Mireia Belmonte se lanza al agua en este Mundial de Budapest
Mireia Belmonte se lanza al agua en este Mundial de Budapest - EFE

Natación | Mundial de BudapestÚltima bala para Mireia Belmonte

La española se lanza hoy al agua para intentacar clasificarse para la final del 400 estilos, que disputaría por la tarde

Actualizado:

Exigente cada día de entrenamientos, también lo es en las competiciones. Por eso se entrega a fondo en todas. «Si una falla, tienes opciones de que salga bien en otra», explicaba Mireia Belmonte antes de llegar a Budapest. Es su forma de entender la excelencia: apostar por hasta seis pruebas en una semana de Mundial. Un desgaste extraordinario al alcance de muy pocos deportistas. Hoy tiene la última carrera, y no por ello se va a relajar. La nadadora española no se entiende sin esa capacidad de superarse en cada brazada. Y esta mañana se lanza al agua para, primero, clasificarse para la final del 400 estilos. Si lo consigue, intentará capturar la última medalla.

Con las energías muy justas, se enfrenta a una prueba tan exigente como ella: 400 estilos, que aúna la velocidad en cada largo, y la adaptabilidad del cuerpo a cada modalidad (mariposa, espalda, braza, crol). Su palmarés muestra que es una de las mejores: plata europea en Berlín 2014, plata mundial en Barcelona 2013 y bronce olímpico en Río 2016.

Quiere irse de Budapest con otra alegría, una tercera medalla que igualaría, en número, a las que conquistó en Barcelona, pero que superaría en calidad por el oro del 200 mariposa. Quiere irse de Budapest, sobre todo, ofreciendo su cara más competitiva, aunque las fuerzas ya escaseen y los días pesen en las piernas, la cabeza y el ánimo. Hoy es su última bala y tratará de no desperdiciarla. Un último gran esfuerzo para esta nadadora que siempre lo quiere todo.