Un toro de Miura, ganadería que este año no lidia en Madrid-
Un toro de Miura, ganadería que este año no lidia en Madrid- - PALOMA AGUILAR
LA FIESTA NACIONAL

Triunfos, miuras y recompensas

Una reflexión sobre la inclusión o no de los triunfadores de Sevilla y Madrid en los carteles de las ferias del verano

Actualizado:

Los últimos siete días han dado para mucho en lo taurino. Madrid va camino de la quinta y última semana esperando que el dicho se cumpla: que no sea mala aunque este San Isidro está siendo el mejor de muchos años. El abono más largo tiene ya algunos triunfadores mientras van saliendo los carteles de las ferias del verano sin que haya demasiadas novedades.

Hablamos de Santander y de Pamplona, ciclos que han presentado sus combinaciones. El único torero que ha entrado en ambas ferias, y que es imprescindible en todas las que vienen, es Pablo Aguado. El triunfo del sevillano en la Maestranza y el refrendo en Madrid sin orejas ha sido tan grande que nadie puede negarle un hueco en sus plazas. Y no ya por interés empresarial sino por el que ha despertado en los públicos.

La sensación de que las cosas están cambiando empieza a ser real aunque sea poco a poco, paso a paso. Aguado ya estaba anunciado en Nimes donde Román ha sustituido al lesionado Emilio de Justo así como en Vic-Fezensac y Madrid de nuevo. En ese cartel de Nimes entró David de Miranda, que podría haber repetido en Madrid en lugar de Román, tras su puerta grande venteña.

El onubense no está en Santander y tampoco en Pamplona, a pesar de que se daba por hecho su debut y llegó a estar como fijo en los carteles la noche antes de la presentación oficial por parte del Coso de la Misericordia. Parece que ha sido por falta de acuerdo con la ganadería aunque en la Feria del Toro, ya se sabe que todas las corridas tienen un nivel de exigencia muy alto.

En San Fermín sí estará Pablo Aguado que va a debutar como matador en el coso pamplonica como representante sevillano junto a Pepe Moral y Manuel Escribano. El de Gerena ya se recupera de la cornada de Madrid y espera reaparecer junto al palaciego y Octavio Chacón en el debut de Miura en Utrera el 22 de junio.

Con los miuras, que no han ido ese año a Madrid, debutará en Pamplona el francés Juan Leal, otro diestro que ha mostrado en San Isidro hay que tenerlo en cuenta. Hace dos temporadas en Bilbao, el legendario hierro le abrió las puertas de las ferias.

De Miura se ha presentado esta semana un libro sobre los 175 años de la ganadería a través de los carteles y la prensa. La obra enciclopédica de Luis Rufino recupera la trayectoria familiar y desvela muchas claves de la historia de la Tauromaquia. Habla de triunfos y recompensas y de las figuras que siempre la torearon con normalidad y que hoy no hacen «esa gesta».

José María Barrero: «El sistema no abre hueco porque tiene que cumplir sus compromisos»

José María Barrero se considera aficionado aunque conoce las empresas» y tiene experiencia apoderado. En su opinión «abrir hueco es complicado cuando lo que hay que tener en cuenta es que hay que llenar la plaza y se busca el remate de los carteles».

Y lo explica de forma clara. «A los empresarios les cuesta trabajo porque la responsabilidad de llevar gente la tienen las figuras. El número de personas que conoce a los triunfadores de Sevilla y Madrid es reducido. Siguen teniendo más peso los nombres que los hombres para dar remate a las ferias», asevera.

A lo que añade otro handicap. «Hay un sistema viciado porque esto es un intercambio de cromos, ¿cuando empezamos a romper la rueda de la baraja para meter a gente?», subraya.

Barrero habla sin tapujos. «El sistema no abre hueco porque tiene que cumplir con sus compromisos. El problema está en la separación de poderes, los empresarios no deberían ser apoderados ni viceversa. Se puede abrir hueco pero el torero emergente se tiene que hacer un nombre y las entradas valen lo mismo para verlos a ellos que a los consagrados que, a priori, meten a más público. El peso cae sobre ellos», explica.

A pesar de todo defiende su entrada en los carteles. «Los aficionados entendemos que la justicia taurina tiene que existir y que tienen que estar en los sitios porque se lo han ganado pero como no tengan un rodaje de un año y que su nombre suene, es realmente difícil. Las corridas televisadas ayudarían a que se promocionaran», subraya.

Sobre los jóvenes destaca que «el triunfo de Pablo Aguado tiene más fuerza que el de David de Miranda, por su toreo y por su apoderamiento que está amparado en el entorno de Simón Casas. Y en mi opinión creo que David tenía que haber ido a Pamplona porque tiene capacidad para ir con cualquier corrida, allí no va ninguna mala y además pagan bien», destaca. ¿Qué pasa con Miura? «Los toreros que triunfan se abren las puertas en las ferias pero en el segmento de las corridas duras, desplazando a toreros que también tienen capacidad para este tipo de ganaderías».