Rally Dakar

El primer coche eléctrico que termina el Dakar es español

El vehículo llegó a superar a coches convencionales de gasolina y se construyó en Vilanova del Vallés

Actualizado:

El Acciona 100% EcoPowered ha hecho historia en el Rally Dakar 2017 al convertirse en el primer vehículo eléctrico que completa el raid más duro del planeta, un hito culminado a manos de los argentinos Ariel Jatón y Germán Rolón. El coche se fabricó en Vilanova del Vallés (Barcelona).

El Acciona, único coche eléctrico de los 79 inscritos en esta edición, ha demostrado su fiabilidad en las condiciones más extremas. Este era el principal objetivo de la empresa española, cuya misión siempre ha sido aportar visibilidad a la defensa del medioambiente y defender la lucha contra el cambio climático.

El automóvil, que ha despertado la curiosidad del resto de pilotos del Dakar, es el resultado de un trabajo de investigación y desarrollo liderado desde 2012 por el Departamento de I+D+i y fabricado en Vilanova del Vallés, una localidad situada a 30 kilómetros de Barcelona.

«Si un coche eléctrico puede hacer el Dakar, para la vida real es más que suficiente», explicó Jatón a Europa Press antes del Dakar. Dos semanas después, doce etapas en su espalda y más de 70 horas de conducción han permitido este éxito del Acciona.

El vehículo español, que completó la última etapa en la 45º posición -por delante incluso de los coches convencionales de combustión- ya logró terminar las ediciones de 2015 y 2016 del Rally de Marruecos. «Esto no es un juego, nosotros vamos en serio», dijo Jatón, cuyo coche ha tenido el hándicap -y la consecuente demora de tiempo- de tener que parar para recargas sus baterías.