Calerito regresó ayer a Sevilla y logró dar una vuelta al ruedo
Calerito regresó ayer a Sevilla y logró dar una vuelta al ruedo - JUAN FLORES
TOROS

Silvera y Calerito, dos vueltas al ruedo en un Corpus a medias en Sevilla

Daniel de la Fuente es silenciado en un encierro de Fuente Ymbro bien presentado que no terminó de romper

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La mejor noticia de la novillada del Corpus fue ver los tendidos de la Maestranza llenos de jóvenes aficionados. No fallaron al reclamo de una terna sevillana con ambiente que lidió un encierro de Fuente Ymbro bien presentado y con movilidad aunque no acabó de emplearse. Las dos vueltas al ruedo de Emilio Silvera y Calerito en los dos primeros y la música que sonó en el tercero hicieron presagiar que la noche iba a ser entretenida pero el tono fue bajando al igual que la temperatura.

Repetía en esta fecha Emilio Silvera que alcanzó sus mejores momentos al natural aunque sin tocar pelo. Dio la vuelta al ruedo tras una leve petición de oreja con el primer Fuente Ymbro, de buen comportamiento aunque un poco mirón, que apretó en banderillas donde destacó David Pacheco haciendo los quites. Silvera estuvo animoso con el capote y comenzó la faena con unos elegantes doblones rodilla en tierra como prólogo a una labor entonada con la diestra en la que destacó una serie de naturales citando de frente pero le faltó ligar para tomar cuerpo. Hasta se llevó una fea voltereta sin consecuencias.

Le quedaba el cuarto, que brindó al público, al que logró meter en el canasto de mitad de faena en adelante con uno y el de pecho suaves y templados. Al natural logró que sonara la música pero el novillo, que fue a menos, le enganchó la muleta en exceso a pesar de que estuvo dispuesto. Abrochó con una serie por manoletinas y saludó la ovación.

Regresaba Calerito a Sevilla después de no tener opciones en su presentación el año pasado y agradeció la nueva oportunidad al empresario. A Ramón Valencia brindó el segundo que manseó de salida y acabó rajado en la muleta. El sevillano se mostró muy solvente y dispuesto y bien colocado para intentar que no saliera suelto de cada muletazo. La faena comenzó en los medios y acabó en las tablas fajándose en cercanías y tirando de técnica para meterlo en el engaño. Acertó con la espada y los pañuelos asomaron en los tendidos para que el premio quedara en vuelta al ruedo.

Se fue a chiqueros en el quinto, un toro de hechuras que salió como un tren y al que le dio otra larga de rodillas ya en el tercio. Destacó en varas Manuel Jesús Ruiz Román que se llevó la ovación al dejar el ruedo pero «Sabueso» se quedó parado pronto en el tercio final y Calerito solo puedo estar entregado. Sin duda, le tocó el peor lote.

Cerraba la terna Daniel de la Fuente que fue silenciado en ambos. El tercero fue un novillo con carita y hechuras de torito que fue un poco a su aire hasta que el cigarrero le enseñó la muleta y logró meterlo en una serie con la montera en la mano cuando iba camino de brindar al público. Cuando tomó la izquierda y lo cambió de terrenos sonó el pasodoble ya que «Infortunado», un mansito encastado, iba largo y con buen son pero De la Fuente, que dejó detalles, se atascó con la espada y acabó silenciado.

Con un farol de rodillas saludó al sexto aunque no pudo lucirse con el capote. Empujó y derribó en el caballo en dos varas a las que fue de largo y esperó en banderillas. Tardeó en el tercio final y le costó humillar aunque se dejó dar algunos muletazos. De la Fuente estuvo voluntarioso e intentando hilvanar la faena pero la sosa embestida no le ayudó.