Ángel Jiménez fue el mejor novillero en a Maestranza en 2018
Ángel Jiménez fue el mejor novillero en a Maestranza en 2018 - RAÚL DOBLADO
ENREVISTA

Ángel Jiménez: «Mis sueños y mis ilusiones están en tomar la alternativa en Sevilla»

El novillero de Écija habla de una campaña decisiva en la que apuesta por doctorarse

SActualizado:

Sevilla y Madrid son las dos plazas en las que los novilleros se juegan su futuro. Así ha sido para Ángel Jiméz (Écija, 1992), que comenzó a torear a los 7 años, y volvió a resurgir en Las Ventas después de casi dos sin vestirse de luces. Ratificó con valor y buen toreo en Sevilla de ahí que sueñe con la alternativa.

¿Cómo se presenta 2019?

Mi preparación está siendo muy intensas porque mis ilusiones están puestas en dar ese paso al escalafón superior. Tengo ganas de empezar ya.

Ilusión de alternativa en Sevilla...

Mi sueño es Sevilla porque soy de Écija, sevillano y también porque es la que me ha abierto las puertas en mi etapa de novillero desde 2017. He tenido tardes bonitas e importantes y creo que la gente se ha quedado con ganas de verme. Mis sueños y mis ilusiones están en tomar la alternativa en Sevilla. Me puede dar un empujón grande y para mí puede ser importante.

¿Ha hablado con la empresa?

Esos temas los lleva mi apoderado. Confío en Enrique (Peña) que es quien mueve esos temas. Me centro en mi día a día que es entrenar, mentalizarme y estar preparado para afrontar la temporada y lo que venga. La alternativa es mi sueño pero hay mucho más.

Los dos últimos años ha habido doctorados en San Miguel. ¿La encaja esa fecha?

Lo que me serviría es tomarla ahora. El año pasado toreé en San Miguel y salieron las cosas bien así que llegaría con interés. Las ferias de novilleros empiezan en septiembre y me resultaría complicado torear. Si la tomo en mayo me ayudaría para abrir puertas en las ferias.

Unas ferias en las que se han suprimido las novilladas...

Las plazas en las que han quedado son muy seleccionadas y cuesta meter la cabeza. Aquí abajo no hay. Había en Osuna, en Écija, en El Puerto, Jerez... tienes que esperar a septiembre como me ha pasado a mi otros años.

Casi le obliga a jugárselo todo en Madrid y Sevilla, ¿no?

Así es, mis temporadas las he empezado allí con la suerte de que ambas empresas han confiado en mi y me han dado la oportunidad.

¿Confía en estar anunciado?

No lo sé pero sería muy bonito. La Maestranza me ha dado muchas cosas, también a nivel personal porque me ha devuelto las ilusiones, que mi nombre volviera a sonar igual que Madrid.

¿Podríamos decir que le han cambiado de rumbo?

Sin duda y siempre hablando desde la humildad ya que soy novillero y lo que quiero es abrirme camino y hacer cosas importantes en la profesión. En 2015 y 2016 no había toreado nada, apenas tentaderos. Estaba desaparecido entrenando, con mis ilusiones intactas pero sin una oportunidad. Llegó el 7 de mayo en Madrid de 2017. La empresa confió en lo que le dijo mi apoderado, que estaba preparado. Estas plazas ya sabemos cómo son, pesan mucho. Me pilló con madurez y había tenido tiempo de pensar las cosas. Acabé la temporada con 11 novilladas. Toreé el festejo de triunfadores en Las Ventas y en Sevilla la de Partido de Resina. Me sirvió para abrir carteles en 2018 pero todo partiendo de esas dos plazas.

También le ayudó Francia.

Sí, corté dos orejas en Garlin, me repitieron y corté otras dos. Y en Ceret.

¿Cuánto sumó en 2018?

Doce novilladas. Dos tardes en Madrid, la del Corpus en la Maestranza y en plazas importantes.

¿Cómo se mantiene la afición cuando las puertas no se abren?

No soy conformista. Cuando no he estado toreando he pensado la parte de culpa que tenía en eso así que he intentado aprender de mis errores. He entrenado muchísimo y he confiado en mi con naturalidad y disfrutando de lo que hago. Torear es mi vida, si un día me costara trabajo levantarme a entrenar y dejara de sentirme torero me dedicaría a otra cosa.

Ha demostrado su toreo con ganaderias de todo tipo.

He matado casi todos los encastes: Cuadri, Cebada, Escolar o Juan Pedro. Los novileros tenemos que formarnos y curtirnos. No se le puede hacer ascos a nada, al contrario tienes que estar agradecido.

¿Cuáles son sus metas?

Quiero mejorar y avanzar en mi tauromaquia, poder sacarle partido a más toros, al medio y al complicado, estar siempre a una buena altura. La de Partido de Resina me dio confianza en ese sentido

¿Cree en la suerte?

Hay que tener suerte, está claro, pero tienes que estar preparado lo que requiere mucho trabajo y constancia.