Stephane Peterhansel, durante la cuarta etapa
Stephane Peterhansel, durante la cuarta etapa - Reuters

Peugeot, con paso firme

Peterhansel lidera el triplete en la cuarta etapa para la marca francesa, con Sainz y Loeb a su espalda. Barreda vuelve a perder la etapa en los despachos

Actualizado:

Peugeot volvió a brillar y copó el podio con Stephane Peterhansel, Carlos Sainz y Sebastien Loeb en los coches, mientras que Joan Barreda cedió su triunfo en pista a su compañero de equipo Honda, el portugués Paulo Gonçalves, por una nueva sanción, durante la cuarta etapa del Dakar que inició la primera prueba maratón en territorio jujeño.

Peugeot sigue su andar sin frenos tras sellar un podio completo con Stephane Peterhansel como ganador y Carlos Sainz segundo, apenas 11 segundos detrás.

Con un quinto lugar en la clasificación general, Sainz logró una gran remontada después de sufrir un pinchazo en la rueda trasera izquierda al comienzo de la especial.

«Hemos ido bien y vamos a buen ritmo. Pinchar en el Dakar es algo relativamente normal, lo que no es normal es perder 14 minutos y medio con un problema en el motor que todavía no sabemos qué fue», comentó tras dejar su Peugeot en el parque cerrado de Jujuy.

Por su parte, Sebastien Loeb finalizó tercero en la especial a 27 segundos y continúa como líder de la clasificación general que tiene a la marca francesa como amplio dominador.

«Ha sido bastante larga, pero menos intensa que las etapas anteriores. Ha habido muchos cambios de ritmo, así que no ha sido fácil permanecer concentrados. Nos hemos despistado a ratos y hemos dado uno o dos frenazos en seco en los cruces porque aunque Daniel lo estaba haciendo muy bien yo iba a tope», reflexionó Loeb.

Después de completar esta primera etapa maratón de 429 kilómetros por el territorio jujeño, los coches permanecerán en el parque cerrado para partir este jueves hacia la ciudad boliviana de Uyuni.

Otra sanción a Barreda

En tanto, el portugués Paulo Gonçalves (Honda) se adjudicó la etapa de hoy y es el nuevo líder de la general de motos, después de que el español Joan Barreda (Honda), que marcó el mejor tiempo, fuese penalizado por exceso de velocidad.

Barreda fue sancionado con cinco minutos y esa sanción le retrasó a la cuarta posición de la etapa, sobre un recorrido cronometrado de 429 kilómetros.

«Pese a la sanción, fue un buen día porque la moto ha quedado entera. Al final hay que quedarse con la clasificación del día, que es un cuarto puesto y está muy bien», dijo Barreda tras regresar al campamento.

«En el primero de los 30 radares que teníamos hoy saltó la alarma de exceso de velocidad. Estamos llevando un ritmo muy alto y veníamos de una zona muy rápida de más de 170 kilómetros por hora, y no llegué a bajar la velocidad», reconoció.

Paulo Gonçalves pasó a ser el vencedor de la etapa y también el líder de la clasificación general, mientras que el portugués Ruben Faria (Husqvarna) fue segundo y el piloto argentino Kevin Benavides (Honda) terminó tercero, por delante del australiano Toby Price (KTM).