El Peugeot 2008 DKR de Carlos Sainz
El Peugeot 2008 DKR de Carlos Sainz - Red Bull
Dakar 2016

Un coloso para ganar el Dakar

Peugeot desvela los colores definitivos del 2008 DKR, el coche con el que Carlos Sainz quiere lograr su segunda victoria en la gran prueba de resistencia

Actualizado:

A menos de un mes para el inicio del Dakar 2016 el equipo Peugeot ha desvelado los colores definitivos de su espectacular 2008 DKR, el vehículo con el que la marca del león aspira a ganar la gran prueba de resistencia 25 años después de su último triunfo. En ese equipo volverá a estar Carlos Sainz, piloto en el que Peugeot confió el año pasado para poner en marcha el proyecto tras una larga ausencia como equipo oficial.

El madrileño tuvo un abandono prematuro en 2015 al sufrir un accidente en la quinta etapa. Tampoco el coche, un colosal y deslumbrante buggy con tracción trasera y 350 CV, estaba lo suficientemente maduro en el año de su debut, por lo que será este año cuando Sainz afronte con garantías la consecución de su segundo Dakar (el primero lo ganó en 2010, con Volkswagen).

«Durante los tests el coche ha demostrado estar libre de problemas», explicaba este jueves Sainz durante un encuentro en la fábrica de Peugeot Sport, a las afueras de París. «Su potencial es mucho más elevado que el que tenía el vehículo del año pasado a estas alturas y su fiabilidad es también muy satisfactoria. En el Rally de Marruecos pudimos comprobar que vamos en la dirección adecuada».

Los cuatro pilotos del Peugeot 2008 DKR
Los cuatro pilotos del Peugeot 2008 DKR - Peugeot Sport

Sainz se refirió a los principales cambios que ha sufrido un coche muy inestable en su estreno, y que convirtieron el pasado Dakar en una auténtica prueba de esfuerzo: «Se ha conseguido un coche más ancho y con el peso más bajo; se han hecho cambios en las suspensiones, en la aerodinámica y, sobre todo, en el motor. Hemos conseguido mucha más potencia. También el neumático es nuevo y mucho más optimizado para lo que demanda una prueba como el Dakar».

Sainz compartirá equipo con tres monstruos del automovilismo francés: Stephane Peterhansel (once veces campeón del Dakar), Cyril Despres (cinco victorias absolutas en la categoría de motos) y Sebastian Loeb (nueve veces campeón del mundo de rallys). Será el único extranjero en tierra hostil, aunque confía en su experiencia para que al final sean ellos los que trabajen para él. «Si voy por delante de ellos no habrá órdenes de equipo contra mí».