La Tauromaquia ha llegado a la mesa de los partidos políticos
La Tauromaquia ha llegado a la mesa de los partidos políticos - CRISTINA QUICLER/AFP
LA FIESTA NACIONAL

Los toros, en la Agenda política

Analizamos con la Fundación del Toro de Lidia el actual debate sobre los ataques y la defensa de la Fiesta

Actualizado:

La semana ha sido movida tras las desafortunadas declaraciones de la ministra Teresa Ribera. El ruedo tuitero no se ha quedado quieto. Los partidos políticos tampoco. El PP con una propuesta para defender la tauromaquia. El PSOE, con muchos aficionados en sus filas, ha salido al quite. En Sevilla IU le pide a Juan Espadas una consulta surrealista sobre ser una ciudad antitaurina a la que Beltrán Pérez (PP) ha reaccionado de inmediato.

Todo empezó con las elecciones andaluzas, la posición de VOX, el apoyo de un Morante de la Puebla en furgoneta y con Santiago Abascal en la tumba de Joselito El Gallo. ¿Qué está ocurriendo?

Para el portavoz de la Fundación del Toro de Lidia, Chapu Apaolaza, «los tiempos están cambiando». «Creemos que gracias a la gente del toro, la tauromaquia ha dejado de ser un debate sobre el gusto y ahora es un debate sobre la libertad», asegura.

Y va mucho más allá. «Nos hemos dado cuenta de que hace un mes muchas personas, aunque no fuera verdad, tenían la sensación de que el toro era algo que se iba a prohibir tarde o temprano y prohibirlo no iba a tener ninguna consecuencia», explica. Igual en la política. «Algunos políticos no tenían en cuenta electoralmente al votante de toros. Vox incluye la defensa expresa de los toros y la caza y por ende del mundo rural con el que pretende acabar el animalismo», argumenta.

Para Apaolaza, «la Fiesta de los toros, que comprende todo el arco ideológico, se ve representada por un partido de forma muy firme y los votantes actúan en consecuencia. Sucede un fenómeno muy lógico que no se ha tenido en cuenta en los gabinetes de los partidos: los votantes, perseguidos en otros ámbitos, votan al que le protege o le defiende, en este caso a Vox, aunque seguro que los aficionados también han votado a otros partidos. De forma inmediata los toros han entrado en la Agenda de la política». Los toros importan. Y pueden dar o quitar votos.

Chapu Apaolaza: «La clase política entiende bien el lenguaje del voto»

«Los aficionados no existíamos y no contábamos». El periodista Chapu Apaolaza insiste en que los tiempos han cambiado. «La sociedad civil taurina ha salido al mundo a decir que estamos aquí que tenemos el derecho a defender nuestra libertad y los políticos tienen el deber de defenderla».

En su opinión, el detonante han sido las elecciones andaluzas. «El Partido Popular, que ha hecho cosas en favor de la tauromaquia en votaciones decisivas en el Senado y en el Congreso, ha dado un paso. Ha coincidido con errores garrafales como el de la ministra Ribera. ¿Hasta qué punto sus declaraciones pueden ser personales y no una posición politica?».

¿Darán pasos otros partidos? «Entendemos que el siguiente debe ser el Partido Socialista y que tendrán la valentía de hacerlo. No es un partido antitaurino y hay aficionados como la vicepresidenta Carmen Calvo o el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, mano derecha de PedroSánchez. Hasta ahora no ha tenido una opinión orgánica y aunque Sánchez se ha manifestado contra el toro de la Vega, el ministro de Cultura, a pesar de sus gustos personales, valora que es una manifestación cultural que hay que proteger y que ni él ni nadie puede prohibir. Estamos seguros de que darán un paso adelante en favor de que no ocurra como en Baleares, con votos de su partido», subraya.

¿Qué ha cambiado? «Parte de la clase política entiende bien el lenguaje del voto. Desde la Fundación del Toro de Lidia agradecemos a Vox y al PP que apoyen los toros y le agradeceremos al PSOE y a todos que los apoyen», y apostilla que «en la fundación somos apartidistas, no pertenecemos a ningún partido pero estamos ayudando a los que nos defienden. Los toros se juegan gran parte de su supervivencia en la política».

¿Se están politizando los toros? «Se han usado argumentos ideológicos para prohibir los toros. Partidos de izquierda como Podemos han querido utilizar que ser aficionado era de derechas. No tiene sentido. En los partidos hay de todo. Deberían plantearse qué está pasando cuando personas con su idea de sociedad se sienten insultados, rechazados y apestados. Han hecho un uso tendencioso como en Cataluña, como si fuera un símbolo de españolía. Lo que debemos fomentar es que todos los partidos nos utilicen para defendernos y no para prohibirnos».