Fotografía de la alternativa de Chicuelo en la Real Maestranza en 1919
Fotografía de la alternativa de Chicuelo en la Real Maestranza en 1919 - ABC
Toros

«Chicuelo», cien años de la alternativa de un torero genial

Tal día como hoy, el 28 de septiembre de 1919, se doctoró en la Real Maestranza Manuel Jiménez «Chicuelo», un diestro imprescindible para entender el toreo moderno

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tal día como hoy, el domingo 28 de septiembre de 1919, tomaba la alternativa Manuel Jiménez Moreno, conocido como «Chicuelo», (Sevilla, 1902-1967). La Real Maestranza fue testigo de cómo con Juan Belmonte, que hizo las veces de padrino, le cedía los trastos al genial torero de la Alameda de Hércules, en presencia de Manuel Belmonte. «Vidriero», un toro del conde de Santa Coloma, fue el primero de la exitosa y larga carrera profesional del menudo y valiente diestro.

Ese mismo día y con media hora de diferencia, en la otra plaza de toros de Sevilla, la Monumental, Joselito daba la alternativa a Juan Luis de la Rosa. Era el reflejo de una ciudad polarizada entre los partidarios de uno y de otro, los belmontistas y los gallistas.

Chicuelo fue un torero excepcional, imprescindible para entender el toreo moderno que logró sobrevivir a la Edad de Plata, a la Guerra Civil y hasta el toreo de Manolete, al que le dio la alternativa en Sevilla 2 de julio de 1939. Manuel Jiménez nació en la trianera calle Betis y se inició pronto en el oficio.

Se presentó en público en Tejares, el 24 de junio de 1917, con ganado de José Manuel García. Le acompañaron Juan Luis de la Rosa y Bernardo González. Se anunció por vez primera como matador de novillos en Zaragoza, el 1 de septiembre de 1918, con ganado de Terrones, mano a mano con Antonio Márquez.

Genial con el capote, fue el inventor de la chicuelina y líder del escalafón en los años 20. Su extensa vida profesional le permitió torear entre tres etapas distintas del toreo sin perder vigencia, apoyado en una extraordinaria capacidad para adaptarse y sacar partido al toro de cada época.

Confirmó en Las Ventas el 18 de junio de 1920 con Rafael el Gallo como padrino y Juan Belmonte y Fortuna como testigos ante reses del duque de Veragua en una tarde en la que salió a hombros por la puerta grande.

Su faena más famosa fue la del toro «Corchaíto» de Pérez Tabernero, en Madrid el 24 de mayo de 1928. Gozó de máximo cartel en México, donde debutó en 1924 donde se erige un monumento en su memoria, y se retiró el 1 de noviembre de 1951, en Utrera (Sevilla).

Un torero fundamental

Manuel Jiménez «Chicuelo» es un torero fundamental, el eslabón sin el que no se puede entender el toreo moderno y quien culmina la revolución iniciada por Joselito el Gallo, y sin embargo no tiene el reconocimiento que merece. Recuperar y valorar como merece su figura es una de las asignaturas pendientes de la historia de la tauromaquia.

En el sevillano barrio de La Alameda de Hércules donde se encuentra su domicilio familiar, el 21 de agosto de 2009 fue inaugurada una escultura en su honor. Fue un logro tras mucho tiempo de reivindicaciones de buenos aficionados para que este trianero inmortal tuviera un recuerdo en el lugar en el que vivió.

Este año en el que se celebra el centenario de su alternativa se han celebrado numerosas iniciativas para recordar esta efeméride. El cartel anunciador de la temporada taurina en la Real Maestranza está dedicado el diestro y esta misma semana se ha celebrado una charla coloquio y una exposición de fotografías de gran interés histórico pertenecientes al archivo familiar en el Ateneo de Sevilla.

Imágenes inéditas

Hoy mismo, el programa Tendido Cero dedica un reportaje-documental centrado en su vida y transcendencia. En el mismo intervienen familiares del torero, escritores y periodistas que han estudiado su figura y el legado que dejó como padre de una estructura de faena que llega hasta nuestros días.

Este trabajo recupera documentos excepcionales, como el único testimonio que queda hablado del torero de La Alameda de Hércules o las contadas imágenes toreando recogidas a finales de los años veinte y primeros de los treinta del siglo pasado.

Capote con el que hará el paseíllo Juan Ortega
Capote con el que hará el paseíllo Juan Ortega - ABC

Asimismo, el torero sevillano Juan Ortega, que torea esta tarde en la Feria de Otoño de Madrid hará el paseíllo con un capote de paseo que perteneció al genio de la Alameda de Hércules. Cedido por la familia para esta ocasión en la que se cumple el centenario de la alternativa de Manuel Jiménez «Chicuelo», está bordado con una imagen del señor del Gran Poder.