Alfonso Cadaval - Vanessa Gómez
Toros

Alfonso Cadaval: «Es un auténtico sueño, no se puede pedir más»

El toreros sevillano habla de sus sensaciones ante la alternativa en la Feria de San Miguel. Será el 30 de septiembre con Morante y Manzanares

SevillaActualizado:

Sueña con ser torero desde que tenía dos años y «cualquier cosa», dice, me servía para pegar lances al viento. Alfonso Cadaval (Sevilla, 1995) está a punto de alcanzar su meta. Vive y entrena en Utrera de la mano de Alberto de la Peña, su apoderado, que aposto por él hace cinco años «de forma desinteresada». Ilusionado, preparado y mentalizado en la cuenta atrás para el 30 de septiembre, Cadaval es capaz de hablar de su alternativa con la seguridad del que está listo para darlo todo.

¿Qué sensaciones tiene?

-Llego en un momento idóneo de mi carrera. El fin de mi etapa como novillero ha sido bueno, esperanzador y con un punto de madurez ilusionante.

La suya es una alternativa soñada

Creo que sí es un auténtico sueño y más con el cartel que se ha formado, con dos figuras como los maestros Morante y Manzanares. No se puede pedir más. Como digo siempre: estoy responsabilizado y consciente de la situación. Sé que de ese día parte mi futuro hacia otro proyecto. Estoy concienciado.

Han pasado seis años desde su debut. ¿Es el tiempo adecuado?

Hay que adaptarse a los tiempos, hoy en día los novilleros no tienen la preparación que tenían antiguamente para llegar a una alternativa. Sé que soy un privilegiado porque puedo torear en el campo pero solo he sumado 26 novilladas, una más de las reglamentarias para poder tomar la alternativa. Tanto mi padre como mi apoderado han querido llevar mi carrera de una manera muy pura y profesional. Hemos toreado donde había condiciones. Los datos están ahí: tres tardes en Sevilla, Pamplona, Valencia, Madrid, Logroño, Huelva... siempre con responsabilidad, juegas con ventajas pero también con contras.

Al salir el toro, ¿sirve el nombre?

El toro sale para todo el mundo igual. Yo he sufrido una cornada. Si funcionas lo vas a hacer a pesar de los que no te quieran apoyar y si no, te quedas en tu casa por mucho que te apoyen

Desde que decidió ser torero ¿se ha llevado más decepciones o alegrías?

He descubierto que es lo más bonito que hay. Cualquier persona que se adentrara en él, incluso sin gustarle, descubriría que es una auténtica maravilla. No es solo vestirse de luces ni la plaza, sino un día de campo. El toro tiene algo especial que no tienen otras profesiones. He encontrado de todo pero las rosas que te da, aunque sean pocas, te valen para toda una vida de espinas.

¿Cuál es el momento más bonito que ha vivido?

-Terminar de convencer al público de Sevilla de que quiero ser torero. Creo que lo hice en las dos tardes de 2017. En estos tres años, desde que debuté en Olivenza, un momento especial ha sido mi segunda tarde en Ronda. Ese es el toreo que busco aunque es muy difícil sacarlo todas las tardes, hace falta mucho oficio y mucha técnica. Y el respeto que he sentido de la afición de Madrid este año.

¿Cómo es el toreo que siente?

Hablo desde la humildad y sabiendo que estoy empezando. Lo que me gusta puede que esté muy lejos de lo que puedo interpretar. Me gusta el toreo muy puro, con los chismes cuadrados, coger la muleta por el centro e intentar usar siempre los vuelos, evadir el toque y tratar a los animales con suavidad.

¿Está el toreo peor que nunca?

-Aunque no sea nadie creo que en el toro ninguno hacemos por arreglar nada. Los novilleros necesitan oportunidades. No vale con que te pongan un día, la gente tiene que ver tus virtudes y tus defectos. Para los novilleros es el peor momento, sin duda. No hay que lamentarse sino preguntarnos por qué está pasando y dar soluciones. Además, no nos sabemos vender.

Como estudiante de Periodismo ¿cree es que un problema de imagen?

Totalmente, no hemos sabido adaptar la cultura del toro a los nuevos tiempos. Ha llegado el ocio e internet y nos hemos quedado anticuados. Hay que llegar a los jóvenes. Acercarlos al campo y abaratar los precios.

¿Y dar paso a los toreros jóvenes?

-También. El que ha entrado y se ha puesto arriba es Roca Rey. Todos debemos aprender de él. Y hay compañeros de Sevilla que merecen demostrar si son capaces de estar al nivel.

Su cartel lo tiene, ¿le impone?

-Mucho, los dos son toreros de Sevilla pero me preocupa más ser capaz de sacar lo que siento y resolver mi futuro.