Novillada con picadores para los novilleros Daniel García Navarrete, Rafael González y Marcos, en la Plaza de Toros de la Maestranza. Primer novillo para Rafael González
Novillada con picadores para los novilleros Daniel García Navarrete, Rafael González y Marcos, en la Plaza de Toros de la Maestranza. Primer novillo para Rafael González - Juan Flores
Novilladas Sevilla

Dos orejas a la raza de Rafael González

El madrileño cuaja una seria actuación en su debut en Sevilla

Lorena Muñoz
SevillaActualizado:

La última de las novilladas tenía como aliciente el debut ganadero de José Cruz. El encierro estuvo bien presentado aunque justo de raza al contrario que Rafael González que la derrochó en una completa actuación.

El madrileño apostó a ganar, participó en los quites y cortó dos orejas tras dos faenas en las que demostró ganas, oficio y torería. No tuvo ninguna duda en hacer el saludo en los medios a la verónica, por chicuelinas, tafalleras y gaoneras. Tras el brindis la público se plantó de rodillas para iniciar con el pase cambiado por la espalda y continuó hasta lograr una templada serie al natural que arrancó el pasodoble. Estuvo con ganas ante un buen novillo que repitió en series largas con la diestra ya que con la zurda le apretó y le enganchó. Cerró con ajustadas bernadinas y cortó una oreja.

Remató con el quinto al que templó a la verónica de nuevo, lo brindó al público pero se rajó en los primeros muletazos por alto en los medios. A pesar de todo, el de José Cruz tuvo calidad y el novillero consiguió series de mando y mano baja, que hicieron sonar la música. El epílogo fue por manoletinas antes de cobrar la estocada y pasear otra oreja.

García Navarrete no pudo repetir el triunfo del año pasado. Su primero traía las magníficas referencias en su reata de «Cortesano», el famoso semental de Daniel Ruiz. La realidad es que llegó a la muleta con mal estilo, echando la cara arriba y acabó pitado en el arrastre. El de Vilches puso voluntad antes de ser silenciado.

Tenía otra oportunidad con el cuarto, un astado soso con el que se lució con el capote y al que logró meter en la muleta a base de tragarle y colocarse en el sitio. Hubo muletazos de buen trazo con la diestra en una faena de menos a más que no rubricó con la espada.

También debutaba en Sevilla Marcos que estuvo a punto de no salir en el sexto al ser intervenido en la enfermería. De hecho, cuando llegó al ruedo Garcia Navarrete ya estaba con el capote. El percance ocurrió en su primero que lo lanzó contra las tablas cuando lo recibía de rodillas. De hinojos comenzó la faena que tuvo temple pero le faltó transmisión con la diestra. Falló con la espada y fue silenciado.

El sexto lo brindó al público e inició con el pase cambiado por la espalda y varias espaldinas más. Demostró que quiere hacer bien las cosas, hubo muletazos templados, circulares y toreo en cercanías sin mucho eco en una labor larga que volvió a emborronar con los aceros.