España5-10Italia
Pincha en el marcador para desplegar

WaterpoloEspaña, subcampeona del mundo tras caer contra Italia

La selección femenina, honrosa plata ante una Estados Unidos de leyenda

La lección del waterpolo español

Actualizado:

Los recuerdos del oro en Fukuoka 2001 apenas era unas líneas borrosas en las memorias de los jugadores de esta selección joven y casi sin pasado. Tampoco tenían en sus brazos las cicatrices de la final perdida en Roma 2009 contra Serbia. Por eso, esta España quería su propia historia dorada, por ellos y por todos los jugadores de generaciones anteriores que jugaron a través de ellos. Pero toda la efectividad de los partidos anteriores se diluyó en el más importante. Secadas las ideas por una Italia que leyó de maravilla los puntos débiles de la selección española.

Después de batir a Hungría, Serbia y Croacia, toda la energía se centró en Italia. También los nervios, pues para nueve de los trece jugadores era la primera final de un campeonato del mundo. Y por muchas ganas que tengan, también había presión. La pelea fue eléctrica en los primeros minutos. Intensidad, contragolpes, defensas férreas, concentración y dificultades de unos y otros para penetrar en la muralla del rival.

Solo desde fuera, a torpedo desde la distancia consiguieron unos y otros descerrajar la portería contraria en el primer cuarto. La veteranía de Felipe Perrone, uno de los cuatro que permanecen de aquella final perdida en Roma hace diez años, impuso su criterio cuando los demás no se atrevían a probar lanzamientos. Sus dos tantos mantuvieron la igualdad en el marcador. Muestra de los nervios, el penalti desaprovechado por Alberto Barroso, que no había fallado ni uno solo de los seis anteriores. Esto era una final.

Había que frenar a Gonzalo Echenique, Figlioli, demasiados brazos potentísimos y efectivísimos en las superioridades, pues fue gol en cada ocasión en la primera parte. La ventaja se iba en el segundo cuarto por 5-2, y David Martín, desde el bordillo, gesticulaba hacia sus jugadores para aumentar la presión en la retaguardia y, sobre todo, que tuvieran más paciencia a la hora de lanzar. Italia tapaba con mordiente y los disparos desde la lejanía se perdían en la nada en cada jugada de superioridad. Solo dos de ocho. Ninguna en igualdad. Seis minutos sin marcar.

El tiempo muerto pedido por el seleccionador logró imponer cierta calma en los brazos españoles. A la contra, penalti convertido por Munarriz para levantar el ánimo.

Pero los brazos continuaron muy temblones, sin munición. Sin ángulo ni peligro. Y conforme pasaban los minutos, la desesperación también se hizo presente. Nubladas las ideas y sin sensaciones de poder revertir la situación. Porque todo lo que no salía en una portería, parecía fácil en la contraria. Italia marcaba desde la boya y de jugada, desde lejos y de contragolpe. Un parcial de 3-0 dio tranquilidad a los italianos, que recuperaron además la efectividad de su portero, Marco del Lungo (76 % de efectividad).

Mallarach acortó distancias para secar una sequía demasiado larga. Quedaban ganas de revancha en los más veteranos. Pero las ideas en la pizarra no se materializaban en el agua, ni siquiera a la contra. E Italia, comodísima y ampliando la ventaja hasta los cinco tantos, distanció todavía más la defensa. Se había dado cuenta de que a España le temblaba la mano en los lanzamientos y puso una barrera a varios metros de Del Luengo. No obstante, cuando llegaba un disparo entre los tres palos, ahí estaba el portero italiano, imponente.

A falta de un minuto, Italia pidió tiempo muerto, un detalle que no sentó demasiado bien a los jugadores españoles porque solo lo utilizaron para sacar a los que menos minutos habían tenido y para comenzar a celebrar un oro ganado con superioridad. Demasiado para esta selección española que mostró un waterpolo de postín, mojada la pólvora en el partido definitivo. España vuelve a chocar con su límite. David Martín tendrá que ganarse otra oportunidad de quitarse la espina de Roma 2009. Y Fukuoka va quedando cada vez más lejos.

Actualizado:Actualizar

¡Muchas gracias por seguir el directo con nosotros y les invitamos a seguir informados a través de ABC.es!

Italia se lleva su cuarto campeonato del Mundo y repite el resultado de hace 25 años, en Roma 94.

Final del partido.

Al límite de la posesión llegó el décimo de los italianos, 5-10.

GOOOOOOOOL DE ESPAÑA, OTRO DE BLAI MALLARACH, 5-9.

Quedan menos de cinco minutos para el final e Italia va ganando de cinco...

Reaparece Pietro Figlioli con un lanzamiento que se desvía...

Stefano Luongo pone el noveno gol del encuentro, el segundo firmado por el jugador italiano, 4-9.

¡Comienza el último cuarto! España intentará recortar distancias.

Final del tercer cuarto.

GOOOOOOOOOOOOL DE ESPAÑAAA, GOL DE BLAI MALLARACH, 4-8.

Córner a favor de los italianos...

Francesco Di Fulvio, que aparece por sorpresa firma el octavo gol de los italianos, 3-8.

Gol de Vicenzo Dolce, el segundo tanto del italiano que pone el 3-7 en el marcador.

PARADÓN DE DANI LÓPEZ PINEDO, el español ha frenado el lanzamiento de Pietro Fligioli.

Italia suma distancias con el gol de Icardi que pone el 3-6.

Álvaro contra Marco Del Lungo, lanzamiento que bloquea el portero italiano.

Esprint del tercer cuarto que se vuelve a llevar Italia gracias Pietro Figlioli.

Final del segundo cuarto.

GOOOOOOOOOOOOL DE ESPAÑAAAAA, GOOOOOL DE ALBERTO MUNARRIZ, 3-5

Penalti a favor de España que lanzará Alberto Munarriz.

Mal trago para España este segundo cuarto...

Tiempo muerto que pide David Martín.

Otro gol de Vincenzo Renzuto que adelanta el marcador rival, 2-5.

Gol de Italia, llegó el 4, por Vincenzo Dolce.

Pietro Figlioli adelanta el marcador, 2-3.

Da comienzo el segundo cuarto con esprint de los italianos.

¡No pudo ser! La paró el cancerbero italiano.

Penalti sobre Miguel de Toro, que lanzará Alberto Barroso.

GOOOOOOOOOOOOL DE FELIPE PERRONE, empata España el marcador, 2-2.

Llegó el segundo de los italianos, de parte de Chalo Echenique, 1-2.

Sensacional el combinado nacional que busca el 2-1.

¡GOOOOOOOOOOOL DE ESPAÑA! Primer gol de Felipe Perrone que iguala el luminoso, 1-1.

Primer gol del conjunto italiano, de parte de Stefano Luongo, 0-1.

El primer esprint de Italia.

Todo preparado para que arranque esta histórica final.

¡Ya suenan los himnos nacionales de ambas selecciones!

La última final mundialista de España fue en Roma, 2009. Una travesía larga pero que ha finalizado con la llegada de David Martín al banquillo.

El combinado nacional aspira a conseguir el oro como ya lo hizo en el Mundial de Perth 1998 y Fukuoka 2001, y en los Juegos de Atlanta 1996.

Será la sexta final mundial que jueguen los españoles, la primera desde hace 10 años.

Ver más