La Monumental de las Ventas, llena hasta la bandera
La Monumental de las Ventas, llena hasta la bandera - Ignacio Gil

San Isidro, la gran prueba taurina

Comienza la feria por excelencia de la temporada, 31 días seguidos de toros

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este viernes comienza la Feria de San Isidro, que concluye el domingo 5 de junio: 31 días seguidos de toros. Si a eso le unimos la exigencia del público y la seriedad de los toros que se lidian, no parece discutible que sigue siendo la primera Feria taurina del mundo; el equivalente a un Mundial de fútbol.Algunos datos: de los 31 festejos, 29 son de abono, más las corridas de la Prensa (17 de mayo) y de Beneficencia (1 de junio). Comprende la Feria 24 corridas de toros, 3 novilladas (los lunes) y 4 festejos de rejones (los sábados). Se ha renovado casi por completo el abono y hay grandes colas para adquirir entradas sueltas. Es fácil prever que se pondrá el cartel de «No hay billetes» en los carteles más rematados.

LOS MATADORES

Ha declarado el empresario, José Antonio Martínez Uranga: «Es una buena Feria, en la que están todos los que han querido venir» (dentro de un nivel, claro está). Como en la Feria de Abril, se han abierto los carteles, buscando la competencia de las figuras con diestros más jóvenes. La apuesta más fuerte es la del triunfador del año pasado, Sebastián Castella, que actuará 4 tardes; en 3 ocasiones lo harán Talavante, Escribano, López Simón y Roca Rey. Una sola tarde actúan el maestro Enrique Ponce, por encima ya de todas las «guerras», y José María Manzanares, no muy querido últimamente por este público. Un notable atractivo suponen las 5 confirmaciones de alternativa: Roca Rey, Garrido, Posada de Maravillas, Juan Leal y Román (y la rejoneadora Lea Vicéns). Los carteles reflejan la universalidad de la Tauromaquia. Franceses son Castella, Juan Bautista, Juan Leal y Vicéns (y los toros de Margé); mexicanos, El Payo, Silveti y Luis David Adame; peruanos, Roca Rey y Galdós; portugueses, los rejoneadores Rui Fernandes y Joao Moura.

No han querido venir Morante, con la excusa de que no igualan el desnivel del ruedo, ni Joselito Adame (además, por supuesto, de José Tomás y Juan Mora, que no se sabe cuándo ni dónde quieren torear). No se ha llamado al reaparecido Cayetano. Para las posibles sustituciones están bien colocados Curro Díaz y David Galván. Sí torean diestros menos famosos pero que se lo han ganado, en este mismo ruedo: Iván Vicente, Eugenio de Mora, Gonzalo Caballero, Robleño, Alberto Aguilar...

Un año más, las primeras figuras tendrán que defender su condición (y su cotización): El Juli, Manzanares, Talavante, Perera, Castella. La atención popular se centra en tres jóvenes, que se entregarán por completo: Roca Rey, López Simón y Garrido. La experiencia nos dice que, muchas veces, han triunfado rotundamente en San Isidro diestros en los que pocos confiaban.

LOS NOVILLEROS

En las tres novilladas del ciclo, sólo repite actuación Luis David Adame (apoderado por la empresa). La atención se centra en el festejo del 9 de mayo: con reses del Parralejo (la divisa predilecta, en las novilladas) compiten tres jóvenes que pocos días después van a tomar la alternativa, en Nimes: el toledano Álvaro Lorenzo, el extremeño Ginés Marín y el castellonense Varea. Los tres tienen notables cualidades. Dentro de eso, creo que Ginés Marín (igual que Roca Rey, entre los que ya son matadores) reúne condiciones para ser primera figura.

LOS REJONEADORES

En los 4 festejos programados, repiten los caballeros Diego Ventura, Sergio Galán y Leonardo Hernández. Una sola tarde (el 4 de junio) actúa Pablo Hermoso de Mendoza. Como ya he mencionado, confirma alternativa Lea Vicéns. No se entiende que la empresa no acceda al deseo de Ventura de lidiar en solitario seis toros: se lo ha ganado de sobra (el año pasado, pudo cortar dos rabos). También lamento que no puedan competir en el mismo cartel las dos máximas figuras, Ventura y Hermoso (parece ser que este último no accede, habiendo cámaras de televisión). Éste sería el auténtico mano a mano (igual que, en el toreo a pie, el de Ponce y José Tomás).

LOS TOROS

Aunque el gran público se fije sólo en los diestros, los toros son también elemento decisivo en los carteles. Las Ventas siguen siendo uno de las pocas Plazas donde muchos aficionados tienen esto muy en cuenta. Si se quiere que acudan las figuras, es inevitable acudir al encaste Domecq y a sus ganaderías predilectas: Núñez del Cuvillo, Juan Pedro Domecq (que repite, con Parladé), Jandilla, Victoriano del Río... En este San Isidro, se compensa esto con la presencia de otros encastes: Núñez, Atanasio, Saltillo, Santa Coloma...

Como es habitual, la última semana tiene un marcado sello torista, con los toros de Baltasar Ibán, Adolfo, Saltillo (una gran novedad, por su triunfo del año pasado), Cuadri, Victorino y Miura. Además, tienen indudable interés los hierros de Montealto, Robert Margé, Flor de Jara, Alcurrucén (dos tardes), Pedraza de Yeltes, Fuente Ymbro... Del juego que den dependerá fundamentalmente el éxito de la Feria. En el actual momento, cuando arrecian los ataques a los toros y el Tribunal Constitucional sigue sin pronunciarse (¿creerá alguien que no es por razones políticas?), San Isidro va a suponer un gran examen de los diestros y los ganaderos; y, en general, de la situación de la Fiesta.