Gisela Pulido
Gisela Pulido - Instagram
Polideportivo

Gisela Pulido quiere una medalla olímpica

La deportista cambia el kitesurf estilo libre, en el que ha sido diez veces campeona del mundo, por el de velocidad para aspirar a los Juegos

Actualizado:

La catalana Gisela Pulido, diez veces campeona del mundo de 'kitesurf' (tabla con cometa) en la modalidad de estilo libre, cambiará a la de velocidad y comenzará a prepararse para los Juegos Olímpicos de París 2024 una vez finalizado el proyecto de surf que emprendió hace unos meses.

Pulido, de 24 años y afincada en Tarifa (Cádiz), tendrá como objetivo principal a partir de 2020, a lo sumo, la preparación olímpica y se plantea participar en pruebas del circuito de 'hidrofoil', equipamiento con el que se desarrollarán las competiciones de velocidad elegidas para el estreno de este deporte en la cita parisina.

En declaraciones a Efe, Pulido dijo este miércoles que representar a España en unos Juegos es lo que le haría «más feliz»; y adelantó que podría empezar a compaginar el inicio de la preparación del sueño olímpico a seis años vista con la finalización de su proyecto de surfear las olas más grandes del mundo, en el que sigue inmersa.

La deportista comentó que se plantea primero una adaptación, con «mucho entrenamiento» y la incursión en algunas carreras, y a partir de ahí, dedicarse «más a la competición», aseveró.

La tabla de 'hidrofoil' no es nueva para Gisela, que ya la conoce de temporadas anteriores, por lo que tiene «una base», dijo, y «no sería empezar desde cero», lo que es, a su juicio, un «punto a favor», destacó.

Después de diez títulos de campeona del mundo de estilo libre, la deportista abandonó hace dos años el Mundial de esta disciplina, al perder visibilidad y reducirse el número de pruebas, por lo que no está motivada, reconoció.

Afirmó que le parece «mejor» el sistema de competición de velocidad porque el estilo libre «era muy subjetivo», ya que «para unos jueces ganaba una, y para otros ganaba otra»; y en las carreras «quien llega primera gana» y «no hay discusión» sobre los méritos contraídos.