El irlandés Conor McGregor, el luchador más mediático de MMA
El irlandés Conor McGregor, el luchador más mediático de MMA - REUTERS
Artes Marciales Mixtas

Conor McGregor repasa su etapa futbolística: «Era eficiente, hábil y devastador, como en la lucha»

La estrella irlandesa de artes marciales mixtas analiza con la FIFA su época de jugar de fútbol y alaba a su amigo Cristiano Ronaldo: «Su disciplina integral, su actitud perfeccionista y la dedicación a su oficio es inspirador»

Actualizado:

La de Conor McGregor y las artes marciales mixtas (MMA) es una relación totalmente recíproca y nutritiva. Por una parte, el irlandés ha conseguido forjarse una carrera deportiva extraordinaria y se ha embolsado varios millones de euros gracias a la enorme cantidad de aficionados que arrastran sus combates. Por otra, las MMA han aumentado su interés mediático gracias a la figura de McGregor, un embajador controvertido, que no deja indiferente a nadie, pero que los números indican que es rentable del todo.

Tanto ha aprovechado sus emolumentos el luchador irlandés que en apenas un lustro pasó de ser un humilde fontantero que cubría sus gastos a través de bonos sociales a ser uno de los deportistas que encabezaban la lista Forbes debido a sus millonarios ingresos. Poco a poco, se fue conociendo la historia de McGregor, un joven irlandés aficionado al Manchester United que quería ganarse la vida dando patadas a un balón de fútbol. Sin embargo, la vida le llevó por otros derroteros, y acabó por ganarse el jornal dando patadas a sus rivales dentro de un octógono, el de la Ultimate Fighting Championship (UFC).

Y debido a ese pasado futbolero, la FIFA, organismo que rige el fútbol mundial, ha querido entrevistar al peleador irlandés. Lo cierto es que, en los últimos tiempos, la vida de McGregor se ha visto envuelta en la polémica debido a su impetuosa forma de actuar. Sin embargo, durante la celebración de San Patricio, el de Dublín quiso avisar de que su regreso a la jaula de la UFC puede estar cerca, quizá para el verano, cuando finaliza la sanción impuesta tras la gresca formada en el UFC 229, cuando fue derrotado por Khabib Nurmagomedov.

«Cualquier niño o niña puede ser jugador de fútbol, médico, científico, astronauta o músico si lo desea lo suficiente y mantiene ese único objetivo»

En la entrevista, publicada en la web de la FIFA, McGregor comienza repasando sus inicios como pateador de balones, reconoce que durante su juventud le gustaba el fútbol, que jugó de delantero y de centrocampista y se define como «eficiente, devastador y hábil», similar a su «estilo de lucha». Tambien cuenta que las habilidades aprendidas a esa edad jugando al fútbol, como el trabajo en equipo, el liderazgo, el compromiso, la dedicación y la disciplina, sin duda que se transfirieron a su «vocación deportiva de combate».

El meteórico ascenso deportivo de McGregor hasta abrocharse dos cinturones en la UFC, peso pluma frente a José Aldo y peso ligero frente a Eddie Álvarez, viene acompañado de una mentalidad ganadora que ha sido analizada en varias ocasiones por profesionales de la psicología. «Creo que cualquiera puede hacer cualquier cosa si cree en su objetivo y está dedicado a su oficio. Esto se aplica a un niño o niña que quiere ser jugador de fútbol, médico, científico, astronauta o músico. ¡Sea lo que sea, puedes tenerlo! Solo tienes que desearlo lo suficiente y mantener ese deseo con un objetivo único», cuenta McGregor.

«Ibrahimovic quiere ser el McGregor del fútbol»

McGregor nació en 1988 a las afueras de Dublín, pero su equipo predilecto siempre ha sido el Manchester United, aunque explica que él siempre ha sido más de jugar que de ver partidos. De hecho, recuerda una imagen en la que sale de crío vistiendo una curiosa elástica del club ingles. «Yo era más un jugador que un observador en aquel entonces, pero el Manchester United era mi equipo. El otro día que me encontré con una vieja foto mía vistiendo esa infame camiseta gris del United, que compré con el dinero de mi primera comunión a los ocho años de edad. Veo a mi hijo cuando miro esa foto. Me encantaría saber dónde está ahora. ¡Una verdadera camiseta de fútbol "Notoria"!».

«The Notorious», como es apodado el irlandés por su excéntrica manera de ser, apunta que lo que le atrajo del United fue «el éxito y la mentalidad ganadora» del club. También «leyendas irlandesas como Denis Irwin y Roy Keane estaban dedicadas a su oficio y tenían esa mentalidad ganadora». Cuenta que Roy Keane «fue uno de los mejores centrocampistas que ha visto el fútbol europeo». Además, piropea al legendario Sir Alex Ferguson. «Tener tanto éxito en un período tan largo es extraordinario y es algo a lo que sigo aspirando. Y lo hizo convirtiendo a los jóvenes en estrellas y no gastando y gastando como algunos de estos otros gerentes. Le deseo lo mejor a él y su familia».

No hace tanto tiempo que salió a la luz una foto en la que Cristiano Ronaldo y Conor McGregor posaban en un gimnasio de la UFC. Es conocida su relación de amistad y la pasión del astro portugués por las MMA. Por eso McGregor no escatima en elogios: «Cristiano es un emprendedor, una persona y un atleta fenomenal. Su disciplina integral, su actitud perfeccionista y su dedicación a su oficio es inspirador y ha inspirado a muchos niños pequeños a jugar al fútbol», comienza diciendo. Y recuerda la reciente remontada en la vuelta de los octavos de final de la Champions frente al conjunto colchonero. «Mire lo que ha hecho recientemente con 34 años, un 'hat-trick' bajo las luces cuando la presión era enorme. Y ante el Atlético de Madrid, uno de los mejores bandos defensivos de Europa. ¡Eso es inspirador! Ambos somos atletas disciplinados en la cima de nuestro juego», apostilla.

No son pocas las voces que han hecho el símil entre Zlatan Ibrahimovic y Conor McGregor debido a su chulesca y carismática actitud y su enorme peripecia a la hora de desenvolverse ante las cámaras y los micrófonos. «Respeto a Zlatan y su mentalidad positiva de triunfo, pero aclaremos esto: ¡solo hay un Conor McGregor! Zlatan Ibrahimovic está tratando de ser el Conor McGregor del fútbol. Buena suerte para él», sostiene el irlandés, que invita a un encuentro tanto al sueco, cinturón negro de taekwondo, como a otra estrella emergente, Paul Pogba: «Son bienvenidos a entrenar conmigo cuando lo deseen».