Los participantes en la mesa redonda en Cajasol
Los participantes en la mesa redonda en Cajasol - RAÚL DOBLADO
TOROS

Las familias de Gallito y Miura, unidas por la devoción a la Macarena

Una mesa redonda aborda la relación de hermandad macarena con el mundo taurino organizada con motivo del festival del 12 de octubre a beneficio de la Obra Asistencial que se celebra en la Real Maestranza

Actualizado:

«31 corridas se celebraron a beneficio de la hermandad de la Macarena entre 1879 y 1942 en la plaza de toros de la Maestranza y en la Monumental». El dato lo ofreció Carlos Colón, moderador de la mesa redonda que reunió en la Fundación Cajasol a un «cartel de lujo» para hablar de la «Macarena y los toros», con motivo del festival del 12 de octubre en la Plaza de Toros de Sevilla, a beneficio de la Asistencia Social de la Hermandad.

Abrió plaza el crítico taurino de ABC Andrés Amorós que ofreció un listado de toreros devotos de la Virgen. Entre ellos, Cagancho, Pascual Márquez, Martín Vázquez, Manolo Carmona, Manolete, David Silveti, Palomo Linares, Luis Miguel o Julio Aparicio así como los que lo llevaron en su nombre: El Macareno o Joselu de la Macarena. «La música es Bach, la pintura es Velázquez, la literatura es Cervantes y la tauromaquia es Joselito el Gallo», sentenció Amorós que realizó un recorrido por la relación de Gallito con la hermandad. Citó anécdotas y textos de Muñoz y Pavón así como la crónica de Gregorio Corrochano el día de la muerte del diestro. «En Talavera le quitaron del cuello el retrato de su madre y la medalla de la Macarena», para Amorós «Gallito unido para siempre a la devoción de la Macarena».

Antonio Miura habló de la relación de su familia con la Macarena y recordó los libros novilladas «para el barrio de la Macarena y para la hermandad. La primera que aparece es la de 1904 y la última de 1914, en el mes de junio». Y recordó cuando su padre fue hermano mayor y él salía de nazareno. Su hermano Eduardo Miura señaló que la familia siempre vivió en el barrio. «Nuestro tatarabuelo, que fundó la ganadería tenía una fábrica de sombreros en la Encarnación pero fue don Eduardo el que tuvo la relación con Gallito».

El aficionado Ignacio Sánchez Mejías habló de las familias macarenas de Sánchez Mejías y los Gallo y del funeral de José. «Gallito fue el primer torero total y un revolucionario dentro y fuera de la plaza. Hizo la mayor revolución genética de los toros y movió los cimientos económicos de la Fiesta. Con 15 años habló de las plazas monumentales y no se lo perdonaron, sobre todo en Sevilla. Esta pelea social es lo que llevó al conflicto con la Catedral y los funerales que le organizó la Macarena”.

Cerró el turno de intervenciones el historiador Andrés Luque Teruel que detalló los festivales que sufragaron el patrimonio de la hermandad. «El primer taller de Juan Manuel Rodríguez Ojeda surge gracias a las novilladas a beneficio de la Macarena. Con las tres entre 1907 y 1909 con ganado de Miura se hizo el palio rojo. Gallito y Miura, ligados para siempre a la Macarena».