El torero sevillano tiene planes para torear en América este 2019
El torero sevillano tiene planes para torear en América este 2019 - ISABEL PERMUY
Entrevista

Esaú Fernández: «Soy optimista. Creo mucho en mí y en mis posibilidades»

Antes de partir a América, el sevillano analiza su momento profesional y cómo fue la pasada temporada en la que sumó 7 festejos. Confía en volver a los carteles de Sevilla en los que ha estado ausente en 2018

Actualizado:

Esaú Fernández (Sevilla, 1990) es uno de los jóvenes toreros sevillanos que pelea por entrar en los carteles. El año 2018 ha sido más complicado por su ausencia en los carteles de la Maestranza aunque es optimista con el futuro.

¿Cómo fue la pasada temporada?

He sumado 7 corridas entre España y América además de 17 festivales. Ha sido un año positivo en lo personal y en lo artístico pero he notado el no torear en Sevilla. En Madrid, además, no tuve suerte con la de Saltillo. Nosotros dependemos de esas plazas para lanzar el vuelo y como no estuve en la Maestranza se complica un poco más. A pesar eso he crecido como torero.

En 2017 se anunció con Miura en Sevilla, un coso en el que casi siempre ha estado desde su doctorado.

Sí, estuve dos años seguidos, 2011 y 2012 con tres orejas cortadas en dos ferias y me quedé fuera en 2014. Volví en 2015 hasta el 2017 en el que me cogió el toro de Miura a portagayola. Cuando la faena estaba levantando vuelo el toro se rompió una mano y tuve que matarlo. Y pinché al otro cuando podía haberle cortado una oreja.

Su relación con Sevilla ha sido buena ¿qué le ha faltado para dar el paso y lograr el triunfo definitivo?

He cortado orejas a Fuente Ymbro, en la corrida de Alcurrucén que pude abrir la Puerta del Príncipe pero la espada me lo quitó, igual que el día de Las Ramblas. La verdad es que mi vínculo con Sevilla es de amor. Creo que la gente aquí me quiere y me espera y realmente ha sido una pena no haber podido estar este año en los carteles. Ojalá pueda estar en mi plaza en 2019 porque a uno siempre le gusta empezar temporada en Sevilla y torear.

¿Cree que se olvidan demasiado pronto los trofeos cortados?

Muchas veces parece que tenemos buena memoria para lo malo o para incidir en que no ha habido un triunfo. Creo que en mi caso, siempre he dado todo y me he quedado cerca. Confío en que la empresa tiene buena memoria y el aficionado también para saber quién es Esaú Fernández así como el vínculo que tengo desde que salí a hombros en mi debut de novillero.

Se ofreció a Miura y no le ha dado la espalda a ningún hierro ¿Es cierto que ya no hay toro pequeño?

Me he curtido en los pueblos y en sitios donde puede que tenga menos respercusión pero sale un toro hasta más grande que en Sevilla. No era partidario de torear festivales pero me han ayudado para crecer artísticamente, para prepararme y para estar en boca de los profesionales que ven que soy un torero muy preparado. Estoy contento porque hago muchos tentaderos.

¿Son los festivales la salida para estar preparado?

Cuando no hay muchas corridas y te ofrecen festivales, los toreros tenemos que estar ahi, para eso nos preparamos. Estar delante de la cara del toro y del público es importante. Mi intención es estar preparado para este 2019 y para los compromisos fuertes.

En septiembre le vimos en Camas ¿qué supuso volver a sus orígenes?

Era la primera vez que toreaba allí desde que salí de la escuela taurina así que me hacía mucha ilusión. Fue muy emotivo por los recuerdos que me trajo y estoy muy agradecido a Pepe Moya y a Rafael Molina por el toro que maté al que le corté el rabo.

Estar en la lucha no le quita la ilusión, ¿cómo se motiva?

Soy optimista pero sobre todo creo mucho en mí y en mis posibilidades. Los toreros nacen pero también se hacen. Ahora que estoy más cuajado es cuando necesito un triunfo importante para poder lograrlo.

En los últimos años ha cambiado varias veces de apoderado, ¿quién es ahora su mentor?

Ahora no tengo apoderado sino personas que me ayudan y me corrigen. Tengo un amigo, José Montes, que es matador de toros, empresario y ganadero que intenta aportarme siempre. Tiene mucha fe y confía en mí. Como él dice, es ayudador de toreros, y está conmigo en la lucha.

¿Tiene planes para ir a América?

Sí, el año pasado debuté en México, corté cuatro orejas pero era casi final de temporada allí. Me voy en enero y espero poder torear con la mente puesta en España. América me viene bien para prepararme y para ganar un dinero que me viene bien para vivir. He viajado con asiduidad a Venezuela y a Perú años anteriores.

Es un torero joven con 7 años de alternativa, ¿es un punto a su favor?

Creo que es bueno. La tomé con 20 años y tengo madurez porque he pasado momentos buenos y malos. Eso se nota delante de la cara del toro por eso más creo en mi y más ilusión tengo. Gracias a Dios no paro de hacer campo y estoy muy agradecido a todos los ganaderos que se portan fenomenal conmigo.

En el momento actual , ¿es complicado engancharse a las ferias?

No me gusta quejarme pero sí creo que he tenido motivos para poder estar en muchas plazas en las que he sido triunfador y no he vuelto. Toledo, Plasencia, La Coruña, Logroño... dicen que cuando triunfas te repiten pero no he tenido la opción de equivocarme. Quien tiene la moneda la cambia. A mi me tiene que llegar ese momento.

¿Qué metas se plantea para 2019?

Me gustaría torear todo lo que pueda, volver a mi plaza que es Sevilla y donde ya me toca pegar un aldabonazo fuerte. Creo que estoy capacitado.