Natación

Mireia Belmonte, un «estilo único» para seguir ganando metales

La española aspira a lograr hoy su tercera medalla en el Mundial en la final del 800 libres

L. MARTA
Actualizado:

Desde hace dos días, nadie puede discutir ya que la reina absoluta de la mariposa es Mireia Belmonte. Campeona de Europa, Olímpica y Mundial en los 200 metros de ese complicado estilo, la catalana confía en mantener la sonrisa hasta el final del campeonato, en el que aún le quedan otras dos opciones de subir al podio.

Para entender el éxito de Belmonte, hay que mirar a sus orígenes. Nadar a mariposa requiere de una técnica muy difícil que solo un puñado de nadadores puede realizar con la suficiente destreza como para luchar por las medallas.

«Nadar a mariposa no es algo natural, por lo que creo que hay que tener un don especial para poder hacerlo tan bien como ella. Se necesita mucha fuerza y resistencia y Mireia la tiene. Si te fijas bien, es muy buena con los movimientos mecánicos del cuerpo, apoyándose en la cadera», explicar Jordi Murio, exentrenador de la catalana. Él la conoce como pocos, pues juntos iniciaron esta aventura que cada día acumula nuevos éxitos. Hoy (17.30 horas, Teledeporte), Mireia Belmonte aspira a ganar una nueva medalla en los 800 libres. Otro prueba de fondo en la que Katie Ledecky volverá a ser su gran rival por el oro.

«Con la madurez y el desarrollo del cuerpo ha ido puliendo los detalles, aunque lo que más destacaría de Mireia es su capacidad de aguante en los últimos metros. Es ahí donde saca a relucir esa fuerza que tiene dentro y que muy pocas nadadoras consiguen mantener hasta el final de la prueba», apunta Murio.

El técnico está convencido de que la deportista continuará sumando metales durante muchos años. «Irá ganando títulos y alcanzando objetivos hasta Tokio. Hasta que no tenga lo que quiere, no parará y seguro que ya está pensando en esos pocos retos que aún le quedan por conseguir». Lograr otra medalla de oro antes de que acabe el Mundial es uno de ellos. Además de la final del 800 libres de esta tarde, la catalana nadará podría nadar mañana la final del 200 estilos.