De la Fuente y Ruiz Muñoz rodeados de un grupo de jóvenes aficionados
De la Fuente y Ruiz Muñoz rodeados de un grupo de jóvenes aficionados - Lorena Muñoz
Toros

Ruiz Muñoz y Daniel de la Fuente, a hombros en la novillada de Guillena

El sevillano De la Fuente le cortó las dos orejas y el rabo a un novillo de Martín Lorca al que se le dio la vuelta al ruedo

GuillenaActualizado:

La novillada de Guillena, organizada con motivo del 25 aniversario del debut de Morante de la Puebla, fue la primera con picadores en lo que va de temporada en Andalucía. Con algo más de media plaza en los tendidos, el paseíllo comenzó con retraso en una tarde en la que el presidente estuvo firme a la hora de conceder los trofeos. Salieron a hombros y rodeados de jóvenes aficionados, Ruiz Muñoz, con dos orejas y Daniel de la Fuente que cortó un rabo. Un trofeo logró Fernando Navarro.

Ruiz Muñoz se quedó sin la oreja del primero de Soto de la Fuente, con el que estuvo dispuesto con el capote y la muleta, por falta de pañuelos ya que la petición fue sonora. Desorejó a un buen ejemplar de Luis Algarra al que recibió a la verónica ganando terreno y se entregó en una faena que fue a más, con ayudados y toreo de mano baja con la montera puesta.

Un trofeo consiguió Fernando Navarro al segundo de Gabriel Rojas, con el que se lució al natural, mano con la que se sintió más cómodo siempre y al menos se le vio con ganas de hacer bien las cosas. Con el quinto de Virgen María no encontró las distancias hasta avanzada la faena y aunque estuvo decidido se atascó con los aceros. El sevillano tiene una cita en la Maestranza el 6 de junio en la que hará su presentación con la de Dolores Rufino.

Daniel de la Fuente hizo lo mejor del festejo. Brindó el tercero del hierro familiar de Dolores Rufino que se pegó una voltereta al salir del caballo y le costó mucho entrar a en la muleta. De la Fuente, firme y decidido, estuvo cerca del percance en varias ocasiones. Recibió al sexto de Martín Lorca, al que se le dio la vuelta al ruedo, de rodillas y así fue la media después de un buen recibo a la verónica ganando terreno hacia los medios.

Con un galleo muy vistoso lo llevó al caballo antes ponerse de nuevo de hinojos para empezar con la muleta en la que aprovechó todas las virtudes del astado. Firme y decidido, realizó una faena compacta que remató también de rodillas con el público entregado. Lo veremos con los de Fuente Ymbro en la Maestranza el próximo 20 de junio en la terna de sevillanos.