El cantante y la rejoneadora, protagonistas del mano a mano de Cajasol
El cantante y la rejoneadora, protagonistas del mano a mano de Cajasol - JM SERRANO
MANO A MANO

Lea Vicens y Bertín Osborne comparten vivencias sobre el toro y el caballo en un divertido encuentro

El cantante Bertín Osborne y la rejoneadora Lea Vicens protagonizan un nueva cita de los Mano a mano de la Fundación Cajasol

Actualizado:

La presentación y la salida al escenario de los invitados fue algo diferente a la habitual pero el Teatro Cajasol volvió a llenarse. Bertín Osborne y Lea Vicens con «El toro y el caballo» como tema central colgaron de nuevo el cartel de no hay billetes. «Solo falta un poco de vino», señaló el artista y cantante al ver el aforo lleno.

La edición número 53 de los Mano a mano giró en torno a las vivencias de ambos protagonistas en torno al caballo. Fue una charla muy amena y distendida plagada de anécdotas. «Soy Sagitario, soy medio caballo, he nacido montado en uno y soy parte de ellos. Veo la vida de otra manera montado en uno ya que es una poesía montar a caballo por el campo», comentó Bertín.

La rejoneadora francesa habló de su relación con los caballos. «Son más que animales, son mis amigos, mi herramienta de trabajo, mi obra de arte, los conoces perfectamente y ellos a ti», aseguró Lea Vicens. «El caballo se acerca a las personas y en el caso de Lea cuando se está todo el día con ellos puede ser que la reconozcan. Los caballos y las yeguas tienen su propia personalidad», añadió Bertín.

Y la rejoneadora apuntó un matiz. «Los caballos que tratamos todos los días llegan a conocer a cada persona ya que son los que los miman, los que los montan y los cuidan».

El moderador del encuentro, José Enrique Moreno, preguntó a Bertín Osborne si se había atrevido a rejonear. «Sí, sí, pero fue una catástrofe total. Lo hice con Fermín (Bohórquez) padre pero se reía muchísimo. He convivido con muchos toreros y su profesionalidad está fuera de duda pero la dedicación de Lea con sus caballos es increíble, no he visto a nadie que le dedique más horas, muy mal se le tiene que dar para que no le salga bien. Tiene una dedicación absoluta», señaló el cantante.

¿Cómo debe ser la doma? «Mi concepto es que el caballo se entregue, no forzarlo, así que entra el sentimiento, la cabeza, la inteligencia», apuntó Lea. «Los caballos aprenden por repetición», argumentó Bertín, «así que es mucho mejor por la paz que por la fuerza, no se debe pegar a un caballo nunca porque supone un peligro para ti y para todos».

Ambos coincidieron en la necesidad de tener paciencia y mucha mano izquierda. «Un caballo que se entrega es para siempre, los que son no te puedes pelear con ellos porque son más fuertes que tú», señaló Bertín.

¿Hay caballos imposibles? «He tenido uno en mi carrera que lo era porque se levantaba de manos y hasta te intentaba pisar, era un delincuente», comentó Lea. «Habría que ver qué le había pasado a ese animal antes de llegar a tu cuadra», matizó Bertín.

También se habló de la relación del cantante con la ganadería brava. «Me he criado con una ganadería en mi casa que se lidiaba a nombre de mi madre, María Teresa Osborne. Hoy es la de Dolores Aguirre», subrayó antes de contar que sigue siendo el propietario del hierro. «Mi familia vendió la ganadería pero no el hierro así que quedé con Dolores que yo herraría caballos y no toros y viceversa», aseguró, además de contar sus peripecias como «ganadero» de la mano del torero Martín Pareja Obregón.

Lea comentó su llegada a España tras estudiar Biología y cómo se empeñó en rejonear así como su relación con la familia Peralta. «Ángel más que maestro era un genio, me enseñó todo y cuando entrenaba 18 horas me decía que tenían que ser 20. Creía en mí y en mi sueño. Fue un momento histórico cuando volvió a montar para mi alternativa. Si no hubieran estado los Peralta conmigo no lo habría logrado», señaló además de rememorar cómo compró su primer potro, «Gacela», que actualmente está en su cuadra.

Vivencias compartidas

Hubo tiempo para hablar de política a pesar de que la pregunta del moderador no estaba relacionada con ella. «¿No tienes miedo de estar aquí?» en referencia a las posibles críticas por participar en un acto taurino. «El día 28 hay que votar con la cabeza y no con el corazón. Hay que votar a quienes defienden España, nuestras costumbres y nuestra manera de vivir», setenció Bertín Osborne que arrancó una ovación.

El cantante y artista se sinceró. «Soy claro y no me importa decir lo que pienso, puede que media España no me pueda ni ver, pero esos no son mi público, no comprarán mis discos ni verán mi programa de televisión», aseguró. A lo que Lea apostilló: «Hay que hacer un esfuerzo para la gente que te quiere no para el que no te quiere».

También hubo preguntas directas para la rejoneadora. ¿Te ha beneficiado ser mujer para liderar el escalafón durante dos temporadas? «Creo que el toro no me ha preguntado por esto nunca», aseveró Lea Vicens, aunque sí reconoció que «el público está más sensible tanto para bien como para mal a pesar de que ha toreado con todas las figuras y en todas las plazas importantes».

La charla continuó con la visualización del videoclip que ambos han protagonizado con la canción «Yo debí enamorarme de tu madre» y las vivencias en México antes de que Bertín Osborne echara mano de sus dotes de presentador y acabara haciendo preguntas a su compañera de escenario.