Paco Camino, en una de sus salidas a hombros
Paco Camino, en una de sus salidas a hombros - ABC

El récord de Paco Camino: diez años consecutivos de Puerta Grande en Las Ventas

El sevillano tiene doce salidas a hombros del coso madrileño, once de ellas entre 1967 y 1976

Ángel González Abad
MadridActualizado:

Con la distancia del tiempo, la hazaña de Paco Camino de abrir, año a año y durante una década, la Puerta Grande de Las Ventas, se ve cada vez más inalcanzable para que nadie pueda repetirla. El diestro de Camas sumó en su carrera doce salidas a hombros, once de las cuales fueron sucesivas desde la Feria de San Isidro de 1967 hasta la última en 1976.

La historia de sus triunfos en Madrid comenzó antes, dos años después de su confirmación de alternativa, el 18 de mayo de 1963, llegó el éxito. Tres orejas a una corrida de Galache, fue la primera lección de las muchas que quedaban todavía por dictar.

Sin embargo, los aficionados madrileños tuvieron que esperar cuatro años para disfrutar de otro triunfo rotundo. El 18 de mayo de 1967, tres orejas a una corrida de Juan Pedro Domecq el día de la confirmación de Paquirri. Y una semana después, el 26 de mayo, otra Puerta Grande, frente a reses de Benítez Cubero esta vez.

Y de ahí en adelante, cada temporada una salida a hombros de Camino. Las Ventas se acostumbró a sus éxitos. En el mayo del 68, el día 13, otras tres orejas a los toros de Antonio Pérez, ante Julio Aparicio y José Fuentes. El 16 de mayo de hace medio siglo, dos orejas a un toro de Ibán, y a hombros junto a El Viti, que cortó tres.

Pero la tarde más rotunda, su consagración definitiva, llegó el 4 de junio de 1970. La fecha era esperada con tremenda expectación. Y lejos de defraudar lo sacaron en volandas por la calle de Alcalá tras cortar nada menos que ocho orejas. Mató siete toros de los encastres más variados y desorejó a tres, segundo, cuarto y sexto. Camino culminó aquel día una carrera de primerísima figura.

Su idilio con la primera plaza del mundo continuó como si tal costa. Así, el 29 de mayo de 1971, le corta las dos orejas a un toro de Pablo Romero, y al año siguiente, el 23 de mayo, cuando habían pasado sólo veinticuatro horas desde que Palomo Linares cortara un rabo en Las Ventas, el niño sabio de Camas, entonces ya no tan niño, se llevó tres orejas de la corrida de Manuel Arranz. En el 73, el 21 de mayo, otros tres trofeos ante la divisa de Juan Pedro Domecq, y el 6 de junio de 1974, en la Corrida de Beneficiencia, abandona de nuevo el coso a hombros, esta vez junto a Diego Puerta.

El 22 de mayo de 1975, dos orejas a un toro de Baltasar Ibán, por la Puerta Grande con Ángel Teruel. Idéntico triunfo el año siguiente. Tres orejas a los toros de Ibán y a hombros con Teruel. Fue la última vez que atravesó el umbral de Las Ventas tas diez años consecutivos de triunfos, una marca difícil de igualar, una historia escrita sobre la arena de la plaza madrileña con muletazos y estocadas de oro.