Twitter: @celiabarquin / ABC | Vídeo: Celia Barquín, asesinada en Iowa

El presunto asesino de Celia Barquín llevaba tres años acumulando peligrosos antecedentes policiales

Collin Daniel Richards es el primer detenido por la muerte de la golfista española

MadridActualizado:

La muerte de Celia Barquín Arozamena ha pintado de negro la crónica deportiva de hoy martes tras confirmarse que fue asesinada en las proximidades de campo de Coldwater, en Ames, Iowa (Estados Unidos). La policía de esta localidad ha explicado en un comunicado que recibieron el aviso de una «circunstancia sospechosa» a las 10.24 (hora local) del lunes cuando un grupo de golfistas encontró una bolsa «sin nadie cerca».

En ese mismo comunicado, la policía señala como primer detenido a Collin Daniel Richards, de 22 años, a quien imputan un delito de asesinato en primer grado después de, presuntamente, agredir y acabar con la vida de la golfista cántabra.

Tras este comunicado, numerosos medios locales han aportado nuevos datos con respecto al detenido, a quien atribuyen numerosos antecedentes. Según «We are Iowa», Richards fue acusado en enero de 2015 de intimidación con arma. «Según la denuncia penal, Richards estaba en una estación de servicio cuando intentó robar dos bebidas energéticas. Los empleados lo atraparon y, cuando lo detuvieron, supuestamente Richards dijo a los trabajadores que regresaría al lugar y dispararía», señala este medio.

Después, en septiembre de 2017 y en julio de este mismo año protagonizó altercados «menores» pero que ya evidenciaban una escalada violenta. En septiembre del año pasado protagonizó un altercado en casa de sus abuelos, donde provocó daños valorados en 200 dólares, y hace solo unos meses acabó en comisaría tras una intoxicación provocada por un consumo excesivo del alcohol.

A sus 22 años, Collin Daniel Richards vivía en una espiral conflictiva que ha encontrado en Celia Barquín Arozamena su primera víctima.