázquez resulta mucho más flojo: Varea sólo puede mostrar su clase en unas verónicas. Acude a portagayola en el último pero éste no le hace ni caso. Saluda Iván García después de dos grandes pares. Traza Varea muletazos templados, con personalidad, y buenos naturales, cruzándose mucho, pero el toro acaba rajándose. Debe mejorar su forma de entrar a matar.

Varea
Varea - P. A.

No se han cumplido las expectativas pero los tres diestros han demostrado solvencia, entrega y personalidad. Dentro de pocos días, se unirán a Roca Rey, López Simón y Garrido, como las jóvenes promesas que deben competir con las figuras: entonces darán su auténtica talla.

Postdata. Se ha presentado en Madrid la muy atractiva Feria de Istres, una ciudad francesa cercana a Marsella, que tendrá lugar el fin de semana del 19 de junio. En los últimos años, ha ofrecido carteles singulares. Este año, en su 15 aniversario, destaca la alternativa del peruano Galdós y, sobre todo, los seis toros que matará Enrique Ponce ese domingo (algo que no hace desde 1999 y que solo lo ha hecho en 6 ocasiones), acompañado por música clásica y de cine: un verdadero acontecimiento. Subrayo un dato esencial: todo esto es posible porque apoyan la Feria nada menos que 300 empresas privadas (todo lo contrario de lo que sucede en España). Gracias a ellos, se habla ahora de Istres, en todo el mundo taurino.

MADRID Actualizado: Guardar Actualizar

Sexto novillo

Último de la tarde. Varea se va a la puerta de chiqueros. Momentos de angustia, el novillo se frena, se para y huye. Tiene que ponerse de pie el castellonense ante la huida del manso Rebueno. Iván García cuaja un gran tercio de banderillas y saluda una gran ovación. Vuelve el agua a Las Ventas. Varea hace una notable faena con un novillo noble y apagadito, con momentos muy toreros y que calan en Madrid, que le reconoce la disposición. Tres pinchazos y estocada.

Sexto novillo
Sexto novillo

Quinto novillo

El novillo es muy deslucido y complicado. Ginés está perfectamente técnico y valiente pero sin lograr brillar. Estocada corta. Silencio.

Quinto novillo
Quinto novillo

Cuarto novillo

Último novillo en la carrera de Álvaro Lorenzo. Tras el mitin en banderillas de la cuadrilla, Álvaro Lorenzo se dobla con el animal, con muletazos rodilla en tierra muy toreros y poderosos, la medicina adecuada para el rival, con aroma antiguo. Sigue muy bien el toledano. Intercala ambos pitones de un novillo que no fáci, aunque mejora en sus manos. Muy meritorio Lorenzo, sólido y firme, que acaba metido entre los pitones. Aguanta miradas en circulares invertidos. En el remate de pecho lo prende de manera espantosa. Lo coge por la axila, con la suerte de que el pitón engancha la chaquetilla, pero la imagen es espeluznante. Estocada trasera (petición y vuelta al ruedo).

Cuarto novillo
Cuarto novillo

Tercero bis

Varea gusta a la verónica en el saludo, con compás y dos medias de gusto. El remiendo de José Vázquez se desploma al primer muletazo y, dadas las protestas del público, abrevia. (Mucho peor el sobrero que el titular). Media y descabello. Silencio.

Tercer novillo

Turno de Varea, que debuta con el número 48, Manijero, de 455 kilos. El castellonense deja algún lance gustándose en el recibo, sin poder redondear. Flojea el novillo, apenas picado. En el quite de Lorenzo pierde las manos y el usía no se lo piensa: pañuelo verde, quizá se precipita... Va a salir un sobrero de José Vázquez, Discordia, número 71, de 460 kilos.

Tercer novillo
Tercer novillo

Segundo novillo

Ginés Marín, la figura novilleril, encandila con el capote desde el saludo a Libertador, de 471 kilos, número 5. Javier Ambel, en la lidia, desata la ovación. Molesta el viento. Ginés principia por estatuarios con otro novillo deslucidote. Rebrincado, el novillero tiene pocas ocasiones del lucirse pero muestra su gran facilidad, aunque alarga demasiado. Media trasera. Aviso. Silencio.

Segundo novillo
Segundo novillo

Primer novillo

Sale el primero, Hostelero, número 10, de 443 kilos, novillo del debut de Álvaro Lorenzo. No puede lucirse con una de su sa armas, el capote, por la condición del toro, aunque apunta sus cosas, igual que Ginés en el quite. Bajo el arcoiris, el toledano extrae una tanda notable, con técnica y temple, con un buen pase de pecho. Está solvente, pero el del Parralejo, de poco celo, dura muy poco, se para y no transmite. Dos pinchazos, estocada y descabello. Silencio.

Primer novillo, Hostelero
Primer novillo, Hostelero

Paseíllo

Momentos antes de asomar el pañuelo blanco, empieza a llover. Y comienza el paseíllo! Los tres toreros, desmonterados en su presentación. Álvaro Lorenzo ha elegido un terno gris y plata; Ginés Marín viste de purísima y oro; Varea, de azul y oro.

Patio de cuadrillas

Los toreros se encuentran ya en el patio de cuadrillas. Álvaro Lorenzo no piensa en el tiempo, solo en cumplir su sueño de debutar: "Me siento un privilegiado, ojalá pueda conseguir lo que quiero". Varea también afronta con responsabilidad su última novillada antes de la alternativa. Ginés: "Solo quedaba Madrid. Y aquí estamos, a dar la cara, como hay que venir".

A pleno rendimiento
A pleno rendimiento

Nubes

A cinco minutos del comienzo del festejo, el cielo madrileño pinta cárdeno oscuro de nuevo. Los trabajadores siguen con sus menesteres. Quitando arena mojada y echando la seca.

Los operarios y areneros arreglan el ruedo
Los operarios y areneros arreglan el ruedo - P. A.

Ruedo

Los operarios trabajan a destajo para arreglar el ruedo. Todo apunta a que los novilleros tirarán hacia delante una vez que paró la lluvia.

Tiempo

Debutan si el tiempo no lo impide, pues hasta hace una hora ha llovido sin parar y la lona no se pudo poner dado que el agua no ha cesado prácticamente desde el sábado.

Cartel¡Buenas tardes! Bienvenidos a la cuarta de la Feria de San Isidro. Los tres novilleros con más proyección del momento, en el umbral de la alternativa, se presentan esta tarde en San Isidro...

MADRID Actualizado: Guardar

Todo el mundo pendiente del cielo de Madrid. Aficionados y profesionales miran las aplicaciones del tiempo y la previsión meteorológica para las próximas horas. Según Aemet, hasta las seis de la tarde caerá agua (cien por cien de probabilidades), pero a partir de las 18.00 horas las probabilidades descienden al 35 por ciento.

Claro que no solo hay que mirar el cielo, sino el ruedo, que es lo más preocupante. Desde la tarde-noche del sábado la lluvia ha sido casi permanente, por lo no se puso lona (tapar lo mojado no es conveniente, sino esperar a que se oree). Si ayer el ruedo estaba en mal estado, el de hoy va a estar impracticable, por lo que en caso de que escampe los operarios tendrían mucho trabajo por delante...

Siguiendo el reglamento, llueva o truene, esta mañana se celebró el sorteo de los novillos del Parralejo. En la cuarta de San Isidro, se anuncia la novillada más esperada de la Feria con tres debutantes en el umbral de la alternativa. Tres jóvenes que apuntan muy alto: Álvaro Lorenzo, que cortó el pasado domingo una oreja de mucho peso, Ginés Marín, el más aclamado del escalafón novilleril, y Varea, con un concepto capotero para paladares exquisitos.

Este es el orden de lidia:

1. Hostelero, número 10, negro listón bragado meano, de 443 kilos.

2. Libertador, número 5, negro listón, de 471 kilos.

3. Manijero, número 48, castaño, de 455 kilos.

4. Desafío, número 51, negro, de 472 kilos.

5. Ostrero, número 63, castaño, de 434 kilos.

6. Rebueno, número 67, negro listón, de 460 kilos.