La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, este martes en el Senado
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, este martes en el Senado - Efe

Teresa Ribera mantiene su rechazo a los toros y la caza, pero lo limita al plano personal

Reconoce que no tiene competencias en esas materias y asegura que «más allá de la preferencia personal» se limita a «cumplir la ley»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Después de que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, manifestase en una entrevista su opinión personal favorable a prohibir la tauromaquia y la caza, el PP ha registrado una interpretación en el Senado «sobre la posición del Gobierno con respecto a prohibir la caza y las corridas de toros y las medidas previstas para impulsar dichos sectores».

La cuestión se ha debatido esta tarde en el Senado. Allí, la ministra Ribera ha dicho que no va a tomar «ninguna» medida contra estas prácticas, en gran parte porque competencialmente no corresponden a su ministerio. La ministra no ha renunciado a sus planteamientos aunque, eso sí, los ha enmarcado en el plano personal: «Son manifestaciones estrictamente personales. En el contexto en el que yo tengo me limito a cumplir la ley, más allá de la preferencia personal».

Ribera ha rehusado hablar de medidas en favor de esta industrias, y se ha escudado en un discurso sobre la sostenibilidad del medio rural sin el que «no hay caza, no hay toros». Las palabras de Rivera causaron revuelo en el PSOE, ya que provocaron las críticas de los presidentes de Extremadura y Castilla-La Mancha.

División de opiniones

Recordemos que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, envió una carta personal a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, días después de afirmar que prohibiría la caza si de ella dependiera, misiva en la que tras mostrarse «sorprendido y preocupado» por este enunciado ponía a disposición de la responsable ministerial la experiencia legislativa y negociadora de la Comunidad Autónoma que sirvió para sacar adelante la última ley que regula el sector. En la carta, recogida por Europa Press, García-Page expresaba a Ribera la importancia «no sólo económica, sino además medioambiental que esta actividad tiene para el sostenimiento del Ecosistema en prácticamente toda Castilla-La Mancha, lo que incluye el mantenimiento de las poblaciones animales autóctonas, la cubierta vegetal y, también, el medio rural».

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, señaló que en breve la región tendrá la Ley de Caza «probablemente más moderna» del país y que los aproximadamente 80.000 cazadores de la región comprenden el entorno medioambiental y que ayudan a conservarlo y a mantenerlo. Cuando un ministro o una ministra habla todo lo que diga no son opiniones sino posiciones», explicó Fernández Vara, que subrayó que «la nuestra está muy clara: en una semana Extremadura tendrá probablemente la Ley de Caza más moderna de España».