Gimnasia artística

Gervasio Deferr desmitifica el ejercicio viral de Katelyn Ohashi

El doble campeón olímpico cree que la rutina está lejos del nivel de unos Juegos Olímpicos: «El baile es muy llamativo, pero los saltos no son de lo más complicado»

Actualizado:

Gervasio Deferr, doble campeón olímpico en gimasia artística (Sidney 2000 y Atenas 2004) ha desmitificado el vídeo viral de Katelyn Ohashi durante un ejercicio de suelo en un torneo universitario (31 millones de visitas en menos de dos días). En una entrevista en El Partidazo de Cope, Deferr, ya retirado de la alta competición, valoró que el ejercicio «no es malo», pero es incomparable a uno de Juegos Olímpicos. «El baile es muy llamativo, pero Biles lleva haciendo esos saltos años. Ohashi solo realiza tres series acrobáticas y no son de lo más complicado».

Para el exgimnasta, la nota máxima recibida por Ohashi durante la actuación es debido al show que se monta en Estados Unidos con este tipo de concursos gimnásticos: «En la gimnasia olímpica no se da el diez. El tope de la nota máxima ya acabó en los torneos oficiales y olímpicas. Si se da en Estados Unidos es por el espectáculo. Les encanta este tipo de cosas porque además hace que la gimnasia sea un deporte muy seguido. No les va mal, porque su equipo nacional es muy potente, pero está alejado de la realidad».

Deferr considera que Ohashi no tendría nivel para competir con Biles y compañía: «No es por desmerecer, pero esta chica no podría acceder en ningún caso al equipo nacional. No estaría entre las cinco mejores gimnastas en suelo de Estados Unidos. En el pasado pudo competir con Biles, pero se retiró y ahora el nivel de Biles es otra cosa».

El vídeo de la rutina de Katelyn Ohashi en un torneo universitario en Anaheim ha sido una sensación mundial en los últimos días. La gimnasta, de 21 años, se retiró de la alta competición hace tres años, cansada de las lesiones y de la presión que sentía al competir. Comenzó la carrera de estudios de género en UCLA y se apuntó al equipo de gimnasia de la universidad. No compite por medallas, pero ha conseguido ser feliz practicando su deporte favorito.