Morante de la Puebla en la pasasa Feria de San Miguel de Sevilla
Morante de la Puebla en la pasasa Feria de San Miguel de Sevilla - RAÚL DOBLADO
ESCALAFÓN 2018

Morante lidera una temporada dura para los toreros sevillanos

Los diestros Manuel Escribano y Pepe Moral completan el podio de diestros con 27 y 23 festejos. El cigarrero ha sumado 31 paseíllos en la campaña de 2018

Actualizado:

El final de temporada nos da la oportunidad de analizar cómo ha sido la campaña taurina para los toreros sevillanos. Los números y las cifras del escalafón nos ofrecen datos estadísticos. Una parte de la realidad que nos muestra cuál es la situación que, en algunas ocasiones, poco tiene que ver con la justicia o «con lo que pasa en el ruedo».

El líder indiscutible es Roca Rey, peruano de nacimiento y sevillano de residencia con 54 festejos y 91 orejas, según los datos del portal taurino, Mundotoro. El primer sevillano que aparece en el ránking de matadores es Morante de la Puebla en el puesto 12, a pesar de que comenzó su temporada el 12 de mayo en la Feria de Jerez de la Frontera. El cigarrero suma 31 paseíllos -4 en plazas de primera- 27 orejas y un rabo, que cortó en Barrancos(Portugal). Morante, que en 2017 era el tercer sevillano en el escalafón, ha terminado su compromiso con Manolo Lozano y abre el enésimo capítulo en la historia de sus apoderados. Afronta 2019 con Antonio Matilla y aunque es una incógnita cómo planteará su futuro en cuestiones como la televisión, sí parece que está llamado a compartir cartel con José María Manzanares, otro torero de la casa, toda vez que Padilla deja los ruedos cuando termine su campaña americana.

El segundo es Manuel Escribano, que el año pasado lideró la estadística sevillana después de reaparecer de su grave cornada en Alicante. Para el de Gerena no ha sido un año fácil. Acaba en el puesto 18, con 27 festejos y 28 orejas. No ha tenido suerte en los sorteos, como le ocurrió en Sevilla, y sufrió una cornada en la plaza manchega de Belmonte de la que tuvo que ser operado de nuevo por los doctores Pascual González Masegosa y Jesús Cuesta. Además, ha roto con su apoderado, Raúl Gracia «El Tato» después de dos temporadas.

En el pódium de toreros de la tierra también se sitúa Pepe Moral que de la mano de Julián Guerra ha sumado 23 festejos, 14 más que en 2017. Se aúpa al puesto 22 del escalafón con 14 orejas, 6 de ellas en cosos de primera. Reeditó el triunfo con Miura en la Maestranza y de nuevo estuvo a punto de abrir la Puerta del Príncipe. Gracias a su templada zurda y a los legendarios toros de Zahariche, ha logrado abrirse hueco.

La cuarta posición es para Manuel Jesús «El Cid» que acaba de anunciar que se despide en 2019, con nuevo mentor: Manuel Martínez Erice. Ocupa el puesto 27 y suma 19 festejos, los mismos que Daniel Luque que este año estuvo ausente de la cartelería sevillana.

En el puesto 40 aparece Antonio Nazaré que suma una decena de festejos, cuatro más que Pablo Aguado, que se reveló en abril con Torrestrella, como un firme candidato a ocupar un lugar destacado en el toreo sevillano. Tras cuatro meses de parón, confirmó alternativa en la Feria de Otoño al sustituir a Paco Ureña, cortó oreja y dejó una grata impresión que debe servirle. Cuatro festejos ha sumado Javier Jiménez, que se ha separado de José Luis Peralta después de cinco años.

Tres paseíllos suma Juan Ortega que sorprendió el 15 de agosto en Madrid y reclama más oportunidades –como debutar en Sevilla– atendiendo al buen toreo que destapó en Las Ventas.

Y tres Esaú Fernández y Rafael Serna que, sin suerte en Sevilla donde volvió tras una cornada el día de su alternativa, afronta la campaña americana sin José María Almodóvar que ha sido su apoderado desde 2012.

Con dos están Salvador Cortés, Borja Jiménez y Lama de Góngora, que regresó de México. Miguel Ángel León suma una, la de su alternativa en Valdemorillo en febrero, igual que Alfonso Cadaval, que la tomó en septiembre. Oliva Soto no ha sumado ninguna en España pero triunfa en Perú a la espera de una llamada en su tierra.