NFL

Las colosales cifras de la Super Bowl LIII

Actualizado:

New England Patriots y Los Ángeles Rams se juegan este domingo el Trofeo Vince Lombardi en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta. Es la Super Bowl, un evento único que trasciende lo meramente deportivo y que cada año se convierte en el mayor espectáculo de los Estados Unidos.

En 2019 se celebra la 53 edición de la gran final del fútbol americano, la Super Bowl LIII, y las cifras que se manejan en esta cita vuelven a ser gigantescas.

Según un estudio de Rebold, empresa especializada en marketing y comunicación, se estima una audiencia global de 188 millones de espectadores. Solo en Estados Unidos, se espera un share del 68 %.

Como es habitual, el descanso del partido seguirá copando las audiencias más altas, tanto por el show del entretiempo (este año será del grupo Maroon 5) como por los anuncios. Según Rebold, los anuncios son la parte más interesante de la Super Bowl para el 24 % de la audiencia. La emisión de un spot de 30 segundos cuesta cinco millones de dólares.

Gracias a estas cifras, la NBC, cadena responsable de la emisión de la Super Bowl, logró ingresar 534 millones de dólaresdurante el encuentro, a los que hay que sumar otros 115 millones de dólares por los anuncios previos y posteriores a la Super Bowl.

Las cifras que genera la Super Bowl son también astronómicas en las redes sociales. El año pasado se generaron 414 millones de interacciones. Sólo en Twitter, Facebook e Instagram hubo 107,7 millones de interacciones alrededor del partido. En 2018, los cinco principales anuncios del año pasado representaron la mayoría (56%) de todos los anuncios de video compartidos en Youtube durante la Super Bowl.

En cuanto al consumo, los datos son muy reveladores. Rebold estima unas ventas de 1.300 millones de dólares de cerveza, 979 millones de dólares de refrescos, 597 millones de vino, 405 millones de bebidas alcohólicas y 348 millones de dólares de agua embotellada durante la emisión del partido. Eso, en bebida. Si se habla de comida los datos también son espectaculares: 278 millones de dólares en patatas fritas, 224 millones en nachos, 198 millones en pizzas preparadas, 81 millones en ensaladas, 80 millones en alitas de pollo, 62 millones en aguacates para preparar guacamole y 60 millones de dólares en sándwiches.