Ángel Jiménez, Emilio Silvera y Alfonso Cadaval, terna del Corpus de este año
Ángel Jiménez, Emilio Silvera y Alfonso Cadaval, terna del Corpus de este año - Lorena Muñoz
Novilleros

La cantera sevillana sobrevive en plena crisis de las novilladas

El astigitano Ángel Jiménez lidera el ránking local con una docena de festejos y sueña con el doctorado

SevillaActualizado:

El novillero que ocupa el primer puesto del escalafón es Alfonso Ortiz (Tielmes, Madrid 1999). En 2018 ha sumado 33 festejos, tres menos que los 36 de Jesús Enrique Colombo en 2017, líder novilleril entonces que esta temporada es el número 30 de los matadores con 17 festejos. La cifra del venezolano no está nada mal si tenemos en cuenta cuál es la situación de los jóvenes aspirantes.

No hay nada nuevo en la cartelería. Hace un año titulábamos este balance de manera poco optimista: «La escasez de oportunidades lastra a la cantera sevillana». Lo cierto es que no hay mucha diferencia con los matadores donde el primero, Roca Rey, ha dado cuenta de 54 paseíllos. Unas cifras que se alejan mucho de los tiempos de bonanza.

Para encontrar al primer sevillano hay que descender hasta el puesto número 20 de los 142 que aparecen en la tabla que ha realizado el portal taurino Mundotoro. Es Ángel Jiménez (Écija, 1992). En 2017 y tras dos años sin vestirse de luces, cortó una oreja en Madrid que le hizo volver al circuito. Acabó en la posición número 24 con 11 festejos y ya apuntamos que era uno de los nombres de la cantera a tener en cuenta.

Una novillada más, doce, ha completado esta temporada, dos de ellas en Sevilla. La primera en El Corpus –donde cortó una oreja– y la segunda en San Miguel, en el cartel de triunfadores.

El astigitano ha realizado lo mejor que se ha visto con un toreo reposado y templado, lleno de clasicismo y personalidad y no exento de valor. Antes de encabezar la terna de sevillanos–con Emilio Silvera y Alfonso Cadaval– empezaba a pensar en la alternativa. Debe estar próxima y quién sabe si será en Sevilla a final de temporada como estos dos últimos años han hecho Pablo Aguado, Rafael Serna y Alfonso Cadaval. Ahí queda la propuesta.

En el puesto 32 aparece el ya matador de toros Alfonso Cadaval (Sevilla, 1995) que solo ha toreado ocho novilladas antes de su doctorado de lujo el 30 de septiembre en el Baratillo. Sus cifras, tras presentarse en Las Ventas en mayo, confirman el delicado momento del escalafón: 8 festejos y 8 orejas, dos menos que en 2017.

Por desgracia, es la tendencia. Sin ir más lejos, Pablo Aguado y Rafael Serna tomaron la alternativa hace un año con 12 y 9 festejos. El dato no es baladí: Cadaval ha sumado 26 festejos desde su debut con picadores en Olivenza en 2016, uno más del mínimo exigido por la normativa.

El siguiente en el escalafón es Kevin de Luis (Bollullos de la Mitación, Sevilla, 1992) que cortó oreja en la de Partido de Resina y aprovechó la oportunidad que llevaba esperando desde 2014:, que no era otro que anunciarse en Sevilla. Ha sumado seis festejos y ha cortado 8 trofeos.

En una entrevista con ABC de Sevilla confesó que compagina el trabajo con los entrenamientos, que no ha perdido la ilusión pero lamentaba la falta de rodaje. Las palabras de Kevin son las de muchos compañeros que se dejan la piel sin recompensa.

La ha tenido a medias Emilio Silvera (Sevilla, 1996) que debutó ante la afición sevillana después de su paso por el ciclo de promoción. Cortó una oreja y dejó muy buena impresión ya que tiene temple y personalidad como demostró en su segunda tierra, en Las Colombinas. Comenzó de la mano de su padre y de José Rodríguez «El Pío», fallecido en abril. Se ha acercado al maestro José Fuentes y Martínez Enamorado que lo ayudan en este difícil camino que ha escogido. Está en el puesto 53 con cinco festejos.

A distancia

Juan Pedro García «Calerito» (Aznalcóllar, Sevilla, 1999) es el siguiente sevillano en el ránking con 4 paseíllos en 2018. Calerito, que tuvo un prometedor comienzo sin picadores, no ha terminado de despegar. Toreó el encierro de Dolores Rufino, que debutaba en la Maestranza, que no le dio muchas opciones. Tampoco a su compañero Jesús Muñoz (La Puebla del Río, Sevilla 1992) que con 1 festejo se coloca en el puesto 139 de la tabla. El cigarrero volvió a tener una oportunidad tras debutar en el coso del Arenal el año pasado.

Con dos paseíllos se colocan tres novilleros sevillanos aunque con distintas circunstancias: Fernando Navarro, Curro Durán y Daniel de la Fuente. El primero de ellos, apoderado por José Luis Peralta, debutó con los del castoreño en Espartinas el 28 de febrero de 2017. Espera entrar en Sevilla en 2019.

En el caso de Daniel de la Fuente (La Puebla del Río, 1995) hizo la apuesta de debutar en la Maestranza y con caballos el mismo día, el 14 de junio, como la ganadería de Antonio López Gibaja. Un percance en Arganda del Rey en septiembre lo apartó de los ruedos con una doble fractura de costillas.

Curro Durán (Utrera, 1993) regresó a Sevilla tras quedarse fuera en 2017 cuando sufrió un dura cogida en Ciudad Rodrigo. El utrerano no encontró colaboración con los antiguos pablorromeros. Buscaba un triunfo para una posible alternativa que no acaba de cuajar.

Otro utrerano que esperaba una oportunidad en Sevilla es Daniel Araujo (Utrera, 1990) que estuvo en las de promoción en 2013 pero que desde que debutó con picadores en Galapagar en 2016 no se ha vuelto a vestir de luces. Espera la fracasada oportunidad que tuvo en Madrid Javier Velázquez (Sevilla, 1981) en el mes agosto tras declararse en huelga de hambre un año antes.